Lunes, 18 de diciembre de 2017

El Geolodía, jornada de referencia para la divulgación de la geología

Este fin de semana se celebran en toda España jornadas dedicadas a la divulgación de la geología en el campo
Zona de Los Calderones, ruta para el Geolodía León. Foto: J. F. Lozano

Hace ya más de una década que existe en España el Geolodía, una iniciativa de divulgación de la geología que se celebra cada año en mayo y que se ha extendido por toda la geografía nacional con un éxito rotundo y creciente. La idea es sencilla, una excursión al campo a la que se puede apuntar cualquier ciudadano de forma gratuita y que está guiada por expertos que descubren los secretos del terreno a través de su mirada especializada.
 
Este fin de semana se volverá a celebrar y será más multitudinario que nunca. Un buen ejemplo es el Geolodía de León, que en esta ocasión visitará la zona de Los Calderones, en la localidad de Piedrasecha, al norte de la provincia. “Seremos 150 personas entre dos autobuses y coches particulares, pero hemos recibido más de 250 peticiones y no podemos atender a todo el mundo por motivos organizativos y de seguridad”, explica a Dicyt, Javier Fernández Lozano, investigador del Departamento de Geología de la Universidad de Salamanca, uno de los organizadores del Geolodía de León.
 
Cada año que pasa el interés es mayor, quizá porque no todos los días se puede realizar “un viaje de 370 millones de años” para conocer un lugar que hace mucho tiempo formó parte de los fondos marinos y que tras vivir una colisión entre dos continentes dio lugar a las actuales montañas. “Es una zona muy espectacular, pasaremos por un desfiladero muy angosto y veremos cómo desaparece un río y vuelve a brotar de la roca”, señala el experto.
 
El patrimonio geológico español es muy desconocido, según los especialistas, así que este tipo de eventos tiene un importante valor de concienciación. “El turismo geológico está empezando a crecer, como ya reconocen desde Europa”, destaca Javier Fernández Lozano. Además, los ciudadanos tampoco suelen ser conscientes del valor que tiene la geología en sí misma, en cuanto a recursos mineros imprescindibles para la alta tecnología. Por ejemplo, “el potente imán que mueve las turbinas de los aerogeneradores eólicos no deja de ser un mineral”.
 
En cualquier caso, lo que más le impresiona al excursionista del Geolodía suele ser la historia que tiene delante y nunca se había parado a apreciar. “El hecho de saber que las rocas que pisan fueron en su día parte de lo más profundo del océano o de otros continentes y el poder del movimiento de las placas tectónicas es lo que más llama la atención”, afirma el organizador.

JPA/DICYT