Jueves, 14 de diciembre de 2017
Alba de Tormes al día

Sieteiglesias exige al Gobierno que cumpla su compromiso y acondicione la ribera del Tormes

Su alcalde, Oscar Maide, afirma que "el Ayuntamiento es la única entidad que ha cumplido el acuerdo firmado en 2009 con la Confederación Hidrográfica del Duero y la Junta de Castilla y León"

A día de hoy Sieteiglesias de Tormes continúa soñando con un proyecto que le pertenece de pleno derecho y que no ve la luz por las promesas incumplidas de la Confederación Hidrográfica del Duero y la Junta de Castilla y León. Su alcalde, Oscar Maide, no cesa en el empeño y sus peticiones han llegado hasta el Congreso de los Diputados donde denuncia  la demora en la ejecución de los proyectos de la restauración de la Cuenca del Duero, con un plazo de ejecución previsto entre 2009 y 2015.

Sus peticiones han llegado hasta el Congreso de la mano del diputado salmantino, David Serrada, que el pasado mes de marzo presentó una Proposición no de Ley sobre el impulso de proyectos en los municipios de Juzbado, Morille y Sieteiglesias de Tormes, incluidos en el II Plan de Restauración de Riberas de la Cuenca del Duero, para su debate en la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Sieteiglesias de Tormes firma este convenio el 16 de noviembre de 2009 en Valladolid junto a Antonio Gato, presidente de la Confederación  Hidrográfica del Duero y un representante de la Consejería de Medioambiente de la Junta de Castilla y León. Una vez firmado el convenio,  la Confederación encarga la realización del Proyecto al Ayuntamiento y solicita la disponibilidad de los terrenos.

Sieteiglesias cumple con su parte del convenio

El proyecto municipal, realizado por el arquitecto Rubén García y el ingeniero Jesús Merino Delgado,  supera todas las supervisiones de los técnicos de la Confederación. Sin embargo, el Ayuntamiento de Sieteiglesias de Tormes es la única de las entidades que firmaron el convenio que cumple con todo el proceso invirtiendo una partida presupuestaria alta que "a día de hoy no han servido para nada", asegura Maide.  Incluso, al poner los terrenos a disposición de la Confederación Hidrográfica del Duero, el Ayuntamiento tuvo que adelantar la corta de una chopera de una hectárea a la mitad de producción, lo que supuso una pérdida de 12.000 euros para las arcas municipales.

Zona didáctica y de ocio

A la espera se encuentran varias vertientes del proyecto, entre ellas un centro de interpretación en la ribera del Tormes, una zona de baño con playa y piscina natural,  una zona de avistamiento de aves merendero,  un parque infantil y hasta exposición al aire libre de las diferentes tipos de defensa que tiene el rio.