Viernes, 15 de diciembre de 2017
Alba de Tormes al día

Ordenación de los ministerios de acólito y lector de Antonio García

ALBA DE TORMES | La institución eclesial previa a las órdenes mayores con una función propia dentro del culto

El pasado martes 26 de abril, en el marco de la celebración de la Eucaristía, Antonio García Rogado fue instituido acólito y lector. La celebración estuvo presidida por el Superior Provincial,  el p. José Luis Munilla, y en ella estuvieron presentes la comunidad religiosa, la familia de Antonio y los jóvenes del Seminario San Jerónimo.

Los ministerios de acólito y lector, además de ser una nueva confirmación por la Iglesia de la vocación a la que Dios les ha llamado, son la institución eclesial previa a las órdenes mayores (diaconado y presbiterado/sacerdocio) con una función propia dentro del culto.

De este modo, el lector tiene el ministerio de leer la Palabra de Dios en las celebraciones litúrgicas; además, puede llevar el evangeliario en procesión, enunciar las preces y las antífonas de entrada y comunión, etc. Por su parte, el acólito sirve al altar, y es ministro de la Comunión, es decir, puede repartir la Comunión. Puede, además, exponer el Santísimo, aunque no dar la bendición, que es algo reservado al diácono y al sacerdote.