Sábado, 16 de diciembre de 2017

La suciedad y el vandalismo dañan la Cueva de Salamanca

La Asociación critica que el conjunto monumental, que incluye piezas de la antigua Iglesia de San Cebrián, se encuentra muy afectada por la humedad, e insiste en el deterioro de los restos de la Iglesia de San Lorenzo

Una de las zonas de la Cueva de Salamanca, afectada por las humedades
Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio ha denunciado que la suciedad y el vandalismo dañan las piezas de la antigua Iglesia de San Cebrián y del propio conjunto monumental de la Cueva de Salamanca, que se encuentra muy afectada por la humedad. Igualmente, pide una actuación sobre los restos de la Iglesia de San Lorenzo, debido a su deterioro.

La Asociación ha reclamado ante las Administraciones competentes en materia de patrimonio, que “la suciedad y el vandalismo están dañando las piezas de la antigua Iglesia de San Cebrián, tal y como puede observarse en las fotografías realizadas durante el presente mes de abril en el conjunto formado por la Torre del Marqués de Villena, un tramo de la Cerca Vieja de la ciudad y los restos arquitectónicos que se conservan de la iglesia y cripta medieval, antes de que fuese cerrado por un desprendimiento del enfoscado de una pared perteneciente al Seminario de Carvajal”.

En este sentido, añaden que “los elementos decorativos, funerarios y constructivos que se muestran en el aula expositiva están deteriorándose por falta de un espacio mejor acondicionado en el cual se asegure su protección y pervivencia, evitando los efectos de la radiación solar, el viento, la humedad, la temperatura y los excrementos de las palomas”. Además, “los canecillos de madera policromada, que son las piezas más sensibles junto a una puerta de madera, están siendo atacados por la carcoma, la humedad, las deposiciones de las palomas e incluso el vandalismo con las más que probables quemaduras procedentes de un mechero”.

Estado de conservación del conjunto

La Asociación, como ya hizo en el año 2009, ha vuelto a informar de una serie deficiencias que deben ser solventadas con la mayor celeridad posible por el Ayuntamiento de Salamanca para asegurar no sólo su disfrute por parte de salmantinos y visitantes, también su conservación para generaciones venideras ya que la humedad, la suciedad y el vandalismo lo están degradando y menoscabando de forma acelerada.

El conjunto monumental, fabricado en piedra arenisca, se encuentra muy afectado por la humedad procedente de la filtración de aguas desde niveles inferiores, la escalera 'a cielo abierto' de la cripta, la escasa protección frente al hostigo de la lluvia y su ubicación en una zona de escorrentía natural como es la Cuesta de Carvajal. Este hecho puede apreciarse en el muro de la calle, donde se observan líquenes negros, y en todo el tramo de muralla que ha sido tomado por la vegetación, también en las zonas más próximas a la cripta. La ausencia de bajantes para los canalones del tejado 'a dos aguas' del aula expositiva y la urbanización del entorno, no contribuyen a alejar el agua.

Por ello, afirman “es necesario un estudio pormenorizado, especialmente centrado en la cripta de la iglesia de San Cebrián, para acometer una nueva restauración interior orientada exclusivamente a corregir las grietas existentes, eliminar sales y vegetación y reponer los sillares degradados. Además de limpiar y reparar el tejado y los canalones del aula expositiva, donde deben instalarse bajantes, cubrir el hueco de la escalera de la cripta y sanear la superficie de la antigua iglesia. Finalmente debe redactarse un plan de mantenimiento periódico con el fin de prevenir, detectar y solventar cualquier deficiencia en la conservación del conjunto”.

La suciedad y las muestras de actos vandálicos son la tónica dominante de la visita al apreciarse: desperdicios, restos de botellones, pintadas y olores incómodos a orina. Por eso, la Asociación ha solicitado que se dote de iluminación interior mínima a la Torre del Marqués de Villena y a la ventana arqueológica, que se dispongan rejas tipo puerta acordes con el lugar en la escalera de la cripta y en la ventana arqueológica, que las piezas más sensibles del aula expositiva sean custodiadas y conservadas en un lugar que reúna las condiciones mínimas y que se establezca un plan de limpieza periódica del conjunto.

Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio confía en que el actual cierre no se prolongue durante casi tres largos años, como el anterior, motivado por el derrumbe de varias piedras de la bóveda de la cripta, las cuáles nunca fueron repuestas.

La Asociación también ha pedido que se estudie la incorporación de vigilancia presencial, un nuevo régimen de horarios de visita, la revisión de la señalización interior y exterior, la programación de más actividades culturales y que el solar del Seminario de Carvajal se mantenga en condiciones adecuadas.

Los restos de San Lorenzo olvidados

Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio tres meses después ha vuelto a solicitar que se retire la vegetación que acompaña a los restos de la Iglesia de San Lorenzo, los cuáles padecen la influencia de las temperaturas y la humedad. También se ha invitado a que se estudie la conveniencia de mantenerlos en un lugar apropiado en el cual se garantice su conservación (también en condiciones dignas) y su difusión.
Ver más imágenes: