Domingo, 17 de diciembre de 2017

PP, PSOE, Ciudadanos y Ganemos rechazan la “drástica reducción de trabajadores” de CEISS

El texto recoge “la solidaridad y el apoyo público a todos los empleados de la entidad” y, en caso de reducción de plantilla, “la mínima posible y acordada con los sindicatos”
El Ayuntamiento se solidariza con los trabajadores de EspañaDuero

Los cuatro grupos municipales representados en el Ayuntamiento (Popular, Socialista, Ciudadanos y Ganemos) han acordado una declaración institucional sobre el reajuste de plantilla en el Banco CEISS. La aprobación de este texto institucional responde al compromiso adquirido por los cuatro grupos políticos a petición del alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, en el pleno de la Corporación Municipal celebrado el pasado día 8 de abril.

El texto de la declaración institucional es el siguiente:

La dirección actual del Banco de Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria, S.A. (Banco CEISS), filial del Grupo Unicaja desde el 28 de marzo de 2014, anunció a primeros de este mes de abril el inicio de un proceso de reestructuración de su red de oficinas con importantes consecuencias para la plantilla de trabajadores y trabajadoras. La entidad financiera, con amplia presencia en nuestra ciudad, comunicó a los representantes sindicales un recorte de plantilla mediante un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectaría a un máximo de 1.120 trabajadores, lo que representa aproximadamente un tercio de la plantilla.

El recorte de plantilla anunciado afectaría fundamentalmente a los servicios centrales, los servicios informáticos y la red de oficinas, según las informaciones trasladadas por los responsables de la entidad a los representantes sindicales. Además de por la vía de la extinción de contratos, la entidad comunicó la posibilidad de llevar a cabo otro tipo de medidas con efectos directos sobre la plantilla: recolocaciones en empresas del Grupo o en terceras empresas, movilidad geográfica y cambio en las condiciones de trabajo para ahorrar costes; y, además, se contempla la venta ordenada de participaciones empresariales. La entidad defiende estas medidas basándose en las exigencias de la Comisión Europea para el año 2016, así como la adaptación del modelo de negocio financiero a las nuevas circunstancias del sector.  

Al proceso de reestructuración anunciado recientemente, debe añadirse el producido en el año 2013 cuando los directivos de las Cajas de Ahorro fusionadas alcanzaron un acuerdo con los representantes sindicales de UGT y CSICA –sindicatos mayoritarios en la entidad- mediante el cual se produjo un ERE de 1.230 empleados, frente a los 1.502 planteados inicialmente; que también provocó el cierre de sucursales. Tras este proceso inicial para acomodar las estructuras de las extintas Cajas fusionadas, la entidad resultante contaba a finales del año 2014 con una red de 565 sucursales y una plantilla de 3.356 personas.

El Banco CEISS tiene su origen en la fusión entre Caja Duero y Caja España, acordada por sus respectivos Consejos en enero de 2010, ratificada el 5 de junio y entrando en vigor con la firma de la escritura pública de la fusión el 1 de octubre de ese mismo año. Posteriormente, y tras los cambios legislativos en torno a la regulación de las extintas Cajas de Ahorro y Monte de Piedad, se creó el Banco CEISS procediendo a la segregación de la actividad financiera y de sus activos. A lo largo de este proceso, la entidad financiera recibió ayudas públicas en torno a los 1.129 millones de euros, 525 de ellos a través del Fondo de Reestructuración y Ordenación Bancaria (FROB) y el resto mediante una inyección de recursos mediante bonos contingentes convertibles (conocidos como “Cocos”). Para la adquisición de la entidad por el Grupo Unicaja, éste recibió adicionalmente garantías públicas por valor de 402 millones de euros.

La originaria Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Salamanca, creada en 1881, nació con la vocación de prestar servicios a los pequeños ahorradores de nuestra ciudad y provincia; fue creciendo y consolidándose como la principal entidad financiera salmantina y una de las entidades financieras con mayor peso específico en Castilla y León. La Obra Social vinculada a la Caja de Ahorros salmantina fue durante décadas con su actividad, uno de los grandes mecenas de la promoción cultural en nuestra ciudad, en colaboración con las instituciones públicas. La población salmantina siempre ha percibido a Caja Duero –nombre comercial antes de su fusión con Caja España- como patrimonio común a todos, fruto de su importante labor social en la ciudad y provincia salmantinas.

La vinculación todavía existente con Salamanca hace prever que la anunciada reestructuración de la entidad financiera puede suponer un coste importante para el empleo de nuestra ciudad. En este sentido, desde el Ayuntamiento de Salamanca no podemos permanecer ajenos a esta circunstancia y se hace necesario afrontarla desde la unidad institucional de los diferentes grupos políticos con representación en la Corporación municipal, transmitir públicamente el rechazo a cualquier planteamiento que suponga un drástico recorte en la plantilla de la entidad vinculada a la ciudad de Salamanca, e instar a los responsables de la entidad a que de producirse la reestructuración, ésta afecte lo mínimo posible al empleo de nuestra ciudad.

Conforme a todo lo anteriormente expuesto, toda la Corporación declara:

1- La solidaridad y el apoyo público a todos los trabajadores y las trabajadoras de la entidad financiera Banco CEISS, integrada en el Grupo Unicaja.

2- El rechazo a cualquier planteamiento por parte de la entidad de acometer una drástica reducción de trabajadores de la entidad con vinculación en la ciudad de Salamanca. Y, en caso de producirse algún tipo de reducción de plantilla, ésta deberá ser la mínima posible y acordada con la representación sindical.