Sábado, 16 de diciembre de 2017

La vacuna frente a la gripe llegó al 21% de los salmantinos

En total se han vacunado 73.983 personas en la provincia  y más de 545.000 en la región
En mayores de 65 años, el 64 % de los castellano y leoneses fueron vacunados

La campaña autonómica 2015/16 de vacunación frente a la gripe de la Junta de Castilla y León suma 545.976 personas vacunadas, lo que supone un 22,02 % del total de la población castellana y leonesa. En el caso de Salamanca fueron 73.983, un 21,3%.

Por grupos de edad, los datos absolutos y porcentuales de cobertura vacunas son los siguientes: en menores de 59 años, 119.475 vacunados, el 6,89 % del total (en la campaña anterior, 115.673 personas inmunizadas, el 6,59 %; en población de entre 60 y 64 años inclusive, 42.544, un 28,44 % (42.136, 28,39 %); en mayores de 65 años, 383.700, el 64,46 % (390.637 ciudadanos, 66,10 %); y en mayores de 75 años, 248.510, 74,80% (254.522, un 75,72 %)

En el caso de las personas residentes en centros asistenciales institucionalizados, el número de las que han recibido la vacuna es de 36.583 (93,72 %) frente a las 34.839 (93,19 %) de 2014/15.

Otro indicador que presenta un resultado más favorable respecto a datos anteriores es el de los profesionales sanitarios y socio-sanitarios, que tienen recomendada la vacunación, no sólo como medida de autoprotección frente a la gripe sino que, al inmunizarse, evitan el posible contagio de la enfermedad a las personas a las que atienden e, incluso, a su propio entorno personal.

  • Así, los trabajadores de centros de Atención Primaria de la Gerencia Regional de Salud que han recibido en esta ocasión la vacuna antigripal han sido 2.600 (un 29,72 %), cifra que en la anterior campaña fue de 2.487 (28,20 %)
  • Por su parte, en Atención Especializada, el número de profesionales de Sacyl vacunados ha llegado en esta ocasión a los 6.273 (23,23 %), frente a 5.979 (23,07 %) en la temporada 2014/15.
  • En cuanto a los trabajadores de centros geriátricos, la tasa ha sido de 31,17 %, correspondiente a 4.682 vacunados, mientras que los últimos datos anteriores reflejaban 4.548 personas y una tasa del 33,58 %.

Por último, mutuas y servicios de prevención de riesgos laborales han vacunado frente a la gripe a un total de 12.515 trabajadores (11.497 durante la campaña 2014/15) y hay otras 257 personas (676) que han sido vacunadas pero de las que no se dispone de información completa para su categorización.

Mujeres embarazadas: tasas más altas pero insuficientes

El objetivo de la Dirección General de Salud Pública con la vacunación frente a la gripe -aplicada de forma combinada con la antineumocócica para aquellas personas que así la tienen recomendada- es proteger a los grupos de riesgo sanitario y a aquellos otros colectivos que desarrollan trabajos necesarios para la sociedad, evitando complicaciones y hospitalizaciones y limitando la circulación del virus y su contagio.

Uno de los aspectos a destacar y en lo que es necesario incidir, al objeto de lograr coberturas más altas, es la vacunación antigripal de las mujeres embarazadas.

Durante la pasada campaña 2015/16, un total de 2.249 gestantes (entorno al 13 %) se vacunaron frente a la gripe en Castilla y León, número que, si bien duplica las cifras de años anteriores (1.210 en 2014/15 y 1.079 en 2013/14), aún se encuentra muy lejos de las tasas deseables para la mejor protección de este grupo poblacional.

La Junta oferta la vacunación frente a la gripe, de forma universal y gratuita, a las embarazadas, como parte de los grupos de riesgo sanitario y social que tienen recomendada la inmunización, especialmente en enfermos crónicos y personal asistencial, ya sea sanitario o no sanitario.

La vacunación constituye una de las más eficaces medidas preventivas y de salud pública y, en el caso concreto de la gripe, protege frente a una enfermedad que afecta anualmente a entre un 5 % y un 15 % de la población española, siendo además responsable de una elevado porcentaje de ingresos hospitalarios por agravamiento de patologías previas.

Plan de contingencia de invierno

En este sentido, hay que señalar que durante las semanas en las que la incidencia de la gripe y otros virus respiratorios es mayor, la Consejería de Sanidad activa un plan de contingencia ante la previsión de una mayor presión asistencial.

Así, mientras en Atención Primaria y en Emergencias Sanitarias no ha sido necesario reforzar los recursos, en cuatro centros hospitalarios de la Comunidad -Complejo Asistencial de Ávila, Complejo Asistencial Universitario de Burgos, Hospital de El Bierzo y Complejo Asistencial de Zamora- sí fue preciso un aumento extraordinario del personal y del número de camas en funcionamiento.

El aumento medio de camas funcionantes fue de 22 por semana: además, en el Hospital de Burgos se incrementaron en dos los puestos de UCI durante una semana. Asimismo, entre los cuatro centros señalados se habilitaron once puestos más de Enfermería, diez de técnicos auxiliares de Enfermería y cuatro de celadores.

DATOS POR PROVINCIAS DE LA VACUNACIÓN CONTRA LA GRIPE (26 Kb)