Viernes, 15 de diciembre de 2017
Alba de Tormes al día

'Santa Teresa: Es Tiempo de Caminar', nuevo atractivo para visitar Carmus

ALBA DE TORMES | Venancio Blanco dona a las Carmelitas de Alba una escultura de 1,53 metros de alto y casi 300 kilos de peso

Venancio Blanco estuvo arropado en todo momento por sus familiares y por los vecinos de Alba

Día importante para Alba de Tormes y día muy importante para el Museo Carmelitano 'Teresa de Jesús en Alba', también conocido como Carmus. Desde hoy sus dependencias albergan la nueva escultura de Venancio Blanco bajo el título 'Santa Teresa: Es Tiempo de Caminar'. La imagen es una pieza de bronce que el escultor salmantino ha realizado expresamente para su emplazamiento en este Museo y ha donado al mismo.

Bendijo la imagen el padre  Miguel Márquez Calle, Superior  Provincial  de  los Carmelitas Descalzos de  la Provincia Ibérica, que posteriormente y en un acto reservado a la Comunidad de Madres Carmelitas bendecirá también las salas del Museo. La fundición se hizo en el taller  'Fademesa' de Arganda del Rey y ha sido financiada por la empresa 'Artisplendore'. La escultura tiene 1,53 cm de alto y está sobre una peana de 70 cm de alta, siendo la altura total de 2,23 cm, y está en la terraza del Museo que se abre hacia la cabecera de la Basílica Teresiana.

Fue José Luis Gutiérrez, director de 'Carmus', el que en nombre de las Carmelitas de Alba pidió a Venancio Blanco permiso para copiar alguna de sus imágenes para el museo. Venancio no dudó ni un momento y se ofreció a realizar una nueva imagen de la Santa que donaría al convento. La escultura refleja una santa en actitud de marcha tras una cruz que guía su mirada y sus pasos 'Santa Teresa: Es Tiempo de Caminar' recordando las palabras de Teresa al ver que la llevan el Santísimo. También recuerda la imagen otras palabras suyas: «Juntos andemos, Señor. Por donde vayas tengo que ir, por donde pases tengo que pasar». (C 21,6).

El Museo Carmelitano alberga ya 840 obras

Las primeras Salas del Museo, las primeras salas con  los dos camarines de la cabecera del templo que permiten llegar hasta el sepulcro de Santa Teresa,  más la Escalera del duque y las salas en las que se exponen los cobres conventuales se abrieron el 28 de marzo de 2012, haciendo posible que los peregrinos tuviesen desde al camarín alto un acceso cercano al sepulcro de la Santa que ocupa el centro del retablo mayor del templo.

El 16 de junio de 2014 se abrieron las salas  nuevas del Museo, recepción y sala de audiovisuales. En ellas la Comunidad acerca la vida y el mensaje de Santa Teresa a través de las obras que están en el convento desde la época fundacional y de otras muchas que los devotos donaron al convento para el culto en homenaje a la madre Teresa. El museo ha querido resaltar la doble lectura artística y espiritual de las piezas con una doble cartela: una con la escueta ficha museistica y otra con textos teresianos alusivos a cada pieza.

Carmus es un museo vivo que ha incorporado obras desde al siglo XVI al siglo XXI. En primer lugar la pintura al óleo sobre tabla Ascensión de Santa Teresa (2013) de Miguel Ángel Espí que ocupa el ático del retablo del sepulcro primitivo en el templo y cuyo boceto está en el Museo y ahora la  estatua de Venancio Blanco. Ambas obras han sido donadas por sus autores al Museo Carmelitano.

Ver más imágenes: