Miércoles, 13 de diciembre de 2017

¿Hortera se escribe con hache?

La letra f de ofrenda aclara que efectivamente hortera se escribe con hache, porque aunque parezca mentira una viene de la otra y desde muy antiguo. Y hace ya más de un siglo que esta curiosa palabra tiene el añadido de un sentido despectivo. Y a eso voy,  con todos los respetos.

Esto viene a cuento de una publicidad municipal que está exigiendo al Ayuntamiento de Salamanca un Libro de Estilo como tienen algunas instituciones públicas. Me refiero al anuncio de las nuevas instalaciones de La Aldehuela que no tiene desperdicio lingüístico ni semántico. Título general: enjoy! Wellnes y siguen el Edificio Fitness, los puestos de crosstraining que te quitan un peso de encima, sin que falten además clubs aoutdoor  para bickers, runners y adventures; si todavía necesitas más, tienes a tu alcance zumba fitnnes, ciclo indoor, BodyPump y por supuesto Pilates. Si tienes dudas puedes consultar la web, que eso sí, no sabes si esenjoyaldehuela viene por joya, que estaría muy bien para la Aldehuela actual, pero que va a ser que no, o por el enjoy inglésamericano, que seguro que sí. ¡My mother!

¿Será el concejal correspondiente o es que ha entrado en el Ayuntamiento salmantino un americano de Connecticut  o de esto se encarga el primero que pasa por el pasillo municipal de los anarcos lingüísticos  o viene dado por la abundancia, bienvenida sea, de colegios bilingües o es para promover los cursos de español entre los extranjeros y los de inglés entre los nativos?  Si es esto último me parece muy hábil, sí señor.

Pero quizás, para mal, todo es más simple. Es la aparente cultura de alguien que no sabe más que copiar los ecos sin distinguir las voces. Y a eso se llama hoy hortera. Y si es con pretensiones de algo, pues más hortera todavía y si es en un espacio por el que pasan, leyendo la publicidad, claro, muchas gentes de toda edad y condición, pues hortera mayúsculo, o sea HORTERA. Si yo me llamara Fernando y fuera alcalde de Salamanca intentaría cambiar tanta  osadía. O por lo menos me lo haría mirar. Porque, puede ser que no, pero, ¿y si es que sí? ¡My mother!

Aunque la enfermedad es mucho más amplia y viene de lejos. Basta con repasar en cualquier publicación poco cuidada una mínima parte de los síntomas: brocker reset subprimes típex chat cool feedback hot dog dron jogging lifting hopping software spray standard store stress derby western broker smartphone  post hobby stick show firewall bluetooth dumping short push tablet link pop spam trademark tracking vending leasing ranking consulting  dumping holding fast-food share aerobic underground speed single joystick sex-shop thriller duty free best seller piercing outlet in out blog selfie antibaby empower flip handicap crack party cross mister pos-it tipp-ex milk mouse catering mail address for you crack coach, y un etc… más largo que la Aldehuela.

Todo esta jerigonza sale en general de la prisa o de la simple ignorancia del español/castellano o del estar a la última (¿se dice fashion last? ) y luego esos palabros vienen y van con la moda de forma que muchos se dan de alta como vecinos habituales y muchos acaban quedándose. Es parte de la globalización. Y conste que no le tengo ninguna manía al inglés, al contrario, y me acaban de regalar la sorprendente edición bilingüe de los sonetos de Sakespeare preparada por Pedro Pérez Prieto. Ahí es nada. Pero de esto a lo de la publicidad municipal de la Aldehuela hay un buen trecho de calidad, de saber y de buen gusto.

Ah, se me olvidaba, por si queda alguna duda confirmo que hortera es escribe con hache.