Viernes, 15 de diciembre de 2017

Desarticulada una banda criminal dedicada a robos violentos en Salamanca y Santa Marta

Detenidos cuatro varones entre 19 y 21 años, residentes en la ciudad, y nacidos en Marruecos, Colombia y Portugal
Material incautado por la Guardia Civil

La Guardia Civil ha desarticulado una de las partes del grupo criminal dedicado a robos con fuerza establecimientos comerciales y en viviendas cometidos por los integrantes del grupo en su mayoría en la provincia de Salamanca donde se le considera autores de al menos tres robos en el interior de viviendas.

Los autores  tenían una fuerte actividad delincuencial y solían utilizar vehículos que habían sustraído, todo ello con el propósito de dejar el menor rastro posible y dificultar un posible control policial-judicial que se pudiera establecer sobre los mismos.

La investigación ha sido desarrollada por el Área de Delincuencial Patrimonial-Económica de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil, que se hizo cargo de las investigaciones y las cuales se centraron en poder llegar hasta la desarticulación del grupo delictivo.

Tras varios meses de investigación se detectó e identificó a una gran mayoría de los integrantes del grupo criminal, procediéndose entre los días 18 al 20 por parte del citado personal de la Guardia Civil a la detención de cuaatro personas y a la realización de un registro domiciliario en el que se han incautado joyas, y diversos efectos y géneros procedentes de los robos, así como las herramientas empleadas para cometer los hechos delictivos.

Con estas detenciones se da por finalizada la primera fase de la operación ‘Scorting’, iniciando la fase de inteligencia criminal para llevar a cabo sucesivas fases en próximas fechas.  

Los detenidos son cuatro varones de  entre 19 y 21 años de edad, nacidos en Colombia, Portugal y Marruecos, todos ellos residentes en Salamanca.  Se les imputan dos delitos de robo con fuerza en el interior de viviendas y uno en el interior de un establecimiento comercial, diversos delitos de robo y hurto de uso de vehículos (cometidos todos en Salamanca y Santa Marta de Tormes), delito de pertenencia o Grupo Criminal. Además, a uno de ellos se le imputó un delito de atentado a agentes de la Autoridad al lesionar de carácter leve a un Guardia Civil del operativo, constándole a dos de ellos diversas requisitorias Judiciales para su detención e incluso un señalamiento de prohibición de entrada en territorio nacional.