Jueves, 14 de diciembre de 2017

Manos Limpias y Ausbanc pidieron tres millones para sacar a la infanta del banquillo

La UDEF detiene a los presidentes de ambos colectivos, acusados de liderar una trama de extorsión

Miguel Bernard, secretario general de Manos Limpias

 

 La Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) acusa al secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernard, y al presidente de Ausbanc, Luis Pineda, de haber intentando chantajear a dos bancos (Caixa y Sabadell) y al equipo jurídico de la infanta. Según fuentes del caso, los hoy detenidos, a través de personas interpuestas, ofrecieron retirar la acusación en el caso Nóos contra la hermana del Rey (a la que solo acusa Manos Limpias) a cambio de una cantidad cercana a los tres millones de euros.

La Policía ha detenido hoy a Bernard, y a Pineda, que ha sido arrestado en la estación de Atocha a su regreso de Sevilla. La UDEF ha realizado otras nueve detenciones en el marco de la llamada 'operación Nelson', en el marco de la investigación contra ambos colectivos por haber incurrido en varias supuestas extorsiones al cobrar diferentes cantidades monetarias a cambio de retirar acciones judiciales contra personas físicas y jurídicas.

La operación, coordinada por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, incluye también el registro de la sede de Manos Limpias, que ya ha sido allanada, y el de seis domicilios y oficinas, entre ellos las sedes de Ausbanc; las oficinas de Cálculo Empresarial; y las casas de Bernard y Pineda.

Aunque la investigación sobre esta supuesta trama comenzó hace un año y medio después de que varios empleados de banca denunciaran que Ausbanc le estaba chantajeando con acciones penales que emprendería Manos Limpias, las diligencias se han acelerado después de que el pasado marzo los abogados de la infanta Cristina denunciaran ante la UDEF que Manos Limpias, a través de un abogado conocido de ambas partes, había reclamado tres millones de euros por retirar las acusaciones contra la hermana del Felipe VI en el ‘caso Nóos’, donde el sindicato mantiene en solitario la imputación de la exduquesa. Pau Molins, miembro del equipo jurídico de la infanta, confirmó que ayer ese intentó extorsión "que rechazamos de plano" y que denunciaron ante la Policía.

Además de los líderes de los dos colectivos, han sido arrestados ya María Teresa Cuadrado Díez, mujer de Pineda; su secretaria; el jefe de comunicación de Manos Limpias Francisco Javier Castro Villacañas y Alfonso Solé Gil, dirigente de Ausbanc. Pineda ha sido arrestado a las 11:15 horas en la estación de Atocha, a su regreso de la Feria de Abril de Sevilla. El líder de Ausbanc ha sido apresado antes de dirigirse a la Audiencia Nacional, donde tenía previsto un encuentro con la prensa, convocado tras desatarse la redada.

Según mandos del operativo, las sospechas de los agentes, que desde hace un año y medio investigan las prácticas de los dos colectivos, son que Manos Limpias y Ausbanc se coordinaron para interponer querellas, que luego retiraban también de forma coordinada tras llegar a acuerdos extrajudiciales económicos con los demandados. Los funcionarios investigan varias cuentas bancarias y empresas supuestamente tapaderas, donde habría llegado el dinero de los exdemandados, a los que se habrían retirado los cargos por parte de estas acusaciones populares.

Manos Limpias mantiene en la actualidad una actividad judicial muy elevada, personada en medio centenar de procedimientos. Además de ser la acusación popular que ha sentado a la infanta Cristina en el banquillo de los acusados del caso Nóos, ha presentado acusaciones contra la familia Pujol, el expresidente de Bankia Miguel Blesa, la dirección de Podemos o el expresidente Artur Mas por la consulta secesionista.

Según fuentes de la investigación, alguno de los dirigentes de esta trama de extorsión, incluso, habría llegado a negociar, a espaldas de sus propios equipos de abogados, la salida del banquillo de la infanta a cambio de dinero.

Ayer mismo, la abogada que representa al sindicato en este proceso en el caso Nóos, Virginia López-Negrete, anunció que si se "prueban" las informaciones que apuntan a que Manos Limpias hizo gestiones para retirar la imputación a la infanta Cristina a cambio de dinero, ella abandonaría de inmediato la representación letrada del sindicato.

Manos Limpias es la única parte en el proceso que acusa a la hermana de Felipe VI, a la que imputa por haber colaborado en dos de los delitos fiscales de su marido. Si el sindicato dejara de ser parte en el juicio, la infanta quedaría absuelta de manera automática, ya que la Fiscalía no le acusa de nada. No obstante, aunque López-Negrete rehusara a seguir con la representación del sindicato, Manos Limpias podría designar a otro abogado para continuar el juicio que debería concluir el 30 de junio.

López Negrete, en un comunicado, no obstante aseguró que ella jamás ha participado en ningún enjuague extraprocesal para exonerar a la exduquesa a cambio de dinero. "Nunca he negociado ni permitido que se negociara nada en relación con la retirada de la acusación a la Infanta Cristina ni de ningún otro imputado o acusado del Caso Noos", afirma.

Manos Limpias, el pasado miércoles, aseguró en un comunicado la investigación de la UDEF y la Audiencia Nacional contra el sindicato y Ausbanc es una "campaña injuriosa" por parte de las "cloacas del Estado".

Según Manos Limpias, las noticias sobre su supuesta involucración en un caso de extorsión "obedece a una utilización de las Instituciones y determinados medios de comunicación para derribar a la organización Manos Limpias y a su Secretario General".