Miércoles, 13 de diciembre de 2017

Castilla y León ve marchar a otras regiones diez empresas por cada nueve que atrae

Con un saldo negativo de 69 perdidas en tres años, la comunidad es la tercera con peor resultado
Lactalis ha anunciado su decisión irrevocable de cerrar Lauki / Foto El Norte de Castilla

La empresa lechera Lauki, nacida en Valladolid y después adquirida por una sucesión de grupos españoles y multinacionales, está amenazada de cierre, con su producción trasladada a Villalba, Valencia o Granada. Un futuro parecido podría esperarle a Dulciora, cuyos caramelos serían en este caso fabricados en Francia, o quizás en Polonia. En sentido contrario, hace unos meses la empresa valenciana Aeronova, que fue adquirida por Globalia, cerró su sede en Manises e instaló su base de mantenimiento en el aeropuerto de Villafría, en Burgos. Unas vienen, otras se van;unas nacen y otras mueren. Lo que importa, al final, es el saldo resultante y en este sentido, Castilla y León no sale demasiado bien parada.

En los últimos tres años, 540 empresas se han trasladado a Castilla y León procedentes de otras comunidades autónomas. De manera simultánea, se han marchado a otras regiones 609 compañías que tenían su sede en alguna de las nueve provincias, lo que da un saldo negativo de 69 empresas. Se trata del tercer peor resultado de la tabla autonómica, solo por detrás de dos territorios –Cataluña (-793) y el País Vasco (-207)– en los que una parte de la fuga de empresas tiene que ver con razones de índole político.

Si simplificamos la relación de las que entran y las que salen, el resultado es el titular que encabeza esta información: Por cada nueve empresas que llegan desde otras regiones a Castilla y León, se van diez. Seis comunidades españolas tienen saldos negativos y las otras once, positivos, según los datos de un estudio de D&B Informa que ha analizado las 130.609 sociedades que cambiaron de domicilio entre los años 2013 y 2015.

El año pasado, el peor

De ellos, el último resultó ser el peor de los tres, ya que mientras en 2013 el balance arrojó una ganancia de 16 captaciones, un año después se produjo un saldo negativo de nueve deslocalizaciones y en 2015 el resultado fue de 76 pérdidas empresariales.

Del total de sociedades que han cambiado su domicilio en los tres últimos ejercicios, tan solo el 9%, exactamente 11.625, lo han hecho fuera de su comunidad autónoma, según explica el estudio. Madrid es el territorio elegido por un mayor número de estas empresas, en concreto 3.738, y también lidera las salidas, con 3.143, aunque mantiene un balance positivo de 595 en estos tres años, el mejor del conjunto de autonomías. El origen del 24% de estas compañías es Cataluña, mientras que el 15% proceden de alguna de las provincias de Andalucía.

Madrid es la preferida por las sociedades para mudarse

En la comunidad catalana también se ha instalado un importante número de empresas de otras regiones, 1.226 en cifra absoluta, pero las que se han ido desde 2013 se elevan a 2.019, por lo que pierde 793 empresas, el mayor saldo negativo registrado en este periodo. La siguiente con peor comportamiento sería el País Vasco con 207 menos. Las empresas que llegan a Cataluña provienen principalmente de Madrid, el 39%, la Comunidad Valenciana, el 16%, y Andalucía, el 11%.

Nathalie Gianese, directora de estudios de Informa D&B, comenta que «entre 2013 y 2015 Madrid ha sido la primera opción para compañías en casi todas las autonomías, con solo cuatro excepciones, Cantabria, Murcia, Ceuta y Melilla». La Valenciana es la tercera comunidad, tras Madrid y Cataluña, donde más empresas se trasladan durante estos tres años, 1.161, y mantiene un saldo positivo de 101, aunque en el último año ha restado 20. Andalucía es la siguiente: recibe 1.156 frente a las 1.113 que salen con otros destinos. En ambos casos, Madrid es la comunidad originaria de la mayoría de las compañías.

Del conjunto de autonomías, siete tienen un saldo negativo entre entradas y salidas de empresas de 2013 a 2015. A las ya mencionadas, Cataluña y País Vasco y Castilla y León, hay que añadir las Islas Canarias, Murcia, el Principado de Asturias y la ciudad autónoma de Ceuta, que restan 69, 47, 29, 24 y 16 sociedades, respectivamente.

Causas de la deslocalización

Como norma general, la deslocalizacion empresarial busca abaratar costes, ya sea mediante el acceso a mano de obra mas barata o con traslados a lugares donde las materias primas sean menos costosas. En el caso de las multinacionales, el componente social suele brillar por su ausencia. Aeronova aludió a una reducción de costes de desplazamiento respecto a sus principales destinos para justificar su traslado. Lactalis ha argumentado que pretende cerrar Lauki por «la necesidad de reducir capacidad y concentrar volúmenes» de producción, mientras que Mondelez, la propietaria de Dulciora, sostiene que gran parte de lo que produce Valladolid lo vende en Francia.

En efecto, otra de las razones para el traslado de domicilio es la ubicación del centro de producción en lugares donde resulte más facil enviar las mercancías terminadas a los mercados destinatarios. Más factores que influyen son la fiscalidad y, en el caso de las empresas contaminantes, las leyes de protección medioambiental y el coste que acarrea su cumplimiento.

El diferencial entre empresas que vienen o que se van a una determinada comunidad tiene un efecto económico en los territorios; si consideramos la facturación de las empresas que entran o salen, podemos ver que tanto en Madrid como en Cataluña representa un saldo negativo; de 2.306 millones para Madrid y de 986 millones para Cataluña. En medio se cuela Navarra, con una pérdida de 1.747 millones, y Castilla y León ocupa la cuarta posición más negativa, ya que el resultado es de 498,78 millones menos en los tres años analizados.

El informe explica que el saldo negativo de cifra de ventas en Madrid puede explicarse por el cambio de domicilio de Gas Natural Fenosa Generación, desde Madrid a Barcelona en el año 2014. El País Vasco registra un saldo positivo de 1.998 millones debido al traslado desde Madrid a Vizcaya de Cecosa Supermercados en el año 2013. En el lado opuesto, Navarra registra el segundo mayor déficit detrás de Madrid, principalmente debido al traslado de BSH Electrodomésticos, desde la comunidad foral a la provincia de Zaragoza.

Origen y destino

Andalucía es la segunda que más volumen de negocio gana, en concreto sube más de 1.900 millones de euros, y detrás se sitúa Aragón, con un crecimiento de cerca de 1.700 millones de euros. Si tenemos en cuenta la facturación que registran las empresas que llegan y se van de cada comunidad en estos tres años, once autonomías salen perdiendo y las otras seis, beneficiadas.

Centrados en lo que sucede en Castilla y León, la atracción que ejerce Madrid sobre las sociedades es invencible. Hasta 351 de las 609 ‘fugadas’ en los últimos tres años, es decir más de la mitad, se fueron a la comunidad donde se ubica la capital de España. A mucha distancia ya se sitúa el segundo destino, el País Vasco, con 38 compañías. Les siguen Andalucía y la C. Valenciana (31), Galicia (30), Cataluña (23) y Asturias (23).

En sentido contrario, también proceden de Madrid la gran mayoría de empresas que optan por cambiar de domicilio en beneficio de Castilla y León (275). En este caso le siguen Cataluña (41), Galicia (38), el País Vasco (32) y la C. Valenciana (30).