Lunes, 11 de diciembre de 2017

Besos que no se olvidan

Aunque seamos conscientes de que en la pantalla es sólo ficción, los de película producen en el espectador cierta sensación de bienestar

Vivien Leigh y Clark Gable en 'Lo que el viento se llevó' (1939)

¿Sabían que besar adelgaza? ¿Que ayuda a combatir problemas dentales? ¿Y que es el mejor antidepresivo natural? Pues sí, señoras y señores. Besar provoca que quememos calorías; y no sólo por el movimiento sino, sobre todo, por las emociones que se desprenden. ¿Siente cómo se les acelera el pulso? Ahí tienen la respuesta. Más prosaico pero si cabe más importante es el tema de la saliva. Besar estimula su secreción natural, con lo que se disminuye el riesgo de padecer caries y otros problemas dentales. Y no sólo se libera saliva, también oxitocina, la hormona resposable del 'buen rollo', vamos, que besar es el mejor antidepresivo natural. ¿Alguien da más por menos?

El 13 de abril se celebra el Día Internacional del Beso. Si todavía no sabes cómo celebrarlo, aquí te dejamos una decena de besos de película para poder emular hoy porque, aunque seamos conscientes de que es sólo ficción, los grandes besos de cine también producen en el espectador cierta sensación de bienestar. Románticos, tiernos, robados, dramáticos… besos inolvidables. «Un truco encantado para dejar de hablar cuando las palabras se tornan superfluas» como diría Ingmar Bergman. La academia de inglés online ABA English, con una metodología de aprendizaje basada en películas, selecciona los siete mejores besos de la historia del cine. Nosotros hemos añadido otros tres. ¿Con cuál te atreves?

1. Vivien Leigh y Clark Gable en 'Lo que el viento se llevó' (1939)

Después de que Scarlett (Vivien Leigh) le comentase a Rhett Butler (Clark Gable) «no sea estúpido. Usted sabe que siempre querré a otro hombre», él la cogió del brazo y le dijo: «Basta. ¿Me has oído, Scarlett? Basta. No vuelvas a decir eso». El beso que vino segundos más tarde dio la vuelta al mundo y consigue que sigamos viendo este clásico una y otra vez.

2. Deborah Kerr y Burt Lancaster en 'De aquí a la eternidad' (1953)

Posiblemente el beso más adúltero y tórrido de la historia del cine, con el sargento Warden (Burt Lancaster) revolcándose en la arena con la cálida Karen Holmes (Deborah Kerr), la mujer de su capitán. Con la fuerza de la marea del mar que golpeaba sobre ellos, el beso mojado de este drama ambientado en la guerra superó la inmortalidad de la película.

3. La Dama y el Vagabundo (1955)

Comidas de película. Nunca un plato de espaguetis con albóndigas había dado tanto juego. Y es que consiguió que el perro callejero Golfo y la perrita Reina se besasen de forma accidental, pero muy dulce. Para cerrar con broche de oro, el galante perro empuja con su nariz la última albóndiga hacia su elegante damisela. Sin duda, el mejor beso de toda la historia del cine de animación.

4. Jennifer Grey y Patrick Swayze en 'Dirty Dancing' (1988)

Al ritmo de la canción ‘Love is strange’, Frances (Jennifer Grey) demostró que aprendió bien todos los pasos que le había enseñado Johnny (Patrick Swayze) con un beso que se convirtió en un icono a finales de la década de los ocheta. Entre tanto baile y roce, finalmente sucedió lo inevitable. Un beso tímido, pero apasionado y para el recuerdo.

5. Leonardo DiCaprio y Kate Winslet en 'Titanic' (1997)

¿Quién no recuerda la escena en la que Jack (Leonardo DiCaprio) le pide a Rose (Kate Winslet) que pierda el miedo y se suba a la proa del barco? Con los brazos abiertos para experimentar la sensación de libertad y los ojos cerrados, ella le dice a él: «¡Estoy volando!», instantes antes de que Jack aprovechase el momento para rodearla con sus brazos y besarla, protagonizando un cálido encuentro que anticipa el drama final.

6. Kirsten Dunst y Tobey Maguire en 'Spiderman' (2002)

¿Quién dijo que las películas sobre superhéroes no pueden ser románticas? Otro de los besos que nos dejaron boquiabiertos recientemente es el de Spiderman (Tobey Maguire) y la chica de sus sueños, Mary Jane (Kirsten Dunst). Aunque no se trate de uno de los más convencionales, nunca nos olvidaremos del beso boca abajo con la lluvia como invitada de excepción para tal ocasión. ¿Quién no ha soñado alguna vez con un beso como este?

7. Rachel McAdam y Ryan Gosling en 'El Diario de Noa' (2004)

Otro beso de película bajo la lluvia. En el momento del apasionado beso, Allie (Rachel McAdam) se percata de que Noa (Ryan Gosling) le ha escrito 365 cartas de amor, una por cada día del año. Pero su posesiva madre no le dejó verlas. Así pues, para demostrarle que su amor por ella sigue siendo igual de sincero le da uno de esos besos que dejan sin aliento.

8. Audrey Hepburn y Gregory Peck en 'Vacaciones en Roma' (1953)

Este filme, con un papel que en principio estaba pensado para Elisabeth Taylor, catapultó a la fama a la actriz Audrey Hepburn. La princesa Anna (Audrey Hepburn) y el periodista Joe Bradly (Gregory Peck) tras una pelea nocturna que termina con ambos mojados en el Tiber se besan, con uno de esos besos que llenan de mariposas el estómago. - «Prométeme que no me seguirás más allá de la esquina. No sé cómo despedirme. No encuentro palabras». - «No son necesarias», responde él. Y surge el segundo beso.

9. Anna Chlumsky y Macaulay Culkin en 'Mi chica' (1991)

¿Hay algo más inolvidable que el primer beso? ¡Que se lo pregunten a Veda Sultenfuss (Anna Chlumsky) y Thomas Sennett (Macaulay Culkin)!

10. Richard Gere y Debra Winger en 'Oficial y caballero' (1982)

Este filme supuso la consagración del sexy Richard Gere como estrella de cine mundial con el primero de los muchos besos de película protagonizados por este actor. Aquí Zack Mayo (Richard Gere), un joven rebelde que ingresa en la Escuela Naval Militar de los Estados Unidos, se enamora de Paula (Debra Winger). ¿A quién no le gustaría que un atractivo oficial se presentase en su puesto de trabajo y, sin mediar palabra, le levantara en brazos y le plantase un beso de película?

Fuente El Norte de Castilla