Sábado, 16 de diciembre de 2017
Bracamonte al día

La lluvia desluce un buen arranque del VII Bolsín Taurino

PEÑARANDA | Los seis aspirantes cuajaron faenas con destellos de calidad ante poco más de medio centenar de espectadores
La plaza de toros La Florida acogía este domingo la primera sesión del Bolsín Taurino Ciudad de Peñaranda

Con viento que molesto, y ligera llovizna que cayó en algunas fases del evento, ha tenido lugar en esta plaza de toros de La Florida, la primera prueba de este concurso, al que ya se le viene esperando en este mes de Abril.

Se han tentado erales de la ganadería, de Hermanos Sánchez Herrero, que han sido nobles y blandas en general, muy toreables que no han puesto dificultades, a los jóvenes aspirantes han acudido con prontitud al caballo, pero no han terminado de romper en los engaños, todas con  comportamiento muy similar, donde tan solo la que hizo 5ª tuvo mejor tranco y boyantes embestidas. En cuanto a los novilleros, lo cierto es que el nivel demostrado por este primer ramillete, cada uno en su estilo lo cierto es que no ha sido relevante. A saberse:

Rubén González de Madrid, es un torero aún muy bisoño para estas empresas, nervioso, desconfiado y desacoplado con excesivos desarmes no paso de discreta su labor.

Segundo lugar Adrián Villalba de Albacete estuvo solvente con el capote y puesta en suerte del animal, toreo con reposo buena condición remato las series con buena armonía, entendió bien la distancia que requería la becerra y estuvo animoso y resuelto, por ambos pitones.

Tercera plaza José Bonilla de esta escuela de Salamanca, que estuvo muy animoso, resuelto y decidido su faena un tanto desdibujada por la falta de mando y colocación un tanto acelerado y con el destemple de no bajar la mano falto sosiego sí, pero puso mucha ilusión y ganas, y mantuvo el tono.

La cuarta actuación vino de la mano de Carlos Carmona de Madrid, que fue de lo más equilibrado que vimos esta tarde en concepto de toreo, más definido que sus compañeros, Carlos atesora gusto, pulcritud en los pases y un clásico manejo de los engaños, con buen poso taurómaco, jugo con levedad la cintura y acompaso un toreo elegante.

Quinto fue Raúl Montero de Salamanca, suelto con el capote faena falta de sosiego y colocación, pone mucha voluntad es animoso, pero no define su toreo un tanto desconcertante, dio muchos pases mezclados, y sin dominio un tanto desacoplado, ante un animal de boyantes embestidas.

Finalmente Miguel Senet de Valencia, es un torero menudito, animoso, firme voluntad, que comenzó de hinojos su faena, pero se fue perdiendo, y descomponiéndose al mismo tiempo que el animal que le tocó en suerte, un tanto desconcertado y bisoño también en el manejo de las situaciones se vio desbordado y no termino de acoplarse.

Aquí termino todo por esta tarde, desapacible y con este ramillete de novilleros que han abierto esta nueva edición, el próximo domingo con vacas de Sepúlveda, y  la esperanza de mejor tiempo, veremos si el nivel se supera.