Jueves, 14 de diciembre de 2017

La Universidad de Salamanca y la expansión del Idioma Español

Es suficientemente conocido el papel de la Universidad de Salamanca en la difusión del castellano desde que Antonio de Nebrija, profesor de la Universidad presentara su Gramática de la Lengua castellana. Durante siglos, profesores y alumnos prestigiosos han llevado el castellano por todo el mundo contribuyendo a que hoy sea uno de los idiomas más importantes por número de hablantes. Sin duda, la vinculación especial de nuestra Universidad con América Latina y sus Universidades, muchas de ellas nacidas con los Estatutos de Salamanca, como San Marcos de Lima o Santo Domingo, ha contribuido tanto a la extensión del español, como al prestigio de la Universidad de Salamanca.
Hoy en día, los medios de comunicación se lamentan del escaso peso internacional de la Universidad española y de la de Salamanca en particular y eso lleva al ciudadano de a pie a opinar que la educación universitaria en España es prácticamente del Tercer Mundo. 
Semejante disparate, en el que colaboran gustosamente los medios de comunicación, que no son capaces de analizar los baremos contradictorios que sirven de base a esos rankings de universidades, induce a un pesimismo ya crónico sobre el porvenir de nuestros jóvenes, salidos de “universidades tercermundistas”.
Lo cierto es que una parte numerosa de las Universidades públicas españolas y alguna privada gozan de buena salud profesional a pesar de los importantísimos recortes económicos que han padecido en los últimos años. 
Los que se lamentan de que la Universidad de Salamanca no sea como la inglesa de Oxford ignoran que dicha Universidad inglesa tuvo unos ingresos anuales superiores a los Mil Quinientos Millones de Euros para 15000 estudiantes y que la matrícula de dicha Universidad supone 30000 euros anuales. 
El presupuesto de la Universidad de Salamanca para 26000 estudiantes es de poco más de 200 millones de euros y los ingresos por matrícula no llegan al 20% de los gastos.
Es evidente que en el prestigio académico de una Universidad existen otros factores importantes además de la capacidad presupuestaria de la Universidad, sin embargo, tener los mejores profesores, contar con laboratorios de investigación punteros, instalaciones universitarias bien dotadas, exige un considerable presupuesto y no solo buenas intenciones y voluntarismos de Docentes y del PAS.
En vez de lamentarnos estérilmente sobre la incapacidad de la Universidad española para dar Premios Nobel, como si eso fuera algo generalizado, deberíamos apoyar los esfuerzos de nuestras Universidades y exigir un incremento paulatino en sus presupuestos que palie en una serie de años la caída vertiginosa de sus ingresos y al mismo tiempo permita el incremento del profesorado que sigue congelado año a año. Si no entra profesorado joven y no se dan facilidades de contratación el futuro de nuestra Universidad  y del país será muy oscuro. 
Hay sin embargo, un campo que nuestra Universidad está liderando y merece todos los reconocimientos, el futuro del español. Nuestra Universidad fue pionera en crear Cursos Internaciones de español para extranjeros gracias al profesor De la Riva en tiempos en que la propia Universidad carecía casi de Bibliotecas.
 Hoy gracias al tesón de muchos profesores de la Facultad de Filología y a los sucesivos responsables de Cursos Internacionales la Universidad de Salamanca destaca en el mundo por la enseñanza del Español, tanto por su método difundido por el Instituto Cervantes, como por su sistema exclusivo de Evaluación que llega a la mayor parte del mundo. Debemos de estar orgullosos como salmantinos de esos logros realizados durante muchos años con esfuerzo y sacrificio personal de muchos profesores de nuestra Universidad.