Domingo, 17 de diciembre de 2017
Bracamonte al día

Los agricultores de Cantaracillo se ponen ‘en pie de guerra’ ante la promesa incumplida de un nuevo puente

Una veintena de personas se concentraban en el lugar sobre el que se levantaba el puente derruido en 2013, para exigir a las instituciones la construcción de un nuevo paso
Agricultores de Cantaracillo se concentraban en el mismo lugar en el que se levantaba el puente derribado por ADIF en 2013

Una veintena de personas se manifestaban ayer viernes para mostrar su malestar por la situación de abandono institucional en el que se encuentra la posible reconstrucción del puente de Cantaracillo, derruido por ADIF a finales de noviembre de 2013.

Los manifestantes, en su mayoría agricultores de la localidad, se han congregado en el lugar sobre el que se asentaba dicho puente, situado encima de la vía ferroviaria entre Salamanca y Ávila, para exigir tanto a AIDF como a las diferentes instituciones implicadas que ofrezcan una solución a esta situación que en la actualidad supone un importante trastorno tanto para sus labores como para llegar hasta sus tierras, teniendo que dar importantes rodeos para poder acceder a ellas.

Esta estructura fue desmontada por la propia empresa de ferrocarril en noviembre de 2013 debido al mal estado que presentaba, alegando ser un importante peligro debido a los desprendimientos que podrían presentarse de no ser eliminado. La construcción formaba parte de una vía pecuaria que suponía el acceso a varias parcelas agrícolas del pueblo, por lo que el derribo supuso la división de facto de numerosas parcelas, llegándose al caso extremo de una de ellas en la cual el sistema de riego y acceso al sondeo está a un lado de la vía y las naves en el otro.

Por ello, los agricultores solicitan tanto a la Subdelegación del Gobierno, como a la Junta de Castilla y León y a ADIF que aporten una solución ya dilatada en el tiempo y construyan un nuevo paso elevado, algo prometido desde las instituciones desde antes de la demolición del puente.

Por su parte, los vecinos anuncian nuevas movilizaciones y acciones de protesta de continuar con la situación que en la actualidad mantiene una sensible problemática en las comunicaciones agrícolas del municipio.