Lunes, 11 de diciembre de 2017

Caja España Duero anuncia el despido de 1.120 empleados 

Los sindicatos ven desproporcionada la medida del Banco Ceiss y piden explicaciones e informes que justifiquen “esta excesiva” reestructuración, según han declarado diversas fuentes

Una primavera caliente. Caja España Duero dejó este martes helados a los trabajadores de la entidad y atónitos a instituciones, sindicatos y sociedad en general. Incluso la Junta se ha sorprendido por el recorte tajante anunciado. Se auguran unas negociaciones y protestas duras.

Ni los 250 que están pendientes por exigencias de Bruselas, ni los 400 que se esperaban los sindicatos. El banco EspañaDuero ha planteado esta tarde a la representación legal de los trabajadores una reestructuración de la plantilla "que afectará a un máximo de 1.120 puestos de trabajo". La plantilla de la entidad financiera filial de Unicaja en Castilla y León asciende a 3.275 personas, según sus últimos datos públicos.

En la primera reunión, la dirección del banco ha presentado tamaña reducción de plantilla para "garantizar la competitividad a largo plazo y mantener el liderazgo en sus territorios de referencia". También ha explicado que "esta medida es consecuencia tanto de los requerimientos de la Comisión Europea, como del contexto económico en que se encuentra el sector financiero, que hacen necesarias medidas adicionales de eficiencia". La reciente integración informática y operativa entre las antiguas Caja España y Caja Duero y la creciente utilización de canales digitales propician también este proceso de reducción de costes vía eliminación de empleos.

El anuncio de EspañaDuero coincide en el tiempo con los realizados (la pasada semana) por el Banco Santander, que pretende cerrar 450 oficinas en España y el avanzado esta misma mañana por el BBVA, que estudia cerrar "a largo plazo" 2.800 sucursales en todo el país, es decir el 75% de su red.

La dirección del Banco Ceiss de EspañaDuero sostiene que "el nuevo modelo de negocio integrado requiere un redimensionamiento de plantilla, que afectará tanto a los servicios centrales (en León, Salamanca y Madrid) como a la red".

Su intención es completar su reestructuración este mismo año, en el que se comprometió ante la Comisión Europea a tener centrado su negocio en su territorio de origen (Castilla y León, Madrid y Cáceres), a vender sus participaciones empresariales y reducir la plantilla. Hay que recordar que desde la toma de control de Unicaja, en 2013, la entidad ya ha eliminado 1.230 empleos.

"Banco Ceiss inicia este proceso desde el más absoluto respeto a sus profesionales y con la mayor voluntad de diálogo con los representantes de los trabajadores, con el fin de alcanzar la solución más adecuada para todas las partes", concluye el comunicado de EspañaDuero.