Sábado, 16 de diciembre de 2017

Cómo cuidar de ti y de los tuyos de forma sostenible

Cada vez más empresas apuestan por líneas de ropa y calzado sostenible dentro de sus grandes tiendas. Este tipo de ropas y complementos basan la producción de sus piezas con materiales orgánicos cultivados de forma sostenible o bien materiales reciclados.

El ajetreo de la vida moderna y las exigencias sociales bajo las cuales hemos de vivir a veces nos ponen en un dilema: ¿cómo cuidar de mí mismo/a y de mi familia si apenas tengo tiempo? Pues bien, gracias a los avances en diferentes campos podemos optimizar nuestro tiempo, pero no solo eso, sino que además podemos hacerlo de forma sostenible con el mundo que nos rodea.

Cada vez somos más conscientes de que los recursos naturales del planeta Tierra son limitados. Y de hecho, ponemos lo que está en nuestra mano para intentar tratar lo mejor posible a nuestro entorno, como por ejemplo a la hora de reciclar o comprar un coche eléctrico en lugar de uno de gasolina. Y aunque nunca es suficiente, son los pequeños pasos los que cuentan para conseguir un fin mayor.

Incorporar ciertas pautas de sostenibilidad en nuestra vida implica cambiar algunas pautas a la hora de comprar productos como alimentos o ropa, ahorrar energía o apostar por empresas no contaminantes. Hoy en día gracias a Internet y las nuevas tecnologías es mucho más fácil recibir información al respecto que hace unos años, y de la misma manera encontramos muchos más recursos que podemos poner en práctica si queremos.

Veamos qué podemos hacer para proteger el medio ambiente a la vez que nos cuidamos desde un punto de vista online.

Cosmética online al alcance de todos

Dicen que la cara es el espejo del alma, y no es para menos. A pesar de que no es algo indispensable, las mujeres –y cada vez más hombres- se maquillan a menudo, ya sea para disimular la edad como para sentirse más guapas por fuera y por dentro.

Para ello contamos con páginas web de cosmética online en las que encontramos productos de maquillaje online que nos llegan a la puerta de casa. En este tipo de webs encontramos cosmética natural en productos de todo tipo como aceites, cremas, espuma para el pelo o lápiz de ojos, entre otras cosas. Este maquillaje rehúye de químicos y apuesta por ingredientes 100% naturales.

Un ejemplo claro de esto lo podemos ver en cremas antiage como la de Bellavei, que se enmarcan dentro de los productos de cuidado de la piel (skin care) y que actúa sobre la hidratación, la limpieza, la prevención de arrugas y envejecimiento y la tonificación del rostro con componentes tan orgánicos como la vitamina C, la manteca de Karité o el aceite de Onagra, entre otros.

Ropa sostenible

Cada vez más empresas apuestan por líneas de ropa y calzado sostenible dentro de sus grandes tiendas. Este tipo de ropas y complementos basan la producción de sus piezas con materiales orgánicos cultivados de forma sostenible o bien materiales reciclados.

De la misma forma que las grandes compañías se dan cuenta, también lo hacen los pequeños y medianos emprendedores. En los últimos cinco años han proliferado negocios que se dedican de forma exclusiva a vender ropa sostenible.

Los zapatos veganos de Koivegan son un claro ejemplo de lo que estamos mencionando. Esta empresa basa su filosofía en la venta de calzado vegano, con lo cual hablamos de productos basados en sustentabilidad medioambiental y confeccionados con materiales ecológicos como el corcho u otras fibras –y por supuesto sin utilizar cuero.

Lo bueno es que no solo se preocupan por el concepto de zapatos veganos, sino que apuestan por diseño y calidad. La estética no ha de ser el enemigo de la naturaleza, ¡al contrario!

No te olvides de los textiles del hogar

Y cuando hablamos de ropa no nos referimos únicamente a la que llevamos encima. Nuestros hogares están llenos de tejidos, ya sea en forma de cojines, edredones o cortinas, cuyos materiales han de garantizar confort a los que viven en casa con nosotros.

Se debe hacer un especial hincapié en lo que compramos para los más pequeños y pequeñas de la casa. En este caso, elegir una adecuada ropa de cama infantil es vital para garantizar la seguridad y la calidad del sueño de nuestra familia. Así que para ello, podemos encontrar colchas para niños en esta fantástica web de colchas infantiles, la cual promete garantía, diseño y calidad de los tejidos.

 

Es imprescindible llevar un estilo de vida saludable

Para comprender lo que nos rodea hemos de mirarnos primero a nosotros/as mismos/as. Si no nos cuidamos como es debido y nos mimamos un poco, ¿cómo vamos a hacerlo con el planeta? Además, se ha demostrado que una población sana y el medio ambiente están intrínsecamente relacionados: si apostamos por un mundo sostenible, viviremos más y mejor.

Empezar, sobre todo si hasta ahora no nos hemos portado muy bien, es posible que nos resulte algo complicado. Pero no te desanimes, todo es posible y los resultados son increíbles. Empieza por lo básico:

  • Elige y compra comida sana y orgánica. Siempre en medida de lo posible (sabemos que en ciertas ciudades es difícil conseguirlo), escoge productos orgánicos sin tratados químicos. No solo te beneficiará a ti como persona directamente en tu cuero y mente, sino que estarás favoreciendo un tipo de consumo sostenible y eco-friendly.
  • Incorpora el ejercicio y el deporte a tu vida diaria. En lugar de coger la moto al trabajo, ves en bicicleta. El esfuerzo se verá recompensado por un cuerpo mucho más sano y enérgico, y al mismo tiempo al no conducir un vehículo a motor estarás reduciendo las emisiones de carbono que tanto contaminan y perjudican el aire que nos rodea.
  • Socializa con tus amigos y familia. Una vez estamos bien con nuestro cuerpo, es necesario conectar con las personas más cercanas a nosotros/as. La tecnología ha aumentado el individualismo y la alienación, algo que se ha de evitar porque lo único que provoca es sentimientos de soledad y desarrollo de enfermedades como la depresión. Además, al tener consciencia de comunidad, nos preocupamos mucho más por lo que nos rodea y podemos actuar en conjunto contra el deterioro del medio ambiente.