Sábado, 16 de diciembre de 2017

Fallece el cantante Manolo Tena a los 64 años

Firmó en solitario temas tan populares como 'Quiero bailar rock & roll', 'Sangre española' y 'Tocar madera', entre otros

Manolo Tena, cantante

El cantante Manolo Tena ha fallecido a los 64 años, según ha confirmado la SGAE a través de Twitter. "Enorme pena al tener que confirmar esta noticia: Ha fallecido el gran músico y compositor Manolo Tena", ha apuntado la SGAE en un tuit'. La causa ha sido un cáncer de hígado que le fue diagnosticado el pasado mes de diciembre.

Miembro de grupos como Cucharada y Alarma!!!, el artista nacido en Benquerencia de la Serena (Badajoz) aunque se crió en Madrid, en el barrio de Lavapiés, adonde se trasladó con sus padres, fue uno de los grandes referentes de la 'movida madrileña'. Firmó temas tan populares como 'Quiero bailar rock & roll', 'Frío', 'Sangre española' y 'Tocar madera', entre otros. Su primer disco en solitario, 'Tan raro', vio la luz en 1988, pero alcanzó su mayor gloria a comienzos de los años noventa. Sin embargo, en los últimos tiempos su popularidad había decaído.

Fue una víctima más del éxito, que no supo digerir como le ha ocurrido a tantos otros artistas. Sufrió numerosos padecimientos de todo tipo: problemas económicos, enfrentamientos con su discográfica y un consumo de drogas que le colocó al borde del abismo. Ya con 27 años se vio obligado a entrar en un centro de rehabilitación y padeció una crisis de esquizofrenia.

Logró reponerse de aquella estapa oscura y logró colarse en la lista de los más vendidos con 'Sangre española', el trabajo que marcaría la cumbre de su popularidad. Publicado en 1992, vendió más de un millón de copias de este disco, que representó un punto de inflexión en su carrera. Tena, que había compuesto canciones para Miguel Ríos, Ana Belén o Luz Casal, entre otros, por fin era reconocido como buscaba. Incluso logró una nominación al Goya a la mejor música original por su contribución a la película '¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?', de Manuel Gómez Pereira.

A continuación vendrían discos como 'Las mentiras del viento' (1995), un fracaso comercial pese a que el artista siempre confesó su predilección por este trabajo, y 'Juego para dos' (1997). Por aquellos años formó parte de la Junta Directiva de la SGAE y en 1998 editó 'Grandes éxitos y rarezas', un disco doble que repasaba lo mejor de su discografía. Ese mismo año rindió homenaje a Federico García Lorca en un álbum que tenía a 'La aurora' como tema principal. En el año 2000 publicó 'Insólito', donde recuperaba 'La aurora' y 'Son de negros en Cuba', entre otros. Y en 2003 lanzó 'Básicamente', su primer disco en directo.

Sus problemas de salud le obligaron a detener su carrera en 2008. Pero posteriormente reapareció, lanzando en 2015 el que se convertiría en su último álbum, titulado 'Casualidades'. El disco, conformado por trece temas nuevos, fusionaba el rock que había caracterizado su trayectoria con el blues, los sonidos latinos e incluso los ritmos fronterizos tex-mex. Todo ello con la voz rasgada, carrasposa, que constituía su sello de identidad.

Fuente El Norte de Castilla