Viernes, 15 de diciembre de 2017

Una concentración silenciosa invita a una reflexión sobre el cuidado del medio ambiente

‘Debemos plantearnos qué impacto real tienen nuestras acciones cotidianas”

La concentración de Cáritas se realizó junto a la Iglesia de San Marcos / Foto de Alberto Martín

‘Deja tu huella, cuida de la casa común’. Ese ha sido el lema  de un nuevo encuentro de los círculos de silencio que promueve Cáritas en el último jueves de cada mes, junto a la iglesia de San Marcos. En esta ocasión se invitaba a una reflexión sobre el cuidado del medio ambiente.

“La extracción incontrolada de materias primas, la acelerada disminución de la biodiversidad y el calentamiento global son realidades que a medio y corto plazo están haciendo que el planeta tierra sea aun la más pobre entre los pobres”, argumentan desde la organización católica. Por eso, añaden, “el compromiso por el cuidado de la naturaleza y la apuesta por la sostenibilidad medio ambiental son irrenunciables a nivel individual y colectivo”.

Los promotores de esta concentración explicaban que “son innumerables las ocasiones en que hemos masacrado la naturaleza en nombre de la sostenibilidad y el desarrollo sostenible, de hecho, necesitaríamos tres planetas como la Tierra para que todo el mundo viviese con el mismo nivel de consumo con el que vivimos en nuestro país”.

En este sentido, defienden que “muchos de nuestros gestos cotidianos favorecen esta situación, debemos plantearnos qué impacto real tienen nuestras acciones cotidianas sobre el medio ambiente y cómo podemos reducirlo ese impacto; qué tipo y qué cantidad de energías y materias utilizamos consumimos, y cómo podemos reducir su consumo; qué hacemos con los residuos que generamos ¿recuperarlos, reutilizarlos, reciclarlos… o convertirlos en basura?”.

Consumo Responsable

La alternativa a ese deterioro del medio ambiente es “incorporar criterios de ahorro energético y reducir el uso de materias, alejarnos de la lógica del «usa y tira», que genera tantos residuos sólo por el deseo desordenado de consumir más de lo que realmente se necesita, como dice el Papa Francisco”.

Fotos de Alberto Martín