Lunes, 11 de diciembre de 2017

Vodafone extiende su red 4G a 251 municipios de la región

La operadora ha invertido 84 millones en dos años para el despliegue de banda ancha ultrarrápida en la región

Vodafone mantiene conversaciones con la Junta de Castilla y León, para intentar cerrar una acuerdo que permita ampliar a la cobertura a las zonas rurales

La empresa de telecomunicaciones Vodafone ha ampliado hasta 251 municipios de Castilla y León durante el último año su red de 4G, lo que supone, según la operadora, alcanzar el 80,39% de la población de la comunidad. A su vez, 35 ciudades cuentan ya con cobertura 4G+, una tecnología que permite acceder a velocidades de descarga de hasta 330 Mbps, que supone duplicar la red 4G.

El director territorial de Vodafone en Castilla y León, Miguel García, ha presentado la contribución de la compañía a la economía de Castilla y León y su plan de despliegue de redes de banda ancha ultrarrápida durante el último ejercicio económico.

Durante este periodo, en el que se cerró la integración de Ono , la compañía ha cifrado en 222 millones de euros su contribución económica directa en Castilla y León. Una cifra que reúne el valor creado distribuido entre sus empleados, las empresas de la comunidad que le suministran bienes y servicios, y las administraciones.

Más de 3.000 empleos

Con una plantilla de algo más de 3.000 trabajadores a tiempo completo y con una cartera de 520.000 clientes de telefonía móvil en Castilla y León y 150.000 de telefonía fija, Vodafone ha continudado durante el último año eldespliegue de fibra para superar en la actualidad las 685.000 unidades inmobiliarias en la comunidad autónoma. Estos hogares ha pueden disfrutar, según recalca la operadora, de «los más completos servicios convergentes», en una oferta que integra la red móvil, la fibra, y los contenidos de televisión, que incluyen cine, fútbol y series, así como todo el catálogo de Netflix.

Par llevar a cabo este despliegue, la compañía ha invertido algo más de 85 millones de euros durante los dos últimos años en la comunidad, con el objetivo de acelerar la expansión de las redes de banda ancha ultrarrápida móvil y fija en la región.

Zonas rurales

La empresa, según destacó su director regional, mantiene conversaciones con la Junta de Castilla y León, para intentar cerrar una acuerdo que permita ampliar a la cobertura a las zonas rurales, que hoy carecen, ya no solo de acceso a Internet, si no incluso apenas pueden utilizar los servicios de voz. Un proyecto que persigue asimismo ir reduciendo las zonas de sombra que se registran en determinadas zonas de la comunidad.

Miguel García ha negado asimismo que la integración de Ono haya supuesto un incremento de las tarifas para los clientes de esta operadora, porque, según ha explicado, el ligero aumento de precios ha venido acompañado por un ampliación de los servicios mucho más acusado.

En los últimos meses, Vodafone ha continuado con su proyecto para reformar por completo sus puntos de venta, con la transformación del espacios, los procesos de venta, y la atención y asesoramiento a los clientes del canal de distribución. Un proceso que afecta ya a 25 puntos de venta en toda la región.

Fuente El Norte de Castilla

  • Tienda de Vodafone en Salamanca capital