Miércoles, 13 de diciembre de 2017
Las Villas al día

Así vivimos la Pascua en Cantalpino

Cada año, y asentados en la Casa de Sor Eusebia regentada por la congregación de las Hijas de María Auxiliadora, miembros de la familia salesiana participan en la Semana Santa del pueblo
Salesianas y seglares, junto a la escultura de Sor Eusebia, compartieron la alegría de la Pascua

En la actualidad, la Casa de Sor Eusebia de Cantalpino es lugar de acogida y de encuentro para grupos de familia salesiana donde se celebran campos de trabajo, convivencia y, sobre todo, un espacio para recordar y empaparnos del testimonio de esta gran salesiana y vecina nuestra.

Desde hace años, las Salesianas, en colaboración con el sacerdote de la parroquia, animan a un grupo de jóvenes a vivir una experiencia de Pascua acompañando las celebraciones del pueblo.

Este año hemos venido un grupo formado por dos salesianas y dos seglares. Durante estos días hemos participado y colaborado de las distintas celebraciones: laudes, oficios, hora santa, procesiones…

Pero nuestra experiencia ha ido más allá; también ha sido un tiempo de compartir juntos nuestra fe, de encontrarnos en silencio ante Jesús y  confrontar nuestra vida.

Durante la Pascua hemos rezado con las situaciones de dolor, sufrimiento y soledad  que existen en nuestro mundo: en especial los cristianos perseguidos, el Padre Tomás (salesiano) secuestrado en Yemen, los refugiados, el paro juvenil, las experiencias cercanas de enfermedad o las familias con necesidades económicas.

Consideramos que participar en la Pascua ha sido una gran oportunidad para compartir la fe y la vida del pueblo de Cantalpino en Semana Santa, que como Jesús se acerca a las personas, camina con ellas y tiene gestos concretos de misericordia. Agradecemos a D. Anastasio y a los vecinos su acogida y hacernos sentir uno más entre vosotros.

 Javier  C, Laura G , Paloma R. Fma y Mayte B. Fma

Fotografías: Elena Sánchez