Lunes, 11 de diciembre de 2017

Ideología, orientación sexual y racismo, los principales ‘delitos de odio’ en Salamanca

En el ámbito nacional se produjeron 1.328, lo que supone un incremento del 3,3%

Los "delitos de odio" crecieron el pasado año

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad registraron el pasado año en España un total de 1.328 ‘delitos de odio’, lo que supone un incremento del 3,3% con respecto a 2014. Todos los ámbitos delictivos han aumentado en relación al año anterior, excepto el denominado ‘antisemitismo’ y ‘orientación o identidad sexual’, que han disminuido en un -62,5% y -67,1%, respectivamente.

En Salamanca se registraron 14 delitos, con diez detenidos, de los que dos fueron por discapacidad, cuatro por la orientación sexual, tres por racismo y cinco por la ideología.

Por otra parte, los ámbitos que mayor número de incidentes registran son los de ‘racismo/xenofobia’, ‘ideología’, y ‘discapacidad’, que suponen un 38,0%, 23,2%, y un 17,0% del total. Lesiones, amenazas e injurias son los principales delitos contra las víctimas de sexo masculino y, en el caso de las mujeres, a lesiones y amenazas se suman abusos sexuales.

  • Antisemitismo: 9
  • Aporofobia: 17
  • Creencias o prácticas religiosas: 70
  • Discapacidad: 226
  • Orientación o identidad sexual: 169
  • Racismo y xenofobia: 505
  • Ideología: 308
  • Discriminación por razón de género: 24

Dentro del término de ‘delitos de odio’ se engloban diversas conductas, algunas de las cuales están tipificadas como infracciones penales en el Código Penal, y otras contempladas en diferentes normas administrativas. Cabe señalar que entre aquellas tipologías de carácter penal y administrativo destacan las lesiones, las amenazas, las injurias, los actos racistas, xenófobos e intolerantes en el deporte y los daños.

El perfil de la víctima de ‘delitos de odio’ corresponde en un 40% a mujer y un 13,55% son menores de edad, mientras que el mayor porcentaje se encuentra entre los 18 y 40 años. Las víctimas de nacionalidad española acaparan el 73,4% de los registros, mientras el resto se reparte entre ciudadanos procedentes de Marruecos, Ecuador, Senegal y Rumania.

Entre los principales hechos que motivaron la  detención/imputación se hallan las lesiones, las  amenazas, el abuso sexual, y el los tratos degradantes en el ámbito del racismo y  xenofobia. Las lesiones son los hechos que  prevalecen entre los agresores del sexo femenino.