Sábado, 16 de diciembre de 2017

Una región más atractiva para trabajar

Castilla y León pasa del puesto decimoquinto al octavo entre las comunidades favoritas para emplearse

na trabajadora , en la fábrica de Renault de Villamuriel de Cerrato / Foto El Norte

Castilla y León ha mejorado su calificación y se ha convertido en la octava mejor región para trabajar. Hace un año se situaba en el decimoquinto lugar en la clasificación de las comunidades españolas y ahora ha pasado al octavo. Un logro que ha medido la empresa de recursos humanos Adecco, quien hace tres años puso en marcha el Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo para saber el grado potencial de satisfacción de un ocupado medio en cada una de las comunidades autónomas españolas.

Cada semestre, Adecco profundiza en el grado de satisfacción de los trabajadores y también en las oportunidades que ofrece el mercado laboral de cada autonomía. Castilla y León presenta mejores perspectivas que hace solo un año. Doce meses atras se situaba en la posición décimoquinta y en la actualidad ha logrado escalar hasta la octava.

Las categorías en las que muestra mejores puntuaciones son las de remuneración, seguridad, oportunidades de empleo y desarrollo profesional y conflictividad laboral. Solo desciende su valoración en el área de conciliación, como ocurre en otras quince autonomías.

Mejoran los salarios

El salario medio castellano y leonés (1.477 euros mensuales) ha pasado de perder el 4,1% de su poder de compra un año atrás a tener un incremento del u 2,7% (el equivalente a 462 euros anuales), el cambio más positivo entre todas las comunidades.

En el apartado de seguridad en el empleo, el aumento de los accidentes laborales ha marcado la tónica general. De media, se han registrado 57,7 accidentes, que causaron baja por cada 10.000 ocupados (+7,5% interanual). No obstante, sigue como la tercera autonomía con menor siniestralidad laboral de todo el país.

En Castilla y León, la tasa de paro se ha reducido hasta el 18,3%, su valor más bajo desde junio de 2012. De un total de 22.900 nuevos puestos de trabajo, 19.900 son de media o baja cualificación, mientras que los 3.000 restantes son de alta cualificación.

Ocho regiones han aumentado las contrataciones a tiempo completo, pero han reducido el empleo de media jornada. Es el caso de Castilla y León, donde se han perdido 2.300 empleos de tiempo parcial (-1,5%), que han sido más que compensados por la contratación de 25.200 personas a tiempo completo (+3,3%).

La recuperación en el mercado de trabajo se traduce también en una reducción general de la conflictividad laboral. En el último año, el número de huelgas en la región ha caído el 43,2% y el número de participantes se ha reducido el 2,7%.

El puesto octavo que ahora ocupa Castilla y León es el mejor que ha tenido en los últimos años. El incremento interanual que ha logrado en un año del 19,7%, para colocarse con 5,5 puntos (coincide con la media nacional) motiva ese alza de una región más atractiva para trabajar.

Fuente El Norte de Castilla