Lunes, 11 de diciembre de 2017

Desconvocada la huelga de los sindicatos en Renfe para esta Semana Santa

Primero se cayeron de la convocatoria los maquinistas y finalmente también CC OO

Las conexiones ferroviarias recuperan la normalidad tras la suspensión de la huelga

Quienes tuvieran programado viajar en tren esta Semana Santa ya pueden respirar a gusto. Los dos días de huelga total convocados para estas fechas, tanto el miércoles 23 -considerado el día de mayor tráfico del año en las carreteras españolas- como el Lunes de Pascua, día 28, han quedado finalmente anulados por los propios convocantes, el poderoso sindicato de maquinistas Semaf y CCOO, con presencia destacada en el comité de empresa de Renfe.

El primero en caerse de la convocatoria de paros fue precisamente el último en llegar, el Semaf, que primero se desvinculó de la huelga del lunes 28 y finalmente también renunció en las últimas horas a la de este miércoles. CC OO tardó algo más en tomar la misma decisión, cosa que hizo después de conseguir el compromiso por parte del Ministerio de Fomento de que el próximo 1 de abril se pondrá en marcha una comisión especial para desbloquear la aplicación de parte de los contenidos de los nuevos convenios colectivos (2015-2018) suscritos en diciembre.

Ambas centrales habían justificado la adopción de medidas de protesta tan severas en la "incomprensible parálisis" que sufre el desarrollo de ambos marcos laborales, pese a que ya estaban acordados con Renfe y ADIF, el ente público que administra las infraestructuras ferroviarias (fundamentalmente vías y estaciones). Se quejaban, en concreto, de un "bloqueo" en las conversaciones abiertas con ambas empresas para el lanzamiento de las nuevas ofertas de empleo previstas (tanto en los convenios como en los Presupuestos Generales del Estado para 2016), donde estaba incluida la incorporación de al menos 930 nuevos trabajadores hasta finales de 2018.

Por ello, solo estaban dispuestos a reconsiderar su decisión si desde Fomento les confirmaban que se han solventado los impedimentos que puedan existir y "se empiezan a aplicar" las convocatorias previstas. El departamento que dirige Ana Pastor no ha puesto fecha a ese comienzo “por cuestiones técnicas”, pero sí se ha comprometido a abrir una mesa junto con el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas (al ser Renfe y ADIF empresas públicas) para remover los posibles obstáculos.

El grupo Renfe tenía previsto contratar este año a 465 nuevos trabajadores, el 60% de las 775 salidas que se produzcan, como establece la tasa de reposición del Plan de Empleo. Esta contratación en el sector ferroviario público se sumaba a la de Adif, que había solicitado a la Administración la autorización para 262 nuevos ingresos en 2016, con los que se cubrirá también el 60% de sus 436 bajas.

Ya había servicios mínimos

En cualquier caso, y como previsión a que las convocatorias hubieran seguido adelante, Fomento estableció este lunes unos servicios mínimos tan elevados como en los paros convocados los últimos años. Así, se había garantizado la circulación del 77% de los trenes de AVE (alta velocidad) y Larga Distancia, de modo que habrían salido sin problemas 551 de los 714 programados para las dos fechas citadas al principio. En cuanto a los servicios de Media Distancia, se había establecido una cobertura del 65%. Por último, en los trayectos de Cercanías la media habría sido del 50%, si bien se elevaría al 75% en las horas punta.

La huelga, además, podría haber perjudicado al sector turístico en una Semana Santa en la que se pueden batir nuevos récord. La Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) estima un incremento de las reservas para estas vacaciones de entre el 7% y el 10% en comparación con el año pasado, centrado sobre todo en el turismo de interior y las estaciones de esquí.

Fuente El Norte de Castilla