Miércoles, 13 de diciembre de 2017

El lío sobre las Diputaciones, un filón para el PP

Inagotable filón el que ha encontrado el Partido Popular en la propuesta de suprimir las Diputaciones provinciales, que le ha permitido envolverse en la bandera de la defensa del mundo rural, como si éste estuviera condenado automáticamente a desaparecer si lo hacen dichas instituciones.

Ni en sueños podían imaginar las huestes populares -que gobiernan ocho de las nueve de Castilla y León- la munición política que les ha proporcionado el pacto firmado por Pedro Sánchez y Albert Rivera. Una propuesta que además no tragan ni bien ni mal la inmensa mayoría de los representantes socialistas en dichas instituciones, como se está poniendo de manifiesto en las mociones promovidas en toda España.

Ayer el Senado debatía una moción a favor de las Diputaciones y hasta allí se fueron los presidentes de las de León, Zamora, Palencia, Segovia, Ávila y Salamanca (en realidad, este último, Javier Iglesias, tenía que estar de todas formas, ya que desde las pasadas elecciones generales compatibiliza la presidencia de la Diputación con un escaño en la CámaraAlta).

Mientras, colea la moción conjunta presentada en el mismo sentido y aprobada por unanimidad por el pleno de la Diputación de Soria, a raíz de la cual Ciudadanos ha abierto desde Barcelona un expediente disciplinario con amenaza de expulsión a sus dos representantes en la institución. Teniendo en cuenta que uno de ellos, José Antonio de Miguel, es el alcalde de Almazán, y el otro, Raúl Lozano, lo es de Hinojosa del Campo, la medida, más que desproporcionada, supone en realidad darse un tiro en el pié.

Si el PSOE se tomase tan a la tremenda la discrepancia, tendría que expedientar al presidente, Luis Rey, y demás integrantes del grupo socialista que gobierna la Diputación soriana, que han aprobado exactamente la misma moción. Y podía seguir con el grupo socialista de la de Valladolid, que acaba de llegar a un acuerdo con el popular para presentar una moción conjunta en defensa del mantenimiento de la Diputación. Eso sí, esta última moción aboga por una modernización de la instituciones provinciales que incluya la elección directa de los diputados. En el PSOE, cada uno por su lado, y Ciudadanos cociéndose en su propia salsa. Mayor regocijo para el PP, imposible.

eltopillodecastillayleon@gmail.com