Lunes, 18 de diciembre de 2017
Alfoz al día

Tejedoras voluntarias ‘visten’ la biblioteca

VILLAMAYOR | Desde octubre, el centro desarrolla el proyecto ‘Vestimos la Biblioteca’ para decorar con piezas de ganchillo columnas, percheros o relojes
Columnas de la sala que acoge los distintos espectáculos de animación a la lectura

Ovillos de lana, creatividad y muchas ganas de participar son los principales ingredientes de un ilusionante proyecto que la biblioteca pública de Villamayor de Armuña puso en marcha el pasado mes de octubre con el objetivo de “consolidar una fructífera relación entre el fomento de la lectura y la participación voluntaria de los usuarios”.

Se trata de ‘Vestimos la Biblioteca’, una propuesta que poco a poco ha ido transformando las distintas salas del centro con una actividad tan sencilla como el tejer. Las columnas, los relojes, los tiradores de las puertas, los percheros o los pasamanos muestran ya una nueva y atractiva imagen gracias al trabajo que realizan las voluntarias que tejen con especial cariño cada una de las piezas de ganchillo con las que después visten la biblioteca.

Los ovillos de lana utilizados proceden de distintas donaciones de particulares y entidades que de esta manera aportan su granito de arena a un novedoso proyecto que finalizará el 23 de abril con un exitoso resultado y que ha implicado a un total de 24 voluntarias que participan en los talleres para el desarrollo de la actividad. Cabe destacar el carácter intergeneracional de la propuesta, con participantes cuyas edades oscilaban entre los 80 años la persona de más edad hasta los 7 años de la menor.

Columnas de cuento

Entre las intervenciones realizadas en estos meses destaca la decoración de tres de las columnas de la sala en la que se celebran distintos espectáculos de cuentacuentos o animación a la lectura. Lunas, mariposas, columpios, sonrisas, flores, estrellas o manos visten las columnas en las que se podemos encontrar un elemento especial como son las campanillas que cuelgan en una de ellas y que representan la participación de una tejedora invidente.

También se han vestido los tiradores de la puerta de acceso a la biblioteca siguiendo un diseño sencillo en franjas de colores blanco, rojo y azul que trata de homenajear a uno de los títulos clásicos como es ‘¿Dónde está Wally? Para vestir lo percheros se han inspirado en el libro ‘Las cuatro canciones’, de Estrella Ortiz y Carmen Queralt, ya que se asemejan a las ilustraciones de  los árboles en las distintas estaciones que figuran en el libro.

‘Vestimos la Biblioteca’ se realiza a través del denominado ‘urban knitting’, movimiento mundial que tiene como objetivo reivindicar lo estético a través del arte callejero. Un graffiti ecológico, limpio, que respeta el entorno, y que propicia el trabajo de colectividades frente al individualismo con el fin de buscar el desarrollo comunitario, y en este caso, además, la promoción cultural. El proyecto se inició en octubre de 2015 y pretende extenderse hasta la fecha simbólica del 23 de abril, Día del Libro y Día de Castilla y León.

Ver más imágenes: