Martes, 12 de diciembre de 2017

Rajoy está dispuesto a mantener una reunión conjunta con Sánchez y Rivera

El presidente en funciones llamará primero esta semana al líder del PSOE en busca de una conversación a dos y admite que se sume Ciudadanos, pese a considerar un “fraude” el planteamiento de ambos

[Img #578918]

El presidente del Gobierno en funciones, dispuesto a recuperar la iniciativa para intentar una gran coalición con el PSOE y Ciudadanos, no se cierra a recibir de manera conjunta a Pedro Sánchez y Albert Rivera. Mariano Rajoy llamará en primer lugar esta semana al líder socialista porque cree que esa es su “obligación”, y acepta que acuda a la cita acompañado por su “socio de hecho”. “Si quiere venir con el señor Rivera, como si quiere venir con el portavoz parlamentario del PSOE, que venga con quien quiera, yo creo que una primera conversación privada o a dos sería mejor, pero no lo sé”, ha especificado en una entrevista en la Cadena Cope.

El presidente del PP ofrecerá nuevamente a ambas formaciones el gran pacto de legislatura que esbozó el día 21 de diciembre, aunque su prioridad siga siendo el PSOE. Los votos de Ciudadanos, asegura, no son “necesarios” para garantizar un Gobierno estable. Es más, no admite que se ubique por un lado a los populares con 123 escaños, y por otro a Sánchez y Rivera con 130. “Eso es lisa y llanamente un fraude; a lo mejor si hay convocatoria electoral PSOE y Ciudadanos van juntos a las elecciones, pero la gente ha votado al PSOE o a Ciudadanos”, ha arremetido tras recordar que la suma de las dos fuerzas ha “fracasado” y ha sido “derrotada” la semana pasada en las dos sesiones de investidura.

Las principales críticas del jefe del Ejecutivo se centran, de hecho, en el partido de Rivera, que disputó el electorado del PP en los pasados comicios y que se presenta como el adversario más directo de los populares. Rajoy se propone “recuperar” el voto perdido y, de ahí, que se dirija a quienes apostaron por la formación emergente el 20-D. “Es verdad que ha habido personas, que por unas u otras razones, y la corrupción ha sido algo que mucha gente ha tenido en cuenta, han pasado de dar su voto al PP a dárselo a Ciudadanos, pero lo que hay que preguntar es si esas personas pensaban que su voto iba a ser utilizado para hacer presidente del Gobierno al candidato del PSOE”, ha incidido el jefe del Ejecutivo, que garantiza no comprender a su nuevo rival.

En cuanto a los escándalos que afectan a su partido, el presidente está convencido de haber dado “la batalla” frente a esta lacra, aunque reconoce no haber conseguido “transmitirlo” a los españoles. Aun así, reitera que se debe ser “contundente, pero justo” y se justifica respecto a casos como el de la exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá, que se resiste a dejar el escaño aunque su antiguo equipo municipal esté investigado. “Pudimos haber sido más contundentes, más ágiles y más rápidos, pues también, pero un juez para condenar a una persona a veces tarda tres y cuatro años, y a nosotros se nos pide en 24 horas y no es fácil”, ha defendido. Por otro lado, no cree que el PSOE tenga “autoridad moral” para exigir nada en esta materia.

Pese a todo, Rajoy mantiene su voluntad de presentarse a los próximos comicios si el PP quiere, y no valora, hoy por hoy, dar un paso atrás, como piden Ciudadanos y algunas voces críticas de su partido. “Es algo que no me planteo en este momento”, ha zanjado.

Fuente El Norte de Castilla