Lunes, 11 de diciembre de 2017

"Vivir en San Esteban es una suerte y una responsabilidad de mantener viva la tradición humanística"

Apela al "compromiso con la verdad, con la autenticidad de lo humano; vivimos una sociedad en la que hay demasiada impostura, demasiada mentira"

[Img #577014]

El clero de Salamanca celebrará el VIII centenario de la Orden de Predicadores con unos días de reflexión y convivencia en Caleruega, lugar de nacimiento de Santo Domingo

Fray Ricardo, ¿de dónde es usted y cómo empezó con la Orden de Predicadores?

Nací en la ciudad de León hace 53 años. Mi primer contacto con los dominicos fue en un seminario menor en el que estudié. En la localidad de La Virgen del Camino, al lado de la ciudad de León.

¿Cuál es su formación y que actividades ha realizado en la Orden antes de ser nombrado Prior de San Esteban?

Estudié primero el primer ciclo de Filosofía en el Instituto Superior de Filosofía de Valladolid. Después estudié Teología, en el grado de Bachiller en la Facultad de san Esteban. La licenciatura en Teología la obtuve en la Universidad Pontificia de Salamanca y, posteriormente, obtuve el grado de licenciado en Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid. Finalmente marché a Bonn (Alemania) para realizar estudios de doctorado en Teología.

Mi primer destino tras ser ordenado sacerdote fue una parroquia en el centro de Madrid, donde sobre todo trabajé pastoralmente con jóvenes. Después he realizado la función de vicario provincial (nosotros le llamamos socio del Provincial). También he sido formador de jóvenes dominicos.

¿Cuáles son sus preocupaciones intelectuales?

En primer lugar la teología y la filosofía, sobre todo el pensamiento contemporáneo. Siempre estoy leyendo también alguna obra literaria, incluyendo en ello la poesía. También me interesa el arte, la historia, la psicología… Y la música clásica.

[Img #577013]
Usted es teólogo, ¿qué puede aportar hoy la Teología a nuestro mundo?

La teología ofrece sobre todo un pensamiento acerca de Dios. Algo central para el ser humano. Y como Dios es el creador que se encuentra en el origen de todo, al pensar a Dios nos introducimos también en la realidad del ser humano, del sentido de la historia y del cosmos…La teología ofrece, me parece a mí, la posibilidad pensada y razonada de encontrar un sentido al mundo, a nuestra vida.

Acaba de concluir el Año de la Vida Consagrada, ¿qué significa ser fraile dominico?

Ser dominico es vivir el mensaje del Evangelio en una fraternidad en la que todos somos iguales y mantenemos unas relaciones de cariño, ayuda y colaboración mutua. Y en la que nos comprometemos en presentar el sentido de la Palabra de Dios, eso es la predicación.

¿En qué sentido hay que renovar la vida religiosa hoy?

Diría en el que la Iglesia y el Papa actual nos proponen para todos los cristianos. Una renovación en un doble aspecto: renovación espiritual que nos lleve a profundizar más en Dios y en el Evangelio. Renovación en la propuesta del Evangelio a nuestro mundo acercándonos sobre todo a los que más sufren en todos los sentidos.

¿Qué resaltaría de la presencia de los dominicos en el mundo?

Sobre todo destacaría la aportación de pensar la fe, de buscar el sentido que tiene la Palabra de Dios.

¿Sólo se puede vivir como dominico como fraile?

No por Dios, la vida se puede vivir de muchas maneras. También la vida cristiana. Ser dominico es una de ellas.

¿Qué han aportado los dominicos a nuestro mundo, a nuestra cultura?

Lo que antes he indicado, la preocupación por pensar el sentido y significado de la Palabra de Dios en todas sus dimensiones

A primeros de enero se ha producido la unificación de las provincias de España, ¿qué supone la unificación?, ¿es una forma de nacer de nuevo?, ¿qué supone para San Esteban?

Soy de los que entiendo estos procesos de unificación de manera bastante pragmática. Son resultado de la disminución de vocaciones. Hoy somos menos religiosos que hace algunas décadas y hay que unir fuerzas.

¿Cuáles son los objetivos prioritarios de un Prior? [Img #577015]

Los que establecen nuestras constituciones. Ser signo de la unidad de la comunidad, buscando siempre que nos mantengamos unidos. Preocuparse por las necesidades de los hermanos, que son tanto materiales como espirituales, atender a los hermanos enfermos…Animar la vida de la comunidad en la dimensión espiritual, cultural y también en los proyectos pastorales que tenemos.

¿Qué significa vivir en el Convento de San Esteban con su historia tan importante en la Orden y en la ciudad?

Para mí una enorme suerte. Son pocas las personas que podemos vivir en un edificio tan bello, con una historia tan significativa. Una suerte y una responsabilidad. La de mantener la belleza del edificio y ofrecerla al disfrute de otros. La de tener viva la tradición humanista de este edificio.

¿Qué importancia histórica tiene el Convento de San Esteban?

La de haber sido uno de los focos del humanismo renacentista español. Frailes de este convento se encuentran en el origen de la doctrina del derecho internacional, de la defensa de la dignidad humana, de la ciencia económica moderna y hasta del movimiento de los cuerpos, como se empieza a hacer en la física moderna.

Estamos en el año del Centenario, ¿qué elementos del carisma y espiritualidad heredada de Domingo de Guzmán son más necesarios hoy?

El compromiso con la verdad, con la autenticidad de lo humano. Vivimos una sociedad en la que hay demasiada impostura, demasiada mentira…En el fondo todos deseamos una vida más auténtica

¿Qué supone celebrar el aniversario de los 800 años de los Dominicos?

Alegrarnos por todo lo que la Orden ha vivido en estos ocho siglos y pensar de nuevo nuestras raíces y nuestros orígenes.

¿Qué retos se ha planteado la Orden para los próximos años?

Son los retos de la Iglesia: seguir hablando de la bondad de Dios en sociedades religiosamente muy indiferentes…También el reto de ofrecer un mensaje de fraternidad y aprender a compartir en un mundo tan injusto, el desafío de mostrar la fuente de la paz frente a la violencia y la deshumanización

¿Cómo se celebrará en San Esteban este importante acontecimiento?

Con un programa de actividades culturales y religiosas…Algunas de ellas ya han tenido lugar

¿Qué ofrece hoy San Esteban al conjunto de la Orden?

Aparte del significado de la historia, el trabajo de la comunidad actual en diversas tareas que tienen que ver con el estudio y la enseñanza de la Teología, con el mantenimiento y cuidado del patrimonio en el archivo histórico, las bibliotecas.

¿Y a la ciudad de Salamanca?

Ofrecemos uno de los monumentos que contribuyen a la venida de turistas a nuestra ciudad. Un centro de teología en el que se han formado y se siguen formando muchos laicos…Una iglesia que es referencia espiritual de muchas personas…Una biblioteca con una sala de lectura conservando el silencio y la paz necesaria para el estudio. También hay que mencionar lo que los dominicos de las Villas vienen haciendo desde hace más de 25 años y lo que significa para la Sierra el santuario de la Peña de Francia, atendido por dominicos de la comunidad de San Esteban.

Salamanca ha sido una ciudad universitaria y  la presencia de la Orden ha sido muy importante, como se nos muestra en los numerosos homenajes  ¿Qué importancia tiene en la Orden el estudio?

El estudio es central para un dominico. Para presentar el Evangelio al ser humano en sus diversas situaciones y contextos hay que conocer primer a ese ser humano. Y hay que profundizar también en la palabra de Dios.

¿Los Dominicos de San Esteban predican con su fachada?

Bueno, hoy día las fachadas de los monumentos no tienen el sentido que tenían en otras épocas, pero sin duda, una fachada como la de San Esteban indica que los seres humanos podemos dejar la vulgaridad y buscar la belleza, podemos profundizar en nosotros mismos, encontrar la armonía, elevar los ojos al cielo… Hay quienes visitando el convento no dicen que han tenido en su vida un impacto espiritual. Ese debería ser el sentido de los viajes y el turismo. No es pasar por ciudades sacando miles de fotos y sin percibir realmente lo que vemos…sino dejarnos transformar por lo que contemplamos.

Dentro de 8 años será el 800 aniversario de los Dominicos en Salamanca, ¿ha sido una historia intensa?

Yo creo que sí. Y lo sigue siendo. La intensidad está ante todo en nuestro interior, y creo que los frailes de San Esteban tenemos mucha intensidad en nuestra vida.

¿Qué actividades realizan hoy los Dominicos de Salamanca?

Como he dicho las que tienen que ver con el estudio y la reflexión teológica, el mantenimiento de nuestro patrimonio. También en la predicación que cada domingo realizamos en nuestra iglesia, y en otros lugares de España y de Latinoamérica de donde nos reclaman para dar cursos, animar espiritualmente comunidades…

¿Cómo colaboran con la Diócesis?, ¿es un año de acontecimientos importantes, como la Asamblea Diocesana y el año de la Misericordia?

Colaboramos con la Diócesis a través de las celebraciones en nuestra Iglesia, orientando espiritualmente a personas y grupos, en la formación teológica, con las actividades de las asociaciones de laicos del convento. Acudiendo a las comunidades parroquiales que nos piden alguna colaboración. Con la atención del santuario de la Peña de Francia y la animación parroquial en el ámbito rural de las Villas. También participamos en el proceso de la Asamblea diocesana, y en el mes de junio, los responsables de la delegación del clero en Salamanca han tenido el detalle de querer celebrar el VIII Centenario con nosotros ofreciendo a todos los sacerdotes de Salamanca unos días de reflexión y oración en el convento de la localidad en la que nación santo Domingo de Guzmán, en Caleruega (Burgos).

[Img #577021]