Sábado, 16 de diciembre de 2017

Las carreteras de la provincia registran 643 accidentes con víctimas durante 2015

Comisión Provincial de Tráfico y Seguridad Vial también analiza estudio de seguridad vial sobre la glorieta de E.Leclerc

[Img #574616]

Evolución de la siniestralidad en carretera que se ha registrado en la provincia de Salamanca durante el año 2015, puntos negros detectados y análisis del estudio de seguridad vial sobre la glorieta SA-20, conocida como glorieta de E.Leclerc, han sido los temas abordados en la reunión que este miércoles ha mantenido la Comisión Provincial de Tráfico y Seguridad Vial, bajo la presidencia del subdelegado del Gobierno en Salamanca, Javier Galán Serrano.

Forman parte de esta Comisión, como representantes de la Administración General del Estado, el jefe provincial de Tráfico, el jefe de la Unidad de Carreteras del Estado en Salamanca, el jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, el jefe del subsector de Tráfico de la Guardia Civil y, por parte de otras Administraciones con competencia en esta materia, la Junta de Castilla y León, la Diputación Provincial de Salamanca y los ayuntamientos de Salamanca y Santa Marta de Tormes.

Según se expuso, a través del informe elaborado por la Jefatura Provincial de Tráfico, el número de accidentes con víctimas en la provincia de Salamanca ha registrado un descenso generalizado en los últimos años, tendencia que también reflejan los datos de 2015, en el que se produjeron 643, que son 21 menos que en 2014.

Las cifras de heridos graves y heridos leves muestran, también, descensos, si bien el número de fallecidos se mantuvo estable, con 13. No obstante, si ampliamos la comparación a las dos últimas décadas se observa una disminución de fallecidos próxima al 85 por ciento.                                        

De los 643 accidentes con víctimas que se registraron, 377 corresponden a los que tuvieron lugar en vías urbanas y 266 en vías interurbanas. De ellos se derivaron 13 víctimas mortales, 92 heridos graves y 752 leves. La práctica totalidad de los fallecidos se produjo en carretera (12), lo que supone un incremento del 50 por ciento en zona interurbana con respecto al año anterior, y la  única víctima mortal en vía urbana lo fue a causa de un atropello en la localidad de Las Veguillas.

En 2015 los accidentes con víctima en vías interurbanas se registraron principalmente en carreteras convencionales. No obstante, 4 de los 9 accidentes mortales se produjeron en autovía, lo que supuso más de la mitad de los fallecidos (7), debido especialmente al alto nivel de ocupación de los vehículos en uno de los siniestros.

Si nos atenemos a la época del año, en el mes de septiembre se contabilizaron 3 accidentes mortales y en agosto 3 personas fallecieron en un solo accidente. Septiembre también fue el mes con más heridos que requirieron hospitalización (11), seguido de mayo (10). Los fines de semana fueron  los días en que tuvieron lugar más accidentes mortales.

En contra de la tendencia de los 5 años anteriores, en los que el mayor número de fallecidos se registraron en accidentes ocurridos entre las 7:00 y las 12:00 horas, en 2015 la peor franja horaria se situó entre las 00:00 y las 7:00 horas, con 6 fallecidos en 3 accidentes.

La salida de la vía volvió a ser, un año más, la causa más frecuente, provocando 25 heridos graves. Cinco de los 9 accidentes mortales ocurridos el pasado año obedecieron a la misma. Por otro lado, el  factor concurrente con mayor presencia fue la distracción o desatención en la conducción, seguido de la velocidad inadecuada.

De los 12 fallecidos en vías interurbanas, 6 fueron mujeres y la otra mitad, hombres, y el grupo de edad más afectado, el comprendido entre los 45 y 54 años, con 4 víctimas; el grupo de 25 a 34 años registró el mayor número de heridos graves, con 14, además de 2 fallecidos. Ocho de los conductores implicados en accidentes mortales en la provincia de Salamanca eran españoles; el resto, de origen portugués, francés y marroquí.

El tipo de vehículo con mayor nivel de implicación en los siniestros mortales fue el turismo, con 5 víctimas, seguido de furgonetas (3) y motocicletas (2).

Puntos negros

Los puntos negros detectados en las carreteras de la provincia de Salamanca se encuentran en la N-620, acceso al polígono de Castellanos de Moriscos; SA-20, glorietas situadas en los puntos kilométricos 92 y  93; SA-220, punto kilométrico 29+053 de la carretera que une Béjar con Ciudad-Rodrigo, y SA-804 en su cruce con el acceso a la urbanización Las Dunas.

Con respecto al primero de ellos, próximamente el Ministerio de Fomento licitará el proyecto para la construcción de una glorieta cerrada, y sobre el último citado, la Junta de Castilla y León ya ha procedido a instalar semáforos y a reducir la velocidad a 50 kilómetros/hora.

Estudio de seguridad vial en la glorieta SA-20 (glorieta E.Leclerc)

La problemática de la glorieta de la carretera SA-20, más conocida como glorieta de E.Leclerc, fue tratada de manera específica por la Comisión Provincial de Tráfico y Seguridad Vial, que conoció el contenido del estudio de seguridad vial realizado por la Jefatura Provincial de Tráfico.

En el mismo se concluye que la siniestralidad en esta glorieta se debe, fundamentalmente, al exceso de velocidad a la que se circula dentro de la misma y a los altos niveles de intensidad de vehículos que soporta (Intensidad Media Diaria, IMD, 18.435 vehículos, de los que 1.942 son pesados). Estas dos circunstancias  generan frecuentes situaciones de duda y distracciones en los conductores que pretenden acceder a ella, lo que da lugar a colisiones por alcances en los propios ramales de acceso y que explican la gran mayoría de siniestros (normalmente de daños materiales y sin importante lesividad, pero muy numerosos).

Desde el punto de vista geométrico se plantean soluciones  efectivas para la reducción de la velocidad de los conductores que circulan por la glorieta, tales como la reducción del ancho de los carriles sobre el anillo y el cebreado de arcenes. En cuanto a la señalización y balizamiento, se propone su refuerzo básicamente con el fin de facilitar el encauzamiento del tráfico en función de su  destino y la instalación de módulos adicionales de BTA (Bandas Transversales de Alerta) en los accesos.

Desde el punto de vista de la vigilancia, se plantea la ubicación, dentro de la glorieta, de dos puntos fijos de control de velocidad mediante cabinas laterales cuya existencia se advertiría previamente con su correspondiente panel informativo.

Fotos: Alejandro López