Martes, 23 de abril de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Ciudad Rodrigo acaba también con visita de la lluvia una Semana Santa pasada por agua
X
CIUDAD RODRIGO | DOMINGO DE RESURRECCIÓN

Ciudad Rodrigo acaba también con visita de la lluvia una Semana Santa pasada por agua

Actualizado 31/03/2024 17:19
David Rodriguez

Las cofradías de la Oración del Huerto, Nuestra Señora de las Angustias y La Soledad acompañaron a la de Jesús Nazareno

La lluvia tampoco se quiso perder a última hora de la mañana del Domingo de Resurrección el cierre de una Semana Santa Mirobrigense 2024 pasada por agua, en la que se han suspendido 5 procesiones, y de las 7 que han podido salir a la calle, 4 han tenido que reducir su recorrido por la caída de la lluvia o por la amenaza de ella (sólo se han desarrollado con normalidad las tres primeras procesiones: La Dolorosa, La Borriquilla y La Oración del Huerto).

La mañana del Domingo de Resurrección amaneció en Ciudad Rodrigo con un cielo que invitaba a cierto optimismo para poder llevar a cabo la última procesión de la Semana Santa, organizada por la Cofradía de Jesús Nazareno, pero fueron cayendo lloviznas de forma periódica, de no demasiada intensidad ni duración. En el rato previo a la hora fijada para la salida (las 13.00 horas), lució el sol, pero el cielo no estaba para nada despejado, y el radar anunciaba la pronta llegada de nuevas nubes con agua.

Así, la Cofradía de Jesús Nazareno decidió salir, pero recortando su tiempo de estancia en la calle, yendo el paso de Jesús Resucitado de forma directa a la Plaza Mayor por la calle San Juan (en vez de ‘rodear’ por Cristóbal de Castillejo, Campo del Pozo, Enrique Zarandieta y Rúa del Sol); y La Dolorosa a través de Cardenal Pacheco (en vez de por la Plazuela de San Salvador, Díez Taravilla y La Colada).

Habitualmente, el Resucitado sale un poco más pronto que La Dolorosa, al ser su recorrido más largo, pero con esos recortes, fue La Dolorosa la primera en pisar la calle, tras la Solemne Misa de Pascua en la Catedral de Santa María a la que asistieron los presidentes de las Cofradías de la Semana Santa (se lo había ‘pedido’ el Obispo, aunque él no estuviese presente). Pese a esa asistencia a la Misa, sólo 3 cofradías acompañaron a la de Jesús Nazareno en la posterior procesión: La Oración del Huerto, Nuestra Señora de las Angustias (que fueron las únicas participantes el año pasado) y Nuestra Señora de La Soledad.

Las tres cofradías mencionadas procesionaron sus banderas, luciendo las cofrades de La Soledad las habituales mantillas blancas. Como es costumbre, las integrantes de Las Angustias y La Soledad (salvo sus presidentes, que procesionaron con el Resucitado), salieron desde la Catedral, con La Dolorosa vestida de luto. Cuando ya estaba ‘a medio camino’, se puso en marcha el Resucitado por la calle San Juan, con la compañía de la recuperada Banda de la Cofradía de Jesús Nazareno, que apenas ha podido salir 2 veces a la calle (en vez de las 5 previstas).

Ambos pasos estaban a punto de entrar en la Plaza Mayor cuando empezó a llover, pese a lo cual ya se decidió seguir adelante con el encuentro previsto en el centro del ágora mirobrigense. Como es tradición, tras unas palabras del capellán del Nazareno, Manolo Peláez, se soltaron palomas, y se quitó el luto a la Virgen para dar paso al manto blanco, sonaba el Reloj Suelto para celebrar la Resurrección. Mientras eso ocurría, fue dejando de llover.

Sin embargo, esa situación sin lluvia duró poco, ya que cuando los pasos estaban encarando el inicio de Julián Sánchez, volvió a caer agua, durante escaso tiempo, pero de nuevo con fuerza. Eso hizo que a ambos pasos se les colocasen sendos plásticos en Julián Sánchez, antes de alcanzar la zona de la Catedral de Santa María, a cuyas puertas se rezó, guiada por el Vicario General, José María Rodríguez-Veleiro, y el presidente del Cabildo Catedralicio, Ángel Martín Carballo, la Salve de cierre de la procesión, que otros años se canta en la Iglesia de San Agustín.

Como hemos ido publicando, nada más concluir la Semana Santa van a empezar unas obras de reforma de la Iglesia de San Agustín, con lo cual ha tenido que quedar vacía de pasos, de ahí que ya estuviese previsto este novedoso final ‘callejero’ de la procesión junto a la Catedral. Tras la Salve (y un aplauso general), las integrantes de La Soledad se quedaron ya en la zona de la Seo, mientras que los dos pasos y el resto de participantes se acercaron a las dependencias del Seminario Diocesano, para dejar allí también recogidos a Jesús Resucitado y La Soledad.

A la altura del Palacio de la Marquesa de Cartago, volvió a llover, pero esta vez fueron ‘cuatro gotas’, que cesaron al entrar por la puerta del patio del Seminario. El cierre definitivo de la Semana Santa, a las 14.00 horas, fue la operación de colocación de los dos pasos dentro de la nave donde permanecerán hasta que concluyan las obras de reforma de San Agustín.