Jueves, 06 de octubre de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Destacados profesores y alumnos de la Escuela de San Eloy durante las últimas décadas muestran sus creaciones
X
exposición de 57 obras

Destacados profesores y alumnos de la Escuela de San Eloy durante las últimas décadas muestran sus creaciones

CULTURA
Actualizado 14/09/2022 15:11
Redacción

Incluidas piezas de Zacarías González, Agustín Casillas, Genaro de No o el recientemente fallecido Fernando Mayoral

La Fundación Caja Duero y Unicaja Banco han inaugurado hoy en Salamanca una exposición que lleva por título 'Profesores y Alumnos de la Escuela de Nobles y Bellas Artes de San Eloy'. Fondos de la Colección Unicaja Banco. Se trata de una coproducción en la que se muestran 57 obras de 34 autores, alguno de ellos tan relevantes como Zacarías González, María Cecilia Martín, Agustín Casillas, Vidal González Arenal, Manuel Gracia, Genaro de No, Andrés Abraido, Isabel Villar o el recientemente fallecido Fernando Mayoral.

Esta coproducción es una selección de obras pertenecientes al fondo artístico de Unicaja Banco que conserva y custodia en sus edificios en Castilla y León, procedentes de la histórica colección adquirida a lo largo de los años por Caja Duero y la anterior Caja Salamanca. En concreto la muestra exhibe 54 pinturas y 3 esculturas de artistas formados en la Escuela de Nobles y Bellas Artes de San Eloy, o que han sido profesores en dicha institución en los últimos 70 años.

En el acto de inauguración han estado presentes el Presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga; el Presidente de la Fundación Caja Duero, José María Vega; y el Alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, patronos de la Fundación, ex directivos de las anteriores Caja Duero y Caja Salamanca, así como otras personalidades de la vida económica, social y cultural de la ciudad, además de algunos de los autores.

La exposición, comisariada por Miguel Ángel Gasco, antiguo alumno y profesor de la Escuela de San Eloy, y docente, asimismo, de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Salamanca, estará abierta hasta el próximo día 2 de noviembre en la Sala de Exposiciones de la Fundación Caja Duero, en la plaza de San Boal, en el siguiente horario: de martes a viernes, de 17 a 20 horas; lo sábados, de 12 a 14 y de 17 a 20 horas; los domingos y festivos, de 12 a 14 horas. La visita será libre.

Labor de mecenazgo

En el acto de inauguración, el Presidente de la Fundación Caja Duero, José María de la Vega, ha destacado que “tan importante como el origen de esta colección es la esencia de la misma, que en este caso obedece a un ejercicio de responsabilidad y compromiso de Unicaja Banco con la sociedad, llevando a cabo los trabajos de conservación, catalogación y difusión de los fondos, para garantizar la continuidad de este patrimonio artístico y cultural”.

De la Vega también ha agradecido a Unicaja Banco el apoyo económico prestado en los últimos años para el mantenimiento de las actividades que lleva a cabo la Fundación. Igualmente, ha recordado la colaboración en esta muestra del Ayuntamiento de Salamanca y la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura.

Por su parte, el Presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga, ha tenido palabras de elogio hacia los gestores de la anterior Caja Salamanca y Caja Duero por crear y preservar esta colección. “Con su labor de mecenazgo y buen gusto coleccionista, permitieron reunir un conjunto excepcional de Fondos de la Colección Unicaja Banco”. A su vez ha puesto de manifiesto el esfuerzo del actual banco para conservar el “patrimonio y el gran legado artístico recibido y acumulado por estas instituciones” en óptimas condiciones en inmuebles de su propiedad, tanto en Salamanca como en otras localidades de Castilla y León, y destacó que esta acción de Responsabilidad Social Corporativa es “una muestra más del compromiso de Unicaja Banco con los clientes, con Salamanca, el conjunto de la región y la sociedad en general”.

Evolución del arte en las últimas décadas

Todas las piezas que se muestran ahora fueron adquiridas por la Caja de Ahorros de Salamanca, bajo sus distintas denominaciones, entre los años 1948 y 2009, periodo durante el que la Escuela de Nobles y Bellas Artes de San Eloy estuvo bajo el patrocinio de la Caja, hoy integrada en Unicaja Banco.

Estas adquisiciones fueron realizadas, bien de manera directa a los propios artistas, o en exposiciones y certámenes emblemáticos, como la muestra organizada con motivo del bicentenario de la Escuela, celebrada en 1984.

Los cuadros y pinturas seleccionados por Miguel Ángel Gasco son un ejemplo de la evolución del arte desde la posguerra. Visiones diferentes, lenguajes distintos: próximos al realismo, con influencias propias de cada tiempo. Se pueden percibir planteamientos contemporáneos y novedosos, propios de los movimientos artísticos que se suceden en algunos momentos, como el arte abstracto. También hay ejemplos de la experimentación en los distintos campos estéticos y pedagógicos.

Tal y como destaca Gasco, “no están todos los que son, pues de alguno de los profesores (también artistas) no hay representación en estos fondos. Por lo tanto, no es ni pretende ser una exposición restrospectiva de quienes pasaron de una u otra manera por la Escuela, sino de aquellos de los que ha quedado legado artístico en la Colección de Unicaja Banco”.

Un proyecto nacido en el siglo XVIII

La Escuela de Nobles y Bellas Artes de San Eloy tiene sus orígenes en 1784, creada por el gremio salmantino de plateros. Su primer objetivo fue dar a conocer las técnicas del dibujo para artistas y artesanos, y posteriormente fue incorporando otras enseñanzas.

En 1906 la Escuela adquirió el actual edificio situado en la plaza de San Boal a Enrique de Aguilera y Gamboa y varias décadas después, debido a sus problemas económicos, transmitió sus bienes a la entonces Caja de Ahorros de Salamanca, funcionado a partir de 1947 como filial de la entidad, que la incluyó dentro de su Obra Social.

En el año 2005, a raíz de la constitución de la Fundación Caja Duero, la Escuela vivió una refundación, y su edificio de la plaza de San Boal se convirtió en la sede de la nueva fundación y centro de cultura referente en las enseñanzas artísticas.

Por sus aulas han pasado a lo largo de los años miles de alumnos y decenas de profesores, algunos de los cuales están representados en la colección que ahora se exhibe.

La Fundación Caja Duero

La Fundación Caja Duero comenzó su andadura en 2005, en el seno de la entidad financiera del mismo nombre. Durante el presente curso más de 300 alumnos, entre niños y adultos, asisten a las clases de dibujo y pintura que se imparten en la histórica sede de la Escuela de Nobles y Bellas Artes de San Eloy. Además de organizar talleres de fotografía y conferencias sobre distinta temática, la Fundación Caja Duero custodia y gestiona la Casa-Museo Zacarías González, así como el legado artístico que aglutina una buena parte de la extensa obra pictórica de este prestigioso artista salmantino, ya fallecido.

Asimismo, colabora con el Coro Ciudad de Salamanca mediante la cesión de las salas de ensayo y espacios de trabajo para que esta agrupación musical, que fue originalmente creada por la Fundación, pueda continuar su labor de formación musical a más 120 niños, jóvenes y adultos. También colabora en actividades de formación teatral a través de la compañía La Bulé, y mantiene abierto el Centro Social para Mayores de la calle Rector Tovar. En paralelo, la Fundación colabora con las actividades de Edufinet, el programa de educación financiera para todas las edades puesto en marcha por la Fundación Unicaja y Unicaja Banco.

La Fundación es igualmente titular de la Sala de Exposiciones situada en el edificio de San Eloy, uno de los espacios expositivos de mayor prestigio de Castilla y León.

A lo largo de sus 17 años de existencia, la Fundación Caja Duero ha desarrollado, además de las mencionadas, un amplio espectro de actividades dentro del arte, la música, las nuevas tecnologías, los estudios sociales y los foros de debate.

Colección Artística de Unicaja Banco

La Caja de Ahorros de Salamanca fue custodia durante decenios de una valiosa colección de pintura propiedad del Estado cedida en depósito, que retornó al Museo del Prado en los años 70 y 80. En ese momento los órganos de gobierno de la entidad decidieron crear una comisión para seleccionar y comprar obras de arte que pudieran ser colgadas en sus inmuebles y oficinas, y se estableció un presupuesto anual con este fin.

De esta forma, a lo largo de los años, la entidad, a través de sus diferentes denominaciones sociales, fue constituyendo su propia colección., con obras adquiridas en subastas, compras a particulares o incluso por medio donaciones de los propios artistas.

En la agenda

Comentarios...