Martes, 28 de junio de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Las ‘fuerzas mayores’ de Ciudad Rodrigo, y hasta una charanga, acompañan a San Isidro en El Puente
X
CIUDAD RODRIGO | SAN ISIDRO LABRADOR

Las ‘fuerzas mayores’ de Ciudad Rodrigo, y hasta una charanga, acompañan a San Isidro en El Puente

SOCIEDAD
Actualizado 16/05/2022 08:51
David Rodriguez

Tras la procesión hubo un homenaje a dos miembros veteranos de la Cofradía

Al caer este año el 15 de mayo en domingo, San Isidro Labrador procesionó dos veces por las calles de Ciudad Rodrigo en la mañana dominical: tras hacerlo en primer lugar por el barrio de San Andrés (donde el desfile tiene lugar antes de la misa), menos de una hora después salió a las calles del Arrabal del Puente, donde la festividad del patrón de los agricultores siempre se conmemora en domingo (sino cae en este día de la semana, se mueve al más cercano).

El retorno de la celebración de San Isidro Labrador al Arrabal del Puente tras la pandemia tuvo como principal característica que congregó a las “fuerzas mayores de Ciudad Rodrigo”, según resaltó José Manuel Jerez, presidente de las Cofradías del Santísimo, San Antón y San Isidro Labrador de la Parroquia de Santa Marina.

En este sentido, en una jornada de múltiples celebraciones de San Isidro Labrador por toda la provincia, esta Parroquia tuvo el privilegio de contar con el Obispo de Ciudad Rodrigo y de Salamanca, José Luis Retana, que presidió todos los actos, estando acompañado durante la eucaristía por el párroco, Prudencio Manchado (quién no pudo quedarse a la procesión al tener misa en otros lugares). Mientras, en la primera fila de bancos estuvo el alcalde Marcos Iglesias, acompañado por Laura Vicente, Jorge Labajo, y José Manuel Jerez, en su doble condición de concejal y presidente de las Cofradías de la Parroquia.

Para darle más realce a la celebración por la presencia de las autoridades, se contó de forma novedosa con la Charanga AlRojo, que animó musicalmente el recorrido callejero de San Isidro Labrador. Como es habitual, la imagen del Santo fue llevada por la calle Álamo Grande hasta la altura de la travesía Clemente Velasco, donde José Luis Retana dirigió la clásica bendición de campos, lanzando agua bendita. Tras ello, se regresó a la Iglesia de Santa Marina por la misma calle Álamo Grande, ocupando en todo momento un lugar destacado la mayordoma, Hilaria Risueño Báez, acompañada de su familia.

Finalizados los actos litúrgicos, fue turno para la celebración lúdica de San Isidro en el salón parroquial, a donde se desplazaron todos los presentes para, en primer lugar, rendir homenaje a dos socios veteranos de la Cofradía (se vienen realizando homenajes por orden de lista): Hilaria Risueño Báez y Justo Iglesias Blanco, quienes recibieron sendos cuadros que incluyen el emblema de la Cofradía. Tras ello, José Luis Retana bendijo la mesa, además de abrir con un “al ataque” el convite.

Comentarios...