Viernes, 01 de julio de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
El Ayuntamiento quiere “blindar” el recinto amurallado controlando el aforo y prohibiendo meter bebidas
X
CIUDAD RODRIGO | CARNAVAL DEL TORO 2022

El Ayuntamiento quiere “blindar” el recinto amurallado controlando el aforo y prohibiendo meter bebidas

CARNAVAL DEL TORO
Actualizado 03/02/2022 08:14
David Rodriguez

Se quiere ‘dificultar’ la llegada de autobuses ‘festivos’ y no se podrá ni comer, ni beber ni fumar en los tablaos y en el recorrido de los encierros

El Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo celebró a última hora de la mañana del miércoles una reunión de su Junta de Portavoces en la cual el Equipo de Gobierno del Consistorio explicó a los portavoces del resto de grupos políticos las medidas que quiere implementar para el buen desarrollo del Carnaval del Toro 2022, con el objetivo de “transmitir que Ciudad Rodrigo es un ejemplo a la hora de hacer un evento en el contexto de la pandemia”, según manifestó el alcalde Marcos Iglesias, quién recordó que “no se puede hacer un Carnaval como lo conocemos”.

A día de hoy, todavía no hay ninguna medida totalmente confirmada, pero una de las que casi con total seguridad será una realidad es el uso obligatorio de mascarilla tanto en el recorrido de los encierros como en los tablaos, aunque en ese momento ya no sea obligatorio su uso al aire libre en España (por ahora sí lo es). En este sentido, el alcalde Marcos Iglesias apunta que “se debe seguir con ella, porque no se cumplirá la distancia de seguridad” interpersonal en un tablao o subidos a una aguja.

En torno a la mascarilla, desde el Ayuntamiento se “recomienda” el empleo del modelo FFP2, porque “bien usada, el contagio es inexistente”, de ahí que se haga “un llamamiento a la población” para que opte por ella. Los únicos que estarán excluidos de llevar mascarilla serán los menores de 6 años y los protagonistas de los eventos taurinos (corredores de encierros, matadores de toros, novilleros, etc.), aunque únicamente en el momento del esfuerzo físico.

Como el uso de la mascarilla será obligatorio en esos momentos, tanto en el recorrido de los encierros como en los tablaos no se podrá fumar ni comer ni beber (salvo agua en un momento puntual), para que así no haya posibilidad de retirarse la mascarilla. Respecto a los tablaos, sus responsables deberán proporcionar soluciones hidroalcohólicas “para la seguridad e higiene de todos”, no teniendo esos espacios límite de aforo ni durante los eventos taurinos ni en el Campanazo, que sí tendrá limitaciones en lo que a la estancia en la arena de la Plaza se refiere, según se detallará en los próximos días.

El otro gran eje de las medidas explicadas en la jornada del miércoles por el Equipo de Gobierno es su intención de “blindar” el recinto amurallado, implantando un control de acceso en las jornadas de Carnaval de mayor afluencia de público, es decir, desde el Viernes hasta el Domingo. De este modo, en una visión “romántica”, según apuntó Marcos Iglesias, “la muralla seguirá teniendo la función de control del espacio”, mediante la colocación en sus seis puertas de entrada de agentes de las Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado, y de la Policía Local y con refuerzo de seguridad privada. Al respecto, se apuntó que “el Ayuntamiento va a hacer un esfuerzo importante en la dotación de seguridad privada, porque donde va a haber problemas es en el centro”.

La misión global de ese personal será controlar que el aforo no se desborda en el centro histórico (aunque teniendo en cuenta las dimensiones del recinto amurallado, parece complicado), y como ‘objetivo más concreto’, impedir que se entre dentro de murallas con botellas de bebida. En palabras de Marcos Iglesias, si el Carnaval se va a hacer “para favorecer a la hostelería y a la restauración”, no tiene sentido que luego entre gente con “bolsas con bebidas compradas en Salamanca, Ávila o Zamora”, de ahí que se haya decidido tomar esta medida.

En esta misma línea, otro de los objetivos del Ayuntamiento es ‘dificultar’ la llegada de autobuses con el único objetivo de que sus ocupantes beban durante unas cuantas horas en Ciudad Rodrigo y luego se marchen sin más. Así, otra de las propuestas del Equipo de Gobierno es “prohibir la circulación de autobuses en el núcleo urbano de Ciudad Rodrigo” (excepto obviamente los de líneas regulares de pasajeros), recordando que “tenemos competencias para blindar ese acceso al núcleo urbano”.

Marcos Iglesias recordó que son medidas que “se están estudiando, razonando”, buscando también que tengan un perfecto encaje legal. De este modo, “se seguirá estudiando el texto [que acabará por configurar el clásico Bando con distintas indicaciones]; hay que ver los pros y las contras”, para que el Carnaval, “si se hace, sea de la mejor forma posible”. El alcalde añadió que “sin la colaboración ciudadana será imposible, por lo que esperamos que todo el mundo ponga lo mejor de sí”.

Comentarios...