Lunes, 17 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Oraciones para el fútbol

Oraciones para el fútbol

OPINIóN
Actualizado 12/01/2022 08:04
Manuel Rodríguez García Marogar

A veces, buscando aspectos del fútbol, te encuentras con sorpresas como la que yo encontré en la página web https://aquivivecristo.com/c-catolicismo/oracion-para-el-futbol/. Hasta ahora desconocía que hay oraciones para “antes de un partido de fútbol”; “a San Juan Bosco” por ser el santo del deporte; también hay una “oración del hincha”; y no podía faltar una oración para “recibir un buen arbitraje”.

Antes de un partido de fútbol

“Dios Padre, Señor del cielo y de la tierra, a la que creaste como un balón.

Que tu nombre sea santificado y glorificado por todos los jugadores y espectadores de todos los pueblos.

Venga a todos tu reino de alegría, amistad, paz, justicia y hermandad universal. Que tu voluntad sea siempre una celebración de amor y esperanza.

Que tu amado hijo Jesús, nos muestre el camino y nos de un espíritu deportivo.

Que tu Espíritu Santo, nos reúna y ayude a respetar a los adversarios y si es necesario a aceptar la derrota.

Si somos los ganadores, sepamos felicitar a los perdedores

con un apretón de manos y humildad.

Perdona nuestro engaño, nuestra cobardía, nuestros fracasos,

nuestras actitudes violentas, nuestras palabras hirientes,

nuestro rechazo a los demás, nuestro desánimo, al perdonar nosotros a quienes se burlaron o no confiaron en nosotros.

No dejes que caigamos en la tentación de dominar a otros,

de aplastar a otros, de jugar demasiado personal

para presumir y líbranos siempre del mal. Amén".

Oración del hincha

“Dios Todopoderoso y eterno, a ti dirijo estas plegarias con la mayor confianza y fe, para que ayudes al (Nombre del equipo o selección) a obtener la victoria.

Sabes que es mi equipo favorito y siempre lo sigo, por eso te pido que les ayude en este juego que se está por disputar y es que es decisivo para su continuidad en el campeonato.

Aleja de ellos cualquier mala racha que los siga y que el equipo funcione como el engranaje de una maquinaria en óptimas condiciones, para este encuentro.

Dale a cada jugador fuerza, valor, temple, ánimo, resolución y audacia, que confíen los unos en los otros y que trabajen como equipo para alzarse con la victoria.

No permitas que decaigan ante el miedo, ante la audacia del rival, ante la severidad del clima, ante los fanáticos que le adversan, ante alguna decisión errada de los árbitros o ante las estadísticas.

Sé que si estas en la cancha, Dios Padre, no habrá inconvenientes que les afecten pues contigo todo es posible. Escucha mis ruegos y no te apartes de este equipo ni un solo momento. Amén”.

Por mi cuenta y riesgo, puedo asegurarles que por mucho que rece la colectividad, un equipo de fútbol no ganará partidos si no dispone de un buen portero, una buena defensa, un buen medio campo y unos buenos delanteros. ¡Amén!

Comentarios...