, 23 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Alba, una comarca con carácter y tradición
ALBA DE TORMES

Alba, una comarca con carácter y tradición

ALBA DE TORMES
Actualizado 02/01/2022 09:46
Roberto Jimenez

Desde el año 2008, una treintena de pueblos de la comarca han sido testigos del origen, desarrollo y consolidación de SALAMANCA Rtv AL DÍA

Escribir sobre la comarca de Alba es hacerlo de pueblos como Aldeaseca de Alba, Anaya de Alba, Beleña, Buenavista, Coca de Alba, Chagarcía Medianero, Éjeme, Encinas de Abajo, Encinas de Arriba, Fresno-Alhándiga, Gajates, Galinduste, Galisancho, Garcihernández, Horcajo Medianero, Larrodrigo, Martinamor, La Maya, Navales, Pedraza de Alba, Pedrosillo de Alba, Pelayos, Peñarandilla, Sieteiglesias de Tormes, Terradillos, Valdecarros, Valdemierque, Villagonzalo de Tormes y por supuesto, Alba de Tormes.

Se trata de una comarca, que según datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística, contaba con 15.146 habitantes en el año 2010 y que ha visto a su población decrecer hasta los 13.563 en 2020. La mayor parte de la población se asienta en Alba de Tormes y la Urbanización de El Encinar (Terradillos), que superan ligeramente los 5.000 y 3.000 empadronados respectivamente, unas cifras que tienden a estabilizarse en los últimos años tras experimentar continuas caídas.

De estos 30 pueblos, Alba de Tormes y Terradillos por población, además de Galinduste y Sieteiglesias de Tormes por su dinamismo, se convierten en una fuente especial de información geolocalizada para Salamanca Rtv AL DÍA durante todo el año en esta comarca.

Alba de Tormes y el recuerdo imborrable de las Edades

Alba, una comarca con carácter y tradición | Imagen 1

En el año 2011, la actual alcaldesa, Concepción Miguélez, del Partido Popular, revalidaba su segunda victoria electoral consiguiendo siete concejales por los seis del PSOE. Cuatro años después, el PSOE recuperó la alcaldía de Alba de Tormes con Jesús Blázquez al frente. Mientras que en 2019, Miguélez volvió a tomar las riendas de la villa ducal, con el apoyo de Ciudadanos.

Entre todas las iniciativas, proyectos y el día a día de Alba de Tormes, que no podría contarse al detalle en estas páginas, destacó por encima el año 2015, que se convirtió en un año histórico de gran proyección para Alba de Tormes. La muestra de Las Edades del Hombre ‘Teresa de Jesús, Maestra de Oración’ fue el escaparate perfecto para situar a Alba de Tormes en el panorama turístico nacional e internacional, y también el complemento ideal a las celebraciones del V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa.

La muestra fue inaugurada por la Reina Doña Sofia el 23 de marzo de 2015. Entre vítores y aplausos de centenares de albenses que, a pesar del frío, esperaban a las puertas de la basílica su llegada, la reina llegó puntual a las 16 horas, siendo recibida por el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera; la alcaldesa de Alba, Concepción Miguélez; la consejera de Cultura, Alicia García; el comisario de la muestra, Juan Dobado, así como por el resto de autoridades políticas y religiosas.

Durante el recorrido de media hora por la exposición que alberga la basílica, la reina siguió las explicaciones de Juan Dobado de cada una de las obras que se muestran relacionadas con la vida y obra de Teresa de Jesús, para finalizar esta histórica visita firmando en el libro de honor.

Un total de 149.595 turistas aparecieron registrados en los datos que recoge el Ayuntamiento hasta finales del mes de octubre. Esta cifra casi triplicaba los datos de 2014, que en los mismos meses recibía un total de 57.686 turistas, y de los que 41.302 eran nacionales y 16.384 eran internacionales.

En lo que respecta a 2015, los visitantes nacionales se disparan hasta los 127.871, mientras que los internacionales alcanzan los 21.724. En lo referente al número de alojamientos, con respecto al mismo periodo de 2014, aumentaron los viajeros que se alojan en hoteles y hostales en un 77,12 % y sus pernoctaciones un 64,52 %, alcanzando la cifra de 3.987 turistas y 5.378 pernoctaciones.

Otro de los alicientes en este 2015 fue la exposición escultórica de Venancio Blanco, muestra que ha albergado la iglesia de San Juan y que recibió un total de 71.643 visitas. La exposición estuvo compuesta por obras realizadas para la capilla del palacete del Monte del Pilar en El Plantío, Madrid. El 2015 ha sido un año muy fructífero para la hostelería y el comercio albense, pero también muy positivo desde el punto de vista social, cultural, religioso y de fidelidad a la identidad como pueblo.

Abre sus puertas el Museo Carmelitano ‘Teresa de Jesús en Alba’

Alba, una comarca con carácter y tradición | Imagen 2

Tras restaurar minuciosamente el templo y abrir con un contenido devocional la sala de Santa Teresa, con la celda de la muerte, en marzo de 2012 el Museo Carmelitano comenzó a recibir a fieles, peregrinos y turistas. Incluía los dos camarines situados tras el retablo mayor, permitiendo el acercamiento al sepulcro de santa Teresa, más la escalera del duque y las dos salas “de los cobres”, mostrándose en él lo mejor del patrimonio artístico conventual.

La restauración de la iglesia y los camarines fue realizada por Jesús Gascón Bernal, autor también de la zona de obra nueva del Museo. José Luis Gutiérrez Robledo fue el autor del proyecto de musealización y dirigió su realización. Era la puesta en marcha de un museo necesario para el desarrollo cultural y religioso de Alba de Tormes

Su apertura culminó con más de treinta años en los que la comunidad de las Carmelitas Descalzas se enfrentó con ilusión y grandes esfuerzos a un ingente proceso de restauraciones de la iglesia, convento, y obras de arte. Alguna vez como ellas mismas aseguran "casi hemos desfallecido, pero siempre hemos sabido que contábamos con el apoyo de quien nos fundó en 1571". Para la casa, el museo es un gran legado teresiano de gran valor espiritual e histórico-artístico.

El 16 de junio de 2014, en nuevo edificio de cuatro pisos unido al edificio anterior, se abrieron las nuevas salas del Museo Carmelitano 'Teresa de Jesús en Alba'. El museo se amplia hasta los 1.100 m², e incorpora cinco nuevas salas. Se exponen pintura, escultura, muebles, estandartes, ornamentos litúrgicos, objetos conventuales, cerámica y orfebrería.

El museo tiene audiovisual de entrada, audioguías, wifi, plena accesibilidad en la zona nueva, los camarines y el Sepulcro de la santa, tienda de recuerdos, libros y repostería elaborada por las mismas monjas.

Sieteiglesias, Terradillos y Galinduste, referentes de los pueblos pequeños

En Galinduste, José Lucas afronta sus últimos años al frente de la alcaldía que conserva desde el año 1987 y que le llevó a ser diputado provincial en el año 2011 hasta la actualidad. Todas las elecciones las ganó con mayoría absoluta, a excepción de las primeras donde necesitó del apoyo de UCD. Entre sus logros destacan la construcción de un consultorio médico, un local cultural, un bar para la tercera edad o instalaciones deportivas, por enumerar algunos proyectos.

Otra de las obras a destacar es la residencia de mayores, que es de titularidad municipal y de uso preferible para los vecinos de Galinduste. Del proyecto que más orgulloso se siente fue conseguir traer el agua del río hasta Galinduste y subirlo al alto de la Atalaya. En 2015, el Ayuntamiento presentó la restauración de El Caño de Galinduste, un patrimonio de gran importancia histórica no solamente para el propio pueblo sino para la región. Se trata de unos lavaderos donde las mujeres lavaban la ropa hace décadas y que tras años de abandono, y convertido en almacén municipal, había quedado olvidado y relegado como lugar de utilidad pública.

Por su parte, Sieteiglesias de Tormes es uno de los pueblos que más ha evolucionado en los últimos años. Su alcalde, Oscar Maide, lleva cuatro legislaturas al frente del Ayuntamiento. En su haber, la mejora de la red de abastecimiento, la instalación del cableado eléctrico del deposito al río, la sustitución del alumbrado a LED, la red wi-fi, el asfaltado de media margen del pueblo y la bascula municipal.

En estos últimos diez años, los vecinos de Sieteiglesias disfrutan también de instalaciones como un Centro joven, un Multiusos, una pista de pádel y un frontón municipal completamente rehabilitado. Los próximos proyectos se focalizarán en la rehabilitación de la escombrera, la construcción de la depuradora, un nuevo deposito de aguas y la canalización del colector del pueblo para convertirlo en un paseo.

En el caso de Terradillos, su alcalde, Alejandro Álvarez, de IU, ocupa el puesto desde el año 2015. Entre sus logros destacan la reducción de la deuda municipal, la modernización de las piscinas municipales, la construcción de un Punto Limpio en el año 2022. En el año 2020 consiguen poner en marcha la consecución de la pasarela peatonal entre las urbanizaciones de El Encinar y Los Cisnes, una demanda histórica por parte de los vecinos.

Las primeras reclamaciones para poner en marcha este paso seguro datan del año 1991 y se incrementaron a partir del año 2009, a raíz de incidentes desgraciados y atropellos. La Junta de Castilla y León autorizó la licitación de las obras el pasado en noviembre de 2019 con un presupuesto de 324.387 euros.

Alba, una comarca con carácter y tradición | Imagen 3

Horcajo Medianero y su romería de Valdejimena

Religión, fervor y fiesta reciben a la Virgen de Valdejimena cada Domingo de Pentecostés en Horcajo Medianero. Esta romería reúne a fieles de todos los puntos de la provincia de Salamanca. Entre la multitud son muchos caballistas y vecinos de los pueblos de la comarca que se acercan hasta el santuario para disfrutar de una jornada de campo, entre chiringuitos y puestos.

Misa y procesión en la que nunca falta el himno nacional, interpretado con sonidos de dulzainas y tambores, que recibe cada año a la Virgen de Valdejimena. Su imagen recorre el trayecto pasando por las cuatro cruces que rodean el santuario, aquellas que sirven para indicar a los romeros: “Este santuario es de la misma Señora que aquel cuyo estrépito ensordeció estos montes y cuyas llamas iluminaron el valle Jimena en 1662”. Son conocidas como la cruz camino de Horcajo, cruz Camarín, cruz camino Larrodrigo y cruz Pozo Cano.

Los caballistas acompañan a la Virgen cada año, perfilando una bella estampa del campo charro. Jotas durante todo el trayecto y el canto de la Salve, son también señas de identidad de esta procesión que finalizar en el mismo punto de partida, donde los fieles se concentran para poder pasar bajo el manto de la Virgen y solicitar su protección y amparo.

La Virgen de Valdejimena protege, desde este lugar, a cuantos llegan a su ermita y, como cada año, el último domingo de abril, se baja la imagen de su trono habitual a las andas procesionales, donde permanecerá hasta octubre. Una vez abajo, queda preparada para salir en las distintas procesiones que se inician el primero de mayo, siguiendo el domingo de Pentecostés (romería grande), misas de salud de los distintos pueblos del entorno y finalmente la Ascensión. En los primeros días de octubre es entronada de nuevo.

Alba, una comarca con carácter y tradición | Imagen 4

La horca de los Quintos en Valdecarros, una cita ineludible

La comarca de Alba mantiene una tradición que aspiran a ser Fiesta de Interés Regional. Es el ejemplo de los quintos de Valdecarros y su horca satírica. Cada 28 de diciembre es el día elegido para "ahorcar a los quintos", sin olvidar nunca que es el día de los Santos Inocentes, aquel en el que los quintos de Valdecarros se suben a lo alto de la escalera sujetada por un carro para iniciar un rito de ajusticiamiento grotesco que ya se ha convertido en una tradición histórica.

Pedro Rodríguez escribió mucho y bien de esta tradición y profundizó también en los días previos al 28 de diciembre en la Revista Folklore. A la mediodía del 28 de diciembre, los quintos llegan disfrazados y dos de ellos montados en burro, se dan la espalda, son reo y verdugo, éste último mirando hacia delante. Recorren la localidad, cabalgan, descabalgan, se caen y se levantan. El resto de quintos lo hace a pie y les acompañan familiares, amigos y vecinos que presumen de una tradición que gana solera cuantos más quintos participan.

A trompicones y de lado a lado, los quintos llegan a la plaza del pueblo, donde les espera un carro de bueyes con su vara en alto y a ésta, atada, una escalera de mano, de tal manera que la línea horizontal del suelo y las inclinadas de escalera y vara con su prolongación, conforman un triángulo.

"Por sus muchas fechorías, porque ha hecho mucho mal, a este grandísimo endino le vamos a ajusticiar". Estos versos suponen el inicio del ajusticiamiento y la pronunciación de una retahíla de versos de variado contenido: cargos contra el reo, y de dimes y diretes del pueblo que hacen especial gracia a los asistentes. Se desvelan amoríos y desamores o rumores y verdades acontecidos en el pueblo a lo largo del año.

Dimes y diretes, relatados a través de versos que los propios mozos relatan y que tienen como objetivo tanto a sus propios compañeros, como a vecinos presentes en el acto. Con respecto a los versos susodichos, que durante el proceso al de Valdecarros se leen, éstos son frutos de la inspiración de unos y otros de estos mozos, para lo que a veces también recurren a una persona que ellos conocen, con facilidad para versificar.

Cuenta Rodríguez que "antes y no ahora tras el ajusticiamiento, el que hacía de reo, ya libre de ataduras, y todos los demás quintos, echaban a correr detrás de las mozas, que huían despavoridas". Además sucedía que aquellas a la que los quintos alcanzaban "eran untadas con algún producto del mondongo de las matanzas de los cerdos, o tiznadas con algún tizón".

A ciencia cierta quizás nadie sepa el significado que tiene 'La Horca', quizá sea la representación de algo que ocurrió o la broma por la broma. Una hipótesis que se puede barajar es que son los vicios de la comunidad personificados en el que ha de ser "ahorcado".

Las fechorías y andanzas de los quintos de Valdecarros aspiran a ser Fiesta de Interés Turístico Regional. Fue en el año 2012, cuando el Ayuntamiento de Valdecarros y el Instituto de Identidades de la Diputación iniciaron la recopilación de documentación de esta celebración tan original, tradicional y autóctona. Años después este reconocimiento aún se resiste.

Domingo de Ramos: El Cabildo de Navales

Otra de las tradiciones, otra de las citas a las que no falta este medio de comunicación es a la celebración de El Cabildo, en Navales durante la tarde del Domingo de Ramos. Desde 1858 hay referencias escritas de esta cita, que organiza cada año la cofradía de la Vera Cruz, a la que contemplan más de 400 años de historia.

Arranca con la celebración del Vía Crucis en la iglesia de la localidad y continuó con la bendición de panes y vino. Esta bendición congrega a los vecinos de Navales a las puertas de la casa del mayordomo saliente. Una baraja de cartas española, de forma circular, marca la selección de futuros mayordomos y enterradores.

El as de oros decide el nombre del mayordomo titular del año, mientras que el as de copas decide el del mayordomo suplente. Después se eligen los cargos de enterradores y sus suplentes. Una vez finalizado el reparto de responsabilidades, el mayordomo saliente comunica a los vecinos el resultado y comienza el reparto de centenares de panes y litros de sangría.

Para conocer la historia de la Cofradía de la Vera Cruz de Navales hay que remontarse al siglo XVI y más concretamente al año 1593. Al fallecer Lorenzo García Marco deja 3 fanegas de pan (tres huebras) y 17 ducados para la crianza del hijo de Gaspar García a Juan García, mayordomo de la cofradía del Cristo. Este dato revela la existencia de la cofradía hace más de cuatro siglos y su importancia histórica.

En el año 1620 llega a Navales el Visitador, que no encuentra rastro de la “donación” realizada en su momento por Lorenzo García Marco. En ese momento, el Visitador amenaza con ponerlo en conocimiento de la notaría de Alba de Tormes. Por entonces, el párroco de la parroquia de Navales era Cristóbal Cardoso.

Alrededor del año 1859, Gregorio Sánchez decide poner en marcha de manera oficial el Cabildo. Esto añadido a la desaparición por falta de vecinos de la parroquia de Las Velillas, anejo a Navales, donde se celebraba ya la procesión de la Santa Cruz y se repartían también panes pequeños, provoca que sus bienes pasen a la parroquia de Navales. Es aquí cuando más fuerza comienza a tomar El Cabildo que ahora conocemos.

Comentarios...