Viernes, 28 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Año viejo, año nuevo
X
luz del amanecer

Año viejo, año nuevo

OPINIóN
Actualizado 31/12/2021 08:36
Juan Robles

Se nos acaba el año 2021. Y es la hora de los balances. No pretendemos hacer un balance periodístico y completo. Sólo haremos alguna referencia a los hechos más notables y más próximos a nosotros en los últimos meses.

El año 2021 va a permanecer en nuestro recuerdo por muchos años. Cuando empezábamos el año no podíamos imaginarnos por qué situaciones nos tocaría pasar. Creíamos y deseábamos que el virus covid-19 se contuviera cuanto antes, pero el fenómeno continuaría a lo largo de todo el año.

E incluso nos sorprendería la mutación al nuevo tipo de virus, que recibiría el nombre de “ómicron”, según le correspondía por el orden de letras del alfabeto griego. Y así, el “ómicron” sería el que iba a llenar nuestras preocupaciones, habiendo sido un desconocido aun para los científicos, y del que hoy, prácticamente, después de medio año, no sabemos más que es menos grave y mortífero que sus hermanos anteriores, aunque es mucho más contagioso.

El tema del virus ha sido tan significativo, y ha estado tanto en el centro de nuestras preocupaciones que, habiendo sido combatido muy eficazmente por la variedad de vacunas tan rápidamente descubiertas y puestas en funcionamiento, la palabra “vacuna” ha terminado siendo la más utilizada a lo largo del presente año.

Las administraciones siguen preocupadas por el desarrollo de los contagios, e insisten en la necesidad de seguir vacunándose los que todavía no lo han hecho. Insisten también en la necesidad de seguir utilizando las mascarillas, incluso en espacios abiertos del campo o de la playa, al menos si no es posible mantener la distancia de seguridad de metro y medio. Y se limitan los encuentros entre personas no convivientes. También se reducen los aforos de grandes masas deportivas, festivas y culturales en general.

Y esta situación nos introducirá ya en el nuevo año, en que parece que el virus continuará acompañándonos por largo tiempo, si es que no se nos llega a hacer permanente, a modo de la infección de la gripe común. Deberán seguir las vacunas y las reservas más cuidadosas para superar los contagios.

Otros acontecimientos notables han jalonado también el paso de los días. En primer lugar, tenemos que hacer referencia al paso inesperado del famoso y desconocido fenómeno Filomena, que, a pesar de las advertencias urgentes de los meteorólogos, dejaron a multitud de madrileños atrapados entre la nieve, quedándose sin vehículo para el propio movimiento y sin los medios de los mayores y necesarios transportes.

Ha sido también significativo el hecho de la convocatoria de elecciones en la Comunidad de Madrid, que dieron un importante e inesperado triunfo a Isabel Díaz Ayuso, que ha recibido un notable apoyo y reconocimiento en el gobierno de la Comunidad, y le ha dado también prestigio en otros niveles políticos, sociales, económicos y culturales. Para algunos ese triunfo la fortalece incluso entre sus propios compañeros de partido, potenciando la fuerza del presidente general de su partido el PP. Según otros, ese fortalecimiento de la presidenta de la Comunidad de Madrid podría ensombrecer el influjo y protagonismo del presidente del PP, Pablo Casado.

Iremos viendo a lo largo del nuevo año. Pasando también en las próximas elecciones convocadas de la Comunidad de Castilla y León. Las posibles elecciones de Andalucía y otras, también señalarán el camino de futuro en la situación política y social de España. Por supuesto contando con la difícil situación económica, prácticamente imposible de superar.

Otro fenómeno importante y nuevo de este año ha sido la erupción del volcán de la isla de La Palma. Kilómetros de espacio invadidos por la lava, edificios y viviendas arruinadas, cantidad de palmeños desalojados de sus casas. Y aunque el volcán haya parado su actividad, ahora viene la tarea de reconstrucción del ambiente y de ayudar a los afectados a reconstituir su necesario modo de vida. Ha habido muchos gestos de solidaridad, pero ahora hay que redoblar los esfuerzos para volver a la normalidad, y robustecer los medios materiales, la salud y las debilidades psicológicas tan importantes.

Y, para terminar, creo que podemos ofrecer un fenómeno positivo, hasta hace poco impensable, pero que ahora ya parece que llegará a buen puerto. Me refiero al consenso alcanzado por sindicatos y empresarios, con apoyo del gobierno, y que parece será un éxito, el acuerdo relativo a las relaciones laborales, que tan necesario es encontrar y asegurar para contribuir un poco a la superación de las limitaciones económicas y sociales. Qué bueno sería si también se pudieran lograr acuerdos en otras áreas de la convivencia nacional en España. ¡Feliz Año Nuevo!

Comentarios...