Miércoles, 19 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Sheila Casmar: “La enfermedad me ha dado el motivo para hacer lo que quería: escribir”
LA SALMANTINA PUBLICA SU PRIMER LIBRO

Sheila Casmar: “La enfermedad me ha dado el motivo para hacer lo que quería: escribir”

SOCIEDAD
Actualizado 01/01/2022 11:40
Vanesa Martins

Tras superar un cáncer de mama, Sheila Casmar ha autopublicado ‘En busca de mí’, un libro benéfico “para ayudar a los demás”

Sheila Casmar ha cerrado un año y empezado otro con un cambio en su vida que no se esperaba. La salmantina acaba de publicar su primer libro bajo el título ‘En busca de mí’, una novela de autoayuda cuyo principal objetivo es ayudar a las personas, independientemente de la situación personal a la que se estén enfrentando. Sheila escribe desde pequeña, cuenta a SALAMANCA rtv AL DÍA, pero ahora se acaba de adentrar en el mundo de la literatura a raíz de una enfermedad.

“Escribir ha sido desde siempre mi manera de expresarme. Siempre me ha dado mucha vergüenza mostrar mis sentimientos, con mis amigos, con mi pareja, con mi familia… cuando les tenía que decir algo sentimental, escribía una carta”, cuenta. “Mis amigas me decían que se me daba bien, que escribiese un libro o un blog. Yo sabía que eso era cierto, pero había una parte de mí que no lo quería mostrar, que le daba vergüenza”. Sin embargo, esto cambió hace un tiempo.

En febrero de 2020, como ella misma cuenta en el libro, estaba esperando un informe de anatomía patológica. Le diagnosticaron cáncer de mama y esto supuso un antes y un después en su vida. “Con la enfermedad descubrí que lo que quería hacer era ayudar a la gente. Hasta ese momento mi vida iba por un camino, pero comenzó a ir por otro. Me tenía que centrar en lo que me llenaba y en este momento, a raíz de la enfermedad, supe que lo que quería era ayudar a los demás”, relata. Pero ahí llegaba lo complicado, cómo ponerlo en práctica.

Cuando terminó el tratamiento quiso agradecer a las enfermeras y al resto del personal del hospital su agradecimiento. “Hice un pequeño libro dándole las gracias a todo el equipo del hospital y dejando una carta en el sillón donde yo había recibido el tratamiento, quería que la leyesen las personas que, de ahí en adelante, se sentarían en ese sillón. Una carta dónde les decía lo que me había pasado a mí, que el primer día se está mal, que lo verán todo negro, pero que no es todo tan terrible. Que, aunque parezca raro, van a tener motivos para sonreír”. Un pequeño libro y un detalle que a las enfermeras les gustó tanto que lo fotocopiaron para dejar uno en cada sillón, para que todos los pacientes tuvieran el suyo. “También me dijeron que, si tenía más cosas escritas, por favor, se las hiciera llegar para los pacientes”. Fue en ese momento cuando Sheila se dio cuenta que esa era su forma de ayudar a la gente, escribiendo. Algo que llevaba haciendo toda la vida pero que, hasta ese momento, no mostró. “Pensé, si soy capaz de emocionar y de llegar al corazón de enfermeras que ni me conocen, puedo hacerlo con todo el mundo”.

En modo novela empezó escribiendo lo que hoy en día ya es una realidad: ‘En busca de mí’. “Empecé escribiendo mi historia, pero haciéndolo bonito, para levantar el ánimo a la gente, para ayudar. Yo era hipocondríaca y llegué con muy malos pensamientos. Lo que quería era no dirigirme solo a la gente de la enfermedad, si no a todo el mundo. En el libro cuento lo que a mí me ha pasado, pero hay una enseñanza para todos”. “Para mí el sueño de mi vida era escribir un libro y no he tenido nunca el motivo para hacerlo. La enfermedad es una putada, pero me ha dado ese motivo para lograr lo que yo quería, y encima doble: escribir el libro y ayudar a los demás”, destaca. “La enfermedad ha sido el vehículo de mi cambio”.

Y así nace su primer libro. Una novela auto publicada porque, según ella misma dice, “no he tenido paciencia para esperar”. Una publicación que también es benéfica, parte de lo recaudado irá a la Fundación Contigo contra el cáncer de la mujer y a un proyecto de servicio de oncología médica del Hospital de Salamanca, “porque yo me siento en deuda con el Hospital y con su personal. Quiero ayudar a los pacientes”.

Y está claro, la versión escritora Sheila Casmar, ha llegado para quedarse. “Todavía me sigue costando y mucho, pero hay que darle caña y estar a la altura. Mi segundo libro lo he empezado a escribir hace tres días. Tengo mucho aprendizaje de este tiempo, y ahora quiero darle forma”, añade.

Comentarios...