Jueves, 27 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Un belén natural vive en el castillo de Sabugal
X

Un belén natural vive en el castillo de Sabugal

PORTUGAL
Actualizado 16/12/2021
Raquel Martín-Garay

Confeccionado con restos vegetales, ocupando 1.100 metros cuadrados del espacio intramuros, al lado del mercadillo de Navidad

Un belén de 1.100 m2 está instalado en el ala oeste del castillo medieval de Sabugal, en pleno centro histórico de esta localidad portuguesa rayana.

Al igual que otras navidades, el nacimiento está integrado en un hábitat formado por materiales vegetales reciclados, tales como troncos de castaño secos, ramas de olivo, acebos, hiedras o musgo. Todo al aire libre. Unos restos vegetales que proceden de podas o árboles muertos, que son guardados de año en año y dan soporte a un conjunto formado por cientos de figuras.

La escala del belén de Sabugal y su distribución favorecen que el visitante se sienta parte de él. Es posible sentarse en uno de los gruesos troncos a contemplar la Sagrada Familia en el portal, atravesar el puente sobre el río o descubrir a los Reyes Magos en su peregrinaje hacia Belén, desde unas tierras que parecen muy lejanas, pues en el paisaje hay palmeras, arena y cactus.

La gran novedad de la Navidad 2021 es que el belén está situado en el interior del castillo. Aquí permanecerá hasta el 9 de enero y es visitable todos los días de 9 a 21 horas. Para acceder al recinto, nos solicitarán el certificado digital COVID o, en su defecto, una prueba PCR o un test de antígenos con resultado negativo. La mascarilla es obligatoria en todo momento. La entrada es gratuita.

Una vez intramuros, el concejo rayano propone un viaje por su propia historia. Descendiendo desde la entrada, seguimos la estela de una alfombra roja y vamos repasando, mediante la información recogida en paneles de forma decreciente, alguno de los episodios históricos vividos por esta tierra de frontera, como la Batalla de Sabugal, acontecida durante las invasiones francesas (1811) o la elevación a ciudad de la antigua villa. Así, hasta llegar al año del nacimiento de Jesús de Nazaret.

A partir de aquí, la organización propone al visitante otro viaje, recorrer las tierras de los montes de Judea, donde están representados los oficios de la época, vigilados por los soldados romanos, y los tradicionales de esta región, y acompañar a los Reyes Magos hasta la cueva donde se recrea el nacimiento del Niño Jesús. Con los muros del imponente castillo como fondo, bajo el tronco de un viejo castaño, aparece la Sagrada Familia, en la parte central del belén.

Este espectacular castillo de origen medieval conserva la totalidad de su estructura, así como una parte de la barbacana que originalmente lo rodeaba, y tiene la peculiaridad de poseer una torre del homenaje pentagonal, característica que, según dicen, lo hace único en Portugal. Esta torre es una de las más altas de la línea de frontera, con 28 metros de altura.

El castillo de Sabugal es uno de los primeros castillos góticos del país. En los cinco lados de su torre hay balcones con matacanes y algunas gárgolas zoomórficas.

Podemos recorrerlo en su totalidad, desde sus contornos, paseando por el enorme patio interior, subir hasta la primera planta por alguna de sus varias escaleras, para seguir repasando su perímetro, divisar los cuatro puntos cardinales, el belén a poniente y, más allá, el río Côa. Y llegar hasta la puerta de la torre, donde empieza el verdadero ascenso, casi vertical, que nos permitirá apreciar la evidencia de su geometría pentagonal en la bóveda, para poder disfrutar las vistas desde lo más alto de la terraza.

El castillo de Sabugal, ahora revitalizado por la animación de un belén, forma parte de la Ruta de los 5 Castillos existente en el concejo, donde hallamos cinco fortalezas en un radio de unos 30 km. Además de Sabugal, las localidades de Alfaiates, Sortelha, Vila do Touro y Vilar Maior albergan los otros castillos visitables en la comarca, con diferentes características e historia propia dentro del proceso de desarrollo de las nacionalidades portuguesa y española.

En estas cinco villas medievales, la noche del 31 de diciembre habrá espectáculos pirotécnicos, para dar la bienvenida al año nuevo desde lo más alto.

Mercadillo de Navidad

En pleno centro histórico, en la plaza existente junto al castillo, se realiza estos días navideños una muestra de productos locales. Encontramos productos de panadería y repostería, como el Pastel de Castaña (masa filo rellena de dulce de castaña), los Bolos de Aceite, los Bolos de Naranja o las típicas filhós (filloas); vinos de la D.O. Beira Interior, licores y jeropiga; quesos de la sierra, embutidos curados al modo portugués y también algo de artesanía.

La veintena de puestos que componen el mercadillo abre los fines de semana de 10:00 a 18:00 horas. El resto de días, solo por la tarde a partir de las 14:30 h, salvo la semana del 18 al 24 de diciembre, que abrirá durante todo el día, de 10:00 a 18:00 h. Los días 25 de diciembre, 1 y 2 de enero permanecerá abierto de 15:00 a 18:00 horas.

Los productos alimenticios ofertados en este mercadillo también pueden ser adquiridos mediante compra online en la plataforma SmartFarmer. Se trata de un negocio social de la oenegé Oikos- Cooperación y Desarrollo, cuya misión es apoyar a los pequeños y medianos productores agroalimenticios, ofreciéndoles un portal de venta online directa, contribuyendo a un sistema de consumo de proximidad, justo y sostenible.

Desde la decoración navideña del Largo da Fonte, en el centro contemporáneo de la ciudad, seguimos la senda marcada por la alfombra roja y subimos por la Rua 5 de octubre, descubriendo las Estrelas de Natal, realizadas por colegios, residencias y otros centros sociales del concejo con materiales encontrados en la naturaleza. Llegamos hasta los Pazos del Concejo traspasando un mural con entradas a dos alturas: una para los adultos y otra para los niños. Pasamos una segunda entrada, la de la Torre del Reloj, adosada a los restos de la antigua muralla, y seguimos subiendo, ya con la imagen del castillo como horizonte.

Los fines de semana hay actividades especialmente pensadas para los niños, como talleres de origami, pinturas faciales o teatro de sombras. Para todos los públicos, animación de calle y conciertos musicales al aire libre.

Desde Salamanca se accede a Sabugal a través de Fuentes de Oñoro-Vilar Formoso, desde donde se coge la N233, o bien desde Ciudad Rodrigo, por la carretera SA-200 (Ituero de Azaba) desde donde enlazamos con la portuguesa N233. Entre la capital salmantina y Sabugal hay unos 150 km.

Recordar que en los pasos fronterizos con Portugal, desde el pasado 1 de diciembre, podrá haber controles aleatorios en los que las autoridades portuguesas pedirán mostrar el certificado digital COVID, que podrá exigirse también para acceder a ciertos establecimientos una vez en el destino, como cafeterías, restaurantes, hoteles, comercios o museos.

Todos los horarios mencionados son según hora portuguesa.

Programación completa aquí

Comentarios...