Miércoles, 26 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Condenado en Salamanca a cuatro años de cárcel por tocamientos a una menor y exhibicionismo

Condenado en Salamanca a cuatro años de cárcel por tocamientos a una menor y exhibicionismo

SUCESOS
Actualizado 04/08/2021
Andrés Alén

El condenado, que convivía entonces con su pareja y la hija de ésta, de 10 años, aprovechó en cuatro ocasiones para realizar tocamientos a la menor

La Audiencia Provincial de Salamanca ha impuesto una condena de cuatro años de cárcel a un hombre por realizar tocamientos a una menor, hija de su compañera sentimental, y masturbarse en su presencia.

En su sentencia, la Audiencia Provincial entiende probada la comisión de un delito de abuso sexual continuado y otro de exhibicionismo, con la agravante de parentesco, y resuelve condenar al acusado a la pena de cuatro años de cárcel por el primero y con una multa de 1.710 euros por el segundo, junto con las correspondientes prohibiciones de acercarse y comunicar con la víctima y la obligación de indemnizarla con 3.500 euros por daños morales, según la información del Gabinete de prensa del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León recogida por Europa Press.

La sentencia da por acreditado que durante los meses de mayo a julio de 2013 el ahora condenado, quien convivía con la entonces su pareja sentimental y la hija de ésta, de 10 años, en una vivienda de la capital salmantina, aprovechó en tres o cuatro ocasiones para realizar tocamientos a la menor.

Con ánimo de satisfacer sus deseos sexuales, y mientras la madre se encontraba dormida o ausente del domicilio, el acusado efectuó diversos tocamientos a la menor en sus zonas íntimas, alguna vez incluso, por debajo de la ropa, y siempre o casi siempre cuando la niña, después de comer, se echaba en su cama la siesta.

Asimismo, en una ocasión, en esos meses y con el mismo ánimo el acusado, se masturbó en presencia de la menor.

La niña está tutelada por parte de la Gerencia Territorial de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León desde el 15-12-2015, sometida a una medida de acogimiento familiar permanente con familia ajena.

En la actualidad, el acusado sigue en régimen residencial un proceso educativo y terapéutico de rehabilitación y reinserción socio laboral, debido a su adicción al alcohol y las drogas, presentando un trastorno por consumo de sustancias (alcohol y cocaína), trastorno que no afecta a sus capacidades cognitivas y volitivas con respecto a los hechos enjuiciados.

El fiscal había tipificado los hechos como un delito continuado de abuso sexual y un delito continuado de exhibicionismo, con la agravante de parentesco, y había pedido cinco años y seis meses de prisión por el primero y un año por el segundo, junto con las correspondientes prohibiciones de comunicar y acercarse a la víctima y el pago de una indemnización de 6.000 euros en concepto de daños morales.