Martes, 18 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
La Glorieta volvió a llenarse

La Glorieta volvió a llenarse

TOROS
Actualizado 09/09/2021
Fermín González

Puerta Grande para López Chaves y Roca Rey en la primera de abono en Salamanca

La plaza presentaba más que un digno aspecto, se movía el viento a ráfagas, y la televisión después de mucho tiempo sin aparecer, lo hizo en una tarde, de lances intermitentes. Una corrida de Núñez del Cuvillo que adoleció de casi todo aquello que debe reunir un toro de los llamados de lidia. En esta primera del abono de feria en la Glorieta, hacía tiempo que un torero de la tierra no abría la feria, y le tocó a López Chaves. En su última comparecencia en esta plaza, y tras cumplir veinte años de alternativa, se hizo acreedor de estar en esta feria por méritos propios. Siente ahora un toreo de menos presión más relajado, sintiéndose pleno, y con sobrada madurez. La carrera de Chaves ha sido un cúmulo de situaciones, una especie de "tobogán", pero ahora mira desde otra atalaya, se le respeta y mantiene una seriedad, que imprime con más sustancia a su toreo. Y además, al contrario de otros, él sigue conservando la peña de su pueblo de Ledesma, que le ha sido siempre fiel.

Se le vio con muchas ganas al de Ledesma. Desde que apareció su primero, lo pasó con buen ritmo a la verónica. Tomó una vara sin estilo, lo brindó al público renuente en la embestida. Chaves fue abriéndole camino, logró series de buena factura por ambos lados corriendo bien la mano y acoplándose a la ramplona embestida, tras estocada ?que asoma-, cobró otro espadazo entero, que le hizo acreedor de cortar oreja. También cortó otra del cuarto de la tarde que, tras tomar una vara empujando, se dejó palear. El toro era un bruto, le consintió el torero, se metió entre pitones, arrancándole muletazos cortos en el espacio, pues el marrajo se negó a colaborar. Pinchazo y entera, que le abrían la puerta del toro.

Manzanares sorteó una faena, con poco ajuste tanto en el capote como en la muleta. Un toro muy flojo, carente de vitalidad, que midió el suelo, y todo al hilo del pitón tirando líneas. Pero José María sabe cómo endilgar al personal, tiene mucha plaza y con poquito el público se pone de su parte. No tuvo la faena emoción alguna, tirando de la agónica embestida, y tocando teclas mató de esa forma total en su estilo y aún hubo petición. Creo que el presidente estuvo correcto, en este caso. El alicantino mejoró su faena en el quinto, un noble animal que no metía mal la cara y Manzanares se acopló bien. Con él remató las suertes con mucho empaque y tras pinchazo, cobró una estocada superior, que le valió no irse de vacío en la tarde-noche de la Glorieta, que ya había prendido la luces.

Cerraba plaza otra figura señera, como Roca Rey, al que vi un tanto apagado en su primero. Cierto ? como hemos dicho, que el animal apenas se sujetaba, y era un contrasentido ponerse a darle pases a este espécimen, la cosa no ofrecía nada para exponer. Y lo pasaportó cuando así lo comprobó, después de matarlo de estocada entera. Lo he dicho siempre, "lo peor de este espectáculo es aburrir" y algunos se empeñan en demostrarlo. El peruano no quería irse sin premio y en el sexto vimos otro Roca mucho más sentido, más emotivo. Un animal que ya galopó en banderillas y se arrancó obediente a los engaños del torero que le puso garra, vibración y contundencia. Variado con los engaños, exprimió al sexto y se desplantó en un alarde de valor. Pases por la espalda sin la ayuda de la muleta y un repertorio con mucho ajuste. Escuchó un aviso al pinchar de primeras y estoconazo fulminante que le valieron dos orejas y acompañar al diestro de la tierra en su salida a hombros de la plaza.

FICHA DEL FESTEJO

La Glorieta, lleno

Núñez del CuVillo- nobles, flojos manejables y faltos de raza

López Chaves oreja y oreja

Manzanares Ovación y oreja

Roca Rey silencio y dos orejas

Se guardó un minuto de silencio en memoria de los caídos por la Covid 19

Comentarios...