Miércoles, 17 de julio de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
'Paideia'
X
A MENOS

'Paideia'

Actualizado 31/01/2015
Pedro Morato

De ruin y mezquino, como poco, cabe calificar el comportamiento de las instituciones europeas frente al resultado electoral del pasado domingo en Grecia. Como despreciable y vil, por lo menos, el de la inmensa mayoría de los medios de comunicación españoles, partidos políticos, comentaristas profesionales y opinadores de toda laya, hundidos en una estremecedora mediocridad y falta de argumentación racional para enfrentar el saludable soplo de aire fresco que significa la victoria electoral de Syriza.

Al margen de la chorreante inquina con que los reaccionarios españoles ?de todo el espectro político-, alineados con los avarientos prestamistas de los parquets, han pretendido ?en vano- ensuciar la esperanza de la mayoría del pueblo griego, la supina ignorancia histórica ?y política- demostrada por la prensa occidental en sus "informaciones" sobre el nuevo gobierno griego, sólo podría compararse con la negligencia institucional que muestra Europa para identificarse y defenderse de su propia inoperancia.

Grecia, cuna de la civilización y la cultura occidentales, origen hace miles de años de la paideia humanística que nos conforma desde entonces como comunidades racionales, ha sido, afortunadamente, la primera nación ?cuál otra podría- en pronunciarse alto y claro a favor de su propia dignidad y de su historia. Más allá de los detalles crematísticos que sólo parecen hechos para cebar los envenenados y estúpidos dardos de ciertos "entendidos" económicos, incapaces de ver ?y de entender- más que la liquidez, la deuda, la prima de riesgo o la inflación, valores tales como el respeto, la dignidad, el valor de la libertad, los derechos y la legitimidad han sido puestos en primer plano por los ciudadanos griegos. En Paideia, la monumental obra de Werner Jaeger, se recuerda la grandeza de la libertad ?y sus peligros-, y se exhorta al pueblo, en cualquier ocasión, a la toma de decisiones que la incluyan siempre: "Que el pueblo profese la verdad de sus actos y que se sienta orgulloso de no haber tomado otra decisión que aquélla que el pasado le imponía. El brillo de ese pasado vuelve a resplandecer y el desenlace se halla, pese a toda su amargura, en armonía con él".

No faltará el osado posibilista que aduzca lo inservible de esos valores para conseguir comer cada día, calentarse en el invierno o acceder a cierto grado de bienestar. Se equivocará de nuevo si persiste, como esa llamada Troika, en separar la consecución de las necesidades cotidianas del ejercicio de los derechos humanos que incluyen el respeto integral a la persona, porque es en el ejercicio cabal de éstos y en su reconocimiento ?la dignidad, la libertad, los derechos, la legitimidad o, si se quiere, la igualdad y la fraternidad- donde, como ha hecho el pueblo griego, ha de iniciarse la conquista de los espacios sociales donde será posible satisfacer, con cabal sentido de la justicia, otras necesidades.

La empresa Diario de Salamanca S.L, No nos hacemos responsables de ninguna de las informaciones, opiniones y conceptos que se emitan o publiquen, por los columnistas que en su sección de opinión realizan su intervención, así como de la imagen que los mismos envían.

Serán única y exclusivamente responsable el columnista que haga uso de nuestros servicios y enlaces.

La publicación por SALAMANCARTVALDIA de los artículos de opinión no implica la existencia de relación alguna entre nuestra empresa y columnista, como tampoco la aceptación y aprobación por nuestra parte de los contenidos, siendo su el interviniente el único responsable de los mismos.

En este sentido, si tiene conocimiento efectivo de la ilicitud de las opiniones o imágenes utilizadas por alguno de ellos, agradeceremos que nos lo comunique inmediatamente para que procedamos a deshabilitar el enlace de acceso a la misma.

Comentarios...