Jueves, 06 de octubre de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Trata y tráfico de personas en los confines de la Amazonía
X
Los delitos aumentan cada año en Perú

Trata y tráfico de personas en los confines de la Amazonía

SOCIEDAD
Actualizado 25/08/2014
Jaqueline Alencar

La colaboradora de SALAMANCArtv AL DÍA Jaqueline Alencar denuncia una lacra que persiste en el tiempo ante la pasividad de las administraciones

[Img #90465]

En estos últimos tiempos en Europa y en España, concretamente, se está hablando abundantemente de la Trata de personas. Se dice que el tráfico humano mueve más recursos económicos que el tráfico de armas y las cifras nos hacen temblar. Se estima que el negocio relacionado con la Trata mueve unos 8 mil millones de dólares en el mundo cada año. Pero me pregunto si muchos entienden que la trata es una violación de los Derechos Humanos, ya que su práctica atenta contra la dignidad de las personas sometiéndolas a vejaciones, poniendo en peligro sus vidas, o apropiándose del valor económico del trabajo de los mismos.

Hace siglos que se abolió la esclavitud, sin embargo, en pleno siglo XXI continuamos hablando de ella, pues es una lacra que afecta a millones de seres humanos sin hacer distinción de nacionalidades, colores, o edad. Afecta a mujeres, hombres, niños, jóvenes y adolescentes.

[Img #90461]

Estamos en Perú, a miles de kilómetros de Europa, y ni siquiera por estos rincones del mundo te liberas de oír que una de las problemáticas a la que se enfrenta el país es también la trata y el tráfico de personas. La trata es un delito que va en aumento cada año en Perú. Se dan todas las modalidades de la misma como explotación sexual, explotación laboral, mendicidad, compra y venta de niños y adolescentes, tráfico y extracción de órganos, reclutamiento forzoso y fines relacionados con la comisión de delitos (para participar en actos delictivos como robo, narcotráfico, etc.). En este país andino, los ciudadanos explotados laboran especialmente en la minería, las actividades forestales, la agricultura, servicio doméstico. Las mujeres y las jóvenes y adolescentes son atraídas y obligadas a prostituirse en las zonas urbanas y las zonas mineras, a través de falsas ofertas de empleo (como modelos, por ejemplo) o promesas de proporcionarles formación.

Hace unos días, paseando por la plaza de Armas de Puerto Maldonado, en Madre de Dios, donde me encuentro junto a mi familia pasando unos días, me acerqué a un stand con literatura sobre la Trata y Tráfico de Personas. Se trataba de una campaña denominada: Solidaridad con la vida y la dignidad, justamente a favor de los niños, jóvenes, mujeres y hombres que sufren la Trata y el Tráfico de personas. La misma había sido organizada, ya por segunda vez consecutiva, por la Conferencia Episcopal Peruana. Allí uno de los voluntarios me comentó que con el auge de la minería no solo se han contaminado las aguas y el medioambiente, sus tentáculos han alcanzado de lleno a muchas personas. Me informan que en Madre de Dios tienen mayor incidencia los casos de explotación sexual, explotación laboral y mendicidad. Sobre todo en la zona minera de La Pampa, donde la trata de personas está relacionada con la minería ilegal.

Sobre el tema de la minería ilegal ya hemos comentado en un artículo anterior. Se dice que está siendo erradicada, pero hemos constatado que no en su totalidad.

Gran parte de las personas víctimas de la trata en el departamento, llegaron a las zonas mineras de Madre de Dios engañadas, con la esperanza de encontrar un trabajo digno para salir adelante, y sí lo encontraron pero en condiciones infrahumanas, mal remunerados, y lo peor es que se van hipotecando por un poco de comida o por deudas que nunca terminan de pagar. Aún más dramáticos son los casos de personas que ingresaron en la zona minera y desaparecieron sin dejar rastro, para desesperación de sus familiares que llegan a esta ciudad para buscarlos sin tregua y sin resultados. Ni siquiera la policía puede ayudarlos, pues no están registrados en ningún sitio.

[Img #90462]

Estas personas, según me comentan, proceden de la ciudad de Pto. Maldonado y alrededores, no obstante, en su gran mayoría son captadas en otros puntos de la geografía peruana, pues así nadie podrá informar acerca de su desaparición en caso de que algo les suceda. Esto es una realidad aunque parece que poco importa a las autoridades y a gran parte de la sociedad. El stand de la plaza de Armas no atrae a multitudes. Los organizadores esperan que muchos se solidaricen y aporten un sol (moneda peruana) que luego pueda ser invertido en proyectos que tengan que ver con la erradicación de la trata y tráfico de personas. Espero que su trabajo sea fructífero.

En uno de los folletos repartidos como parte de la campaña, leo que "el Estado peruano está realizando diversos esfuerzos para combatir este delito. En 2004 se creó el Grupo de trabajo Multisectorial contra la Trata de Personas presidido por el Ministerio del Interior... En 2007 se promulga la Ley Nº 28950 que tipifica la Trata de personas en concordancia con el Protocolo de Palermo... Luego en el 2010 fue aprobado el Plan Regional de Acción contra la Trata de Personas en la región de Madre de Dios 2011-2016... Recientemente, en el 2011, fue aprobado por el Estado peruano el Plan Nacional de Acción contra la Trata de personas". Es evidente que no falta legislación sobre el tema, pero según me comentan por aquí, su práctica no refleja grandes avances.

A pesar de las medidas, se dice que "en Perú la modalidad de trata que más afecta a niños, niñas y adolescentes es la explotación sexual... La explotación laboral de niños y niñas es otra de las modalidades que se va incrementando día a día...".

[Img #90463]

Como parte de la campaña que mencionamos, se ha elaborado un cuadernillo de trabajo sobre el tema de este evento: "¡La libertad y dignidad no tienen precio, alto a la trata de personas!", ideal para trabajar con los escolares y la sociedad en general, desde una perspectiva bíblico y pastoral. Además, en la mesa de material informativo me encontré con dos publicaciones tituladas Tutoría y orientación educativa. Prevención del abuso sexual y la explotación sexual en las niñas y los niños (o en su caso, en las y los adolescentes), a ser utilizadas en sesiones de tutoría para los niveles de educación primaria y secundaria, ambas editadas por el Ministerio de Educación del Perú en colaboración con la Unión Europea, la Cooperación Belga de Desarrollo, Unicef (únete por la niñez) y Save the children. Termino con un fragmento de la introducción de ambos ejemplares: Estimada/estimado docente: Prevenir la violencia sexual es una tarea cada vez más urgente, dado el sostenido incremento de los casos de abuso sexual y explotación sexual de niñas, niños y adolescentes en el ámbito nacional, realidad que afecta duramente a los más vulnerables e inocentes de la sociedad, interpelando nuestra capacidad para proteger su vida e integridad personal...".

Se nota que actividades como ésta va calando por lo menos en los estudiantes, pues me encontré con algunos de ellos que participaban en la campaña como parte del granito de arena que aportan los colegios en la lucha con este grave problema de la Trata.

Me alejo de todo el movimiento de esta gente comprometida con los más vulnerables y escucho que a voz en cuello citan una interminable consecuencia de esta lacra: corrupción, afectación de la salud pública, tráfico de migrantes, tráfico de drogas, lavado de dinero... Esperemos que los candidatos que están en campaña electoral consideren este tema en su listado de promesas.

En uno de los folletos de la campaña contra la trata leí unas palabras dejadas por Cristo: He venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia".

Texto de Jacqueline Alencar

[Img #90461]

Comentarios...