Martes, 24 de noviembre de 2020

Música para la Poesía: la lección de Ángel Luis Delgado, Emilio Montero y Ángel Rodríguez

Alfredo Pérez Alencart, profesor de la Usal y columnista de SALAMANCArtv AL DÍA, escribe sobre Concierto3, grupo salmantino de excelencia a la hora de musicalizar la poesía que perdura

[Img #466264]

Un lujo para Salamanca es tener entre nosotros a un grupo musical como Concierto3, de una calidad que no admite mayores cuestionamientos. Puedes recorrer el mundo y te encontrarás con pocos grupos que hagan música de la poesía al nivel superior como lo practican estos salmantinos a los que todavía no se les ha reconocido como se merecen, especialmente entre sus propios conciudadanos.

Otra cosa es cuando vienen gentes del mundo y escuchan sus interpretaciones: testigo soy de las innúmeras loas que expresan, de los entusiasmados que quedan, con ganas de seguir oyendo más piezas que salgan de los instrumentos de Ángel Luis Delgado, Emilio Montero y Ángel Rodríguez. Y claro, cierto que bastante ayuda la voz del poeta Ángel Luis Delgado, figura más visible de este trío al que admiro porque sé lo difícil que resulta musicalizar la buena poesía, muchas veces sin la métrica y la rima auxiliadora para las artes musicales. Pero ahí están ellos, aglutinados en Concierto3, infatigables en sus ensayos para lograr esas hermosas canciones destiladas de los versos de antes y de ahora. Por ejemplo, sólo de sublime pueden calificarse las dos versiones que tienen del bíblico Cantar de los Cantares, donde la palabra sugiere lo que la imaginación completa, Eros y deseo, vida en suma preñada de amor. Concierto3 logra emocionar y conmover al más frío y/o desdeñoso oyente.

Pero dejando atrás al texto atribuido a Salomón, y centrándonos en poetas grandes de la poesía española e [Img #466263]iberoamericana, la nómina es de primer orden. Ellos han musicalizado, de forma exquisita, versos de Neruda, Lorca, Juan de la Cruz, Baquero, Fray Luis de León, Blas de Otero, Machado, León Felipe, Gastón Baquero, Teresa de Jesús, Juan Ruiz Peña, Unamuno, Borges, Goytisolo, Juan Ramón Jiménez o Miguel Hernández, por citar sólo algunos de los maestros, a los que hay que sumar un buen número de poetas castellanoleoneses de hoy, sin contar con las hermosas canciones propias de Ángel Luis Delgado. Comentaba al principio que no resulta fácil musicalizar poemas, salvo que sean sonetos, como lo hizo Pablo Milanés, por ejemplo, con respecto al poema titulado ‘Canción, escrito por Nicolás Guillén y que ahora escuchamos como ‘De qué callada manera’. Y es que el mismo Pablo es poeta cuando compone, como lo son, por estas tierras, Fito Cabrales, Antonio Flores o Rosana Arbelo.

Y por aquí aparece Ángel Luis Delgado. Y por aquí se consolida Concierto3. Y por aquí re-sentimos sus composiciones o las versiones que hacen. Poesía hecha canción. Poesía que engrandece el alma. Canciones que inyectan esperanza ante tanto desgarro de la cruda realidad.

Un lujo para Salamanca resulta Concierto3. Espero que se les valore más temprano que tarde: hoy, mañana… Música, maestros. Música y Poesía. Mis entregados aplausos, de esos que no cesan, para los tres.