El color, transmisor de emociones

[Img #458694]

 

El color es un factor  que de manera consciente o inconsciente ejerce una influencia sutil en unos casos y extraordinariamente activa en otros, en la impresión del observador. En el color hay mucho más de lo que el ojo ve pues este factor es el generador más potente de emociones y sensaciones; es  la potencia oculta que ofrece al espíritu alegría, tristeza, atracción o rechazo. Es además el elemento que concreta la impresión de un ambiente; la impresión de un carácter y la síntesis de un símbolo. El color es mucho más que un simple efecto cromático; el color es una potencia psíquica que afectaba los sentidos, a la mente y al cuerpo físico y ejerce su acción sobre el sentimiento.  Por él se pueden producir reacciones crear influencias y tensiones, determinar estados de ánimo positivos y negativos, transmitir sugestiones.

[Img #458688]

 

El gusto por el color es perfectamente natural en el hombre de todas las épocas; pero cada una de estas tiene particular predilección por ciertos colores o determinación, nivel de evolución del gusto progreso de la industria química y, especialmente,  por la influencia de directrices  que el arte marca.

[Img #458692]

El color es el extraordinario promotor de sensaciones estéticas y son importantes sus asociaciones a recuerdos y sentimientos: de atención, interés y deseo de simpatía o repulsión sobre las impresiones y la imagen.

[Img #458691]

El color puede actuar como energía vital o estimulante, deprimir y ejercer una enorme acción sobre las impresiones y la imaginación.

[Img #458693]

El color en las artes y el diseño es el medio más valioso para que una obra transmita las mismas sensaciones que el artista experimentó. Nada puede decir tanto de la personalidad de un artista o diseñador del carácter y cualidades de sumamente creadora por el uso de los colores, sus tendencias, armonías y contrastes.

[Img #458690]