Martes, 18 de junio de 2019

Procrearás: ataques a los derechos sexuales y reproductivos a las mujeres de Irán

La “procreación múltiple” será un torpe intento de aumentar las cifras de la población del país pisoteando derechos humanos ... Nos encontramos ante el intento de “cosificar” a la mujer hasta el punto de anular el bien tan preciado de su dignidad ya que la legislación se centra en privilegiar los intereses individuales del “marido”

[Img #295981]

    Es evidente la clara diferenciación entre sexos que ha existido y existe actualmente en Irán. Pues con los proyectos de ley 446 y 315 buscan restringir el acceso a métodos anticonceptivos, ilegalizar la esterilización voluntaria, prohibir la educación sexual, desmantelar la planificación familiar y fomentar el matrimonio temprano y la maternidad repetida, a la vez que se niega la igualdad en materia de empleo, divorcio y relaciones familiares, permitiendo incluso la impunidad de la violencia domestica. El objetivo de estas medidas no es otro que favorecer el crecimiento de la población atacando en cualquier caso a la libertad, a los derechos sexuales y reproductivos y a la integridad física y moral de la mujer. Atropellos a los derechos humanos, inherentes a cualquier persona, a cualquier mujer por el mero hecho de serlo.

    Nos encontramos ante el intento de “cosificar” a la mujer hasta el punto de anular el bien tan preciado de su dignidad  ya que la legislación se centra en privilegiar  los intereses individuales del “marido”. De esta forma se estarían perpetuando una vez más nociones estereotipadas de la masculinidad y feminidad.

    Estas medidas adoptadas por el Gobierno han sido resultado de la alarma social generada por el descenso de la media de nacimientos por mujer, que ha pasado de 7 en el año 1980 a 1´85 en el año 2014. Así pues se les prohibirá el uso de anticonceptivos, que experimentó un enorme crecimiento en los últimos años: un 37% en el año 1976, y en la actualidad es un 72% de las mujeres las que hacen uso de algún tipo de método anticonceptivo, ya sea oral, esterilización voluntaria o preservativos. Son medidas que traerán consigo la discriminación sistemática y una violencia creciente que sufrirán las mujeres en Irán, retrocediendo incluso en décadas en materia de derechos.

    Fomentar la “procreación múltiple” no solo será un torpe intento de aumentar las cifras de la población del país pisoteando derechos humanos sino que además traerá consecuencias colaterales del tipo embarazos no deseados, prácticas de abortos ilegales y en condiciones de riesgo, convirtiéndose en unas de las principales causas de mortalidad materna, aumento de enfermedades infecciosas de transmisión sexual, graves riesgos para su salud, entre otras.

    Por ello, el pasado 11 de Marzo Amnistía Internacional publicó el informe “Procrearás: ataques a los derechos sexuales y reproductivos a las mujeres de Irán”, que denuncia estas dos nuevas leyes además de las otras normas y prácticas discriminatorias existentes.

   En lo que respecta al ámbito familiar, el proyecto de ley frenaría sus avances y la mujer quedaría limitada a las funciones de esposa y madre, convirtiéndolo en “obligación primaria”.

   En cualquier caso, consideramos inexcusable, y exigimos, que se restablezcan los programas de planificación familiar y que se ponga fin a la discriminación de las mujeres de Irán en la ley. Pues consideramos que ninguna debe ser reducida a un mero fardo para la reproducción, anulándola como mujer con derechos, como persona libre. Somos mucho más que eso, que “máquinas de hacer bebés”, que esposas limitadas a la función doméstica sin poder optar a estudios universitarios o sobre las que se pueda ejercer violencia doméstica con total impunidad. Y si tras muchos años de lucha lo hemos conseguido aquí en parte, no debiéramos permitir que en países en vías de desarrollo como Irán, utilicen criterios diferentes por razón de género Por tanto, es necesario cambiar esa idea de algunos individuos de que las diferencias naturales sustentan las desigualdades de género, lo que hace necesario instar al cambio a los hombres iraníes, empezando por sus gobernantes, pues como bien dijo Kofi Annan “La igualdad de las mujeres debe ser un componente central en cualquier intento para resolver los problemas sociales, económicos y políticos”.

 

[Img #295975]