Sábado, 15 de junio de 2019
Las Arribes al día

Los Korthals de Almayate, una historia que no ha hecho más que empezar

Arturo Manzano, taxidermista de profesión, también aprendió a admirar a los perros de caza de los que le encantaba que las piezas abatidas se las entregaran a él en mano

[Img #280932]La localidad de Almayate, ubicada en la comarca malagueña de la Axarquía y próxima a la localidad de Vélez Málaga no sería nada en el mundo el perro si no fuese porque allí vive Arturo Manzano, criador de grifón Korthals del mismo afijo y claro exponente de dedicación y empeño en hacer de una raza desconocida, prácticamente, en España algo de primer nivel, no solo en España sino  en Europa.

Arturo Manzano, taxidermista de profesión, el mejor de España sin duda, mamó de niño su afición por la caza al ser su padre cazador y  acompañarle, como tantos otros, en sus jornadas campestres. También aprendió a admirar a los  perros de caza  de los que le encantaba que las piezas abatidas se las entregaran a él en mano

Siendo aún un niño  le regalaron un perro, al que bautizó con el nombre de ‘Cartucho’ del que alguien  le dijo  que era un Grifón Korthals aunque hoy,  con las experiencias vividas y los  conocimientos adquiridos Arturo sabe que, aún, teniendo sangre Korthals no era de pura raza, algo que ya le dijo quien se lo regaló, sin embargo las bondades de aquel perro con la caza hicieron que en su corazón prendiera el amor por el Korthals de manera definitiva.

Un día de 1990,  que Arturo tenía en sus manos una revista de perros vio  un reportaje sobre el Grifón  Korthals y  quedó prendado de aquellos ejemplares que  lo ilustraban  y que le recordaron a Cartucho.  Comprendió, entonces, que ejemplares como aquellos eran los que él querría tener en su casa para siempre.  

Fiel seguidor de las doctrinas del creador de la raza Edward Karel Korthals empleó dos años en la búsqueda de camadas  hasta hallar lo que le pudiese satisfacer plenamente. Un viaje a Madrid y la adquisición de una hembra de nombre Mura fue la puesta de la primera piedra de lo que hoy es un referente nacional  de cría, selección y buen hacer por una raza. Desde entonces la caza ha sido la actividad de los Korthals de Almayate hasta 2009 cuando algunos de los ejemplares se iniciaron en el mundo de la competición.

Arturo nunca ha importado ejemplares del extranjero, pero sí ha viajado para cruzar sus hembras con distintos machos de sobrada y contrastada valía, intentando cumplir con lo que debe ser santo y seña de cualquier criador: La mejora de la raza.

Empeñado en esta mejora, el afijo Almayate dispone hoy de 15 ejemplares de los cuales 10 están cazando y 5 dedicados a la competición o siguiendo una preparación específica para hacerlo próximamente. Además ha logrado definir 5 líneas de sangre distintas que cruzadas entre sí dan vida a una o dos camadas al año con las que Arturo  pretende seguir mejorando y ahora ya, obtener perros de alto nivel que puedan dominar el panorama  de las pruebas de perros de muestra de razas continentales en España. Ni que decir tiene el trabajo y el esfuerzo económico que esto supone.

Ingreso en la competición

[Img #280920]En 2009, después de ver muchos vídeos de competiciones y muchas pruebas de San Huberto, Arturo cree estar convencido de que algunos de sus perros lo hacen mejor que muchos de los participantes que él ve en esas pruebas y se decide a inscribirse como participante. Los éxitos no tardan en llegarle y ya en 2010 alcanza la final nacional del campeonato de España de San Huberto con un Korthals llamado Rambo.

En septiembre de  2013, decidido a poner algunos de sus ejemplares en las Disciplinas Superiores de perros de muestra de la RSCE, Arturo Manzano toma otra decisión acertadísima al encargarle a Andrés Zamora la labor de adiestramiento y entreno de sus perros. Para ello visita la localidad sevillana de Los Corrales donde vive Andrés y le comenta sus propósitos. Andrés toma a su cargo los tres perros que Arturo lleva, Aire, Ciclón y la hermana de ambos, Clima de Almayate. No muy convencido de la responsabilidad que acaba de tomar, pues acostumbrado a los veloces bretones, Andrés se queda asustado, además,  al ver que Aire se pasa su primera semana en la nueva perrera metido en el canil sin salir de él y comprende que tiene que sacar toda su maestría y su mejor mano para trabajar amigablemente con sus nuevos pupilos.

Pero para Andrés Zamora, con los perros, no hay imposibles y lo demuestra una vez más. Haciendo uso de sus sabios conocimientos comienza un trabajo en campo que en poco tiempo empieza a dar sus resultados,  que en las pruebas son de Excelente siempre, con Aire y con Ciclón. Clima, la hermana, aún no ha llegado a mostrarse a la altura de sus hermanos. Ciclón, quizás más en la línea de lo que debe ser un continental ha cosechado en esta primavera de 2015 ocho resultados de Excelente, dos de ellos con el CACT añadido y una MTHR (mención de honor).

[Img #280924]Aire, en mi opinión más trialer, cosechó en 2014 cinco Excelentes, uno de ellos con el CACT y en esta primavera de 2015 ha cosechado siete excelentes, uno de ellos con la RCACT, otros tres de ellos con el CACT y de estos tres uno con el CACIT, precisamente el que le sirvió para ganar la Copa de España de primavera, algo impensable hace tan solo dos años.

Aire de Almayate  ha marcado con este triunfo un antes y un después en la historia de una raza casi inexistente en España. Ha roto el ‘bipartidismo’ Bretón –Braco Alemán que reinaba en los Continentales españoles. Ganar la Copa de España significa, en principio, saber correr en parejas (la Copa de España siempre se disputa en parejas), punto débil de nuestros Continentales como ya he dicho en otras ocasiones  y después al ganar con el CACIT implica haber ganado, de manera absoluta,(ser mejor perro español y extranjero) una prueba donde participaron unos 160 perros, los mejores Continentales de España, Francia, Holanda, Portugal, Italia y Serbia, que de estos países hubo representación. Además Aire de Almayate fue seleccionado para representar a nuestro país en la Copa de Europa de Continentales, algo también impensable  hace un par de años, quedando subcampeones por equipos.

Como en la vida cada día hay un desafío nuevo,  los Korthals de Almayate (que bien podríamos llamar los de España) tienen ante sí el reto de sentar cátedra, también, con las perdices toledanas o castellanas dando continuidad a la primavera andaluza pero sobre todo en Francia donde la raza está muy asentada y extendida y donde otras razas de  perros españoles triunfan cada primavera.

Los Korthals de Almayate han entrado en el libro de honor de nuestra cinofilia y conociendo a Arturo, por ilusión,  empeño y ganas  su historia no ha hecho más que empezar.

Texto: Antonio Vicente Vicente*

*Juez Internacional Canino

Rep. Gráfico:  Arturo Manzano