Carlos Piñel muestra sus 'Diálogos con Antonio Gamoneda'

La exposición es fruto de un trabajo de dos años vinculado a la obra poética de este autor (GALERÍA DE FOTOS)

[Img #199118]

La exposición ‘Diálogos con Antonio Gamoneda’ del artista Carlos Piñel, que se puede visitar en la Galería Adora Calvo (calle del Arco 11), enriquece las posibilidades culturales de Salamanca desde este sábado.

Durante los años 2013 y 2014, la obra poética de Antonio Gamoneda ha sido el centro de atención en torno al cual Carlos Piñel ha venido desarrollando toda la obra pictórica. Más en concreto su último libro publicado, ‘Canción Errónea’ (editorial Tusquets). En él aparece un poema escrito expresamente por Gamoneda como reflexión sobre la obra del pintor que titula “ví palomas” (pág. 17).

En palabras de Carlos Piñel: “Todo ese universo poético de Gamoneda en el que intento sumergirme a través de mi obra, o más bien, como forma expresiva a través del lenguaje plástico que ensayo, se corresponde con su poética: la advertencia de la vida entendida como un accidente que ocurre entre una y otra inexistencia. En esa circunstancia, el acontecer existencial/accidental, es decir, el sufrimiento, el placer, la injusticia, el amor, incluso la propia conciencia, son entendidos, a su vez, como errores. Y el final de ese malentendido se vive con la lucidez de quien, sin querer renunciar a la memoria conmovida de las cosas, comprende su desenlace natural, la inminencia, anunciada y asumida”.

Toda la obra plástica está en formato digital, pinturas realizadas en el ordenador con tableta de dibujo. Una vez impresas, el trabajo continúa, cuando es necesario, en forma de elementos realizados con técnicas diversas: tinta china, lápiz y sobre todo, pintura acrílica. El resultado lo conforman más de un centenar de piezas, de las que una treintena, según criterio del autor, responden con más claridad a la propuesta desarrollada inicialmente. Un gran volumen sintetiza y acoge el trabajo citado: 29 poemas y 29 pinturas; Antonio Gamoneda y Carlos Piñel en un diálogo que persigue la lectura reposada en una hermosa convivencia con la obra artística que surge del verso. Un libro cuyas páginas han sido realizadas una a una, artesanalmente, como en los siglos medievales pero con tecnología actual y cuya edición, aún no decidida (de momento un solo ejemplar) no superará los 50 ejemplares.


s/img/periodico/img_199112.jpg" rel="lightbox" title="">