El industrial curtidor que encargó la famosa Casa Lis a principios del XX

El bonito inmueble se estrenaba en 1905 y en 1909 lo compraba Mamés Esperabé, rector de la Universidad de Salamanca
Miguel de Lis leyendo El Adelanto en presencia de su esposa.

Los señores de Lis realizan sus tareas habituales frente a la galería de la Casa Lis. Tomar café, leer el periódico ‘El Adelanto’ o coser eran tareas diarias para los dueños de la Casa Lis. Es la descripción de esta histórica estampa de la vivienda realizada por encargo del industrial curtidor Miguel de Lis y finalizada en 1905.

Al fallecimiento de éste, en el año 1909, el edificio fue comprado por Mamés Esperabé, rector de la Universidad. Aunque estuvo muchos años abandonada y con amenaza de ruina. El ayuntamiento se hizo con su titularidad y hoy en día es el Museo de Art Déco y Art Nouveau, el centro expositivo más importante de la ciudad y uno de los más visitados de Castilla y León.


La fotografía de los dueños de la Casa Lis en la galería principal de la casa, en los primeros años del siglo XX, pertenece al archivo Gombau.