Lunes, 9 de diciembre de 2019
Las Arribes al día

Los alumnos del CEIP Manuel Moreno Blanco descubren algunas de las singularidades de la villa

VITIGUDINO | Medio centenar de escolares conocieron el Mirador de la Torre, cómo se elabora una vasija de barro, el grabado en vidrio o cómo se realiza un programa de radio

[Img #159330]

La promoción de la villa vitigudinense sigue adelante. Después de la visita de los alumnos del CRA Pérez Villanueva, de Barruecopardo, este viernes le llegaba al turno a cerca de medio centenar de alumnos del CEIP Manuel Moreno, de Vitigudino, los que a pesar de haber correteado por lugares cercanos a los que visitaron en esta jornada, descubrieron algunas de las cosas más significativas que encierra su pueblo.

En este programa de visitas culturales a la villa participan distintos centros escolares de la provincia, y su objetivo, además de difundir algunos de los recursos o atractivos significativos que encierra la localidad, también contribuye a facilitar el desarrollo cognitivo, la formación, educación y sociabilidad de los escolares.

En este recorrido organizado por la responsable de la oficina de turismo y a la vez locutora de la emisora municipal de radio, María Teresa Marcos, los alumnos del CEIP Manuel Moreno Blanco se dividieron en tres grupos para asistir a otras tantas cuatro clases, mucho más divertidas que la monotonía de las aulas.

En estas cuatro clases didácticas conocieron y participaron en un programa de radio en la emisora municipal, el grabado sobre vidrio y la fabricación artesanal de elementos de alfarería, además de instruirse en una parte de la historia eclesiástica de Vitigudino a través del Museo de la Torre.

A su paso por la emisora municipal de radio, María Teresa Marcos hizo que los alumnos interviniesen delante de los micrófonos y contestasen cada una de las preguntas de la locutora. Entre tanto, otro grupo pasaba por el taller de alfarería de Ceferino Serrano en la calle Matadero, donde el artesano ofreció toda una lección para comenzar a manejar el barro sobre el torno.

Por otro lado, Roberto Vicente, de Manualidades Artdecor, ofrecía en el Mercado de Abastos una clase de grabado en vidrio, y, entre tanto, otro grupo asistía a la clase de historia en el Museo de la Torre ubicado en la iglesia parroquial y donde se ofrecen elementos religiosos de más de tres siglos de antigüedad.