Las estaciones del corazón: el otoño

[Img #123124]

Una vuelta por el campo, pasear por la ciudad. Los días oscuros o con el sol viejo que dora las piedras… la cámara y el paseo sin llegar a ninguna parte y girando concéntricamente alrededor de la Plaza. Nos encontramos en esa temporada en la que las hojas se caen, y antes de que caigan al suelo, los árboles adquieren una luz y un color especial. Una de las mayores ventajas del otoño son los colores que nos regala, una extraña mezcla, de rojo, verde, amarillo y marrón, prácticamente difíciles de encontrar juntos fuera de esta estación. El otoño  ha hecho acto de presencia generalizada en nuestros paisajes. Es una estación ideal para escritores, fotógrafos y corazones sensibles. Los colores más tamizados y la posición del sol, convierten a algunos lugares en espacios diferentes, coloristas y con ese toque nostálgico que otorga el clima otoñal.

[Img #123127]

En la naturaleza, al aire libre, es donde podemos encontrar mayores posibilidades para encontrar muchos más escenas otoñales. Aunque también en cualquier parque urbano se puede disfrutar de esos paisajes,  las hojas caídas, el tono de los árboles y sobre todo esos cielos que lucen impresionantes en el crepúsculo, cielos que son especialmente hermosos, románticos y, a veces, sumergidos en una desolación íntima que se conjuga con los espíritus más románticos.

[Img #123126]

 

de Mario Benedetti me vienen a la memoria estos versos:

Aprovechemos el otoño

antes de que el invierno nos escombre

entremos a codazos en la franja del sol

y admiremos a los pájaros que emigran

 

ahora que calienta el corazón

aunque sea de a ratos y de a poco

pensemos y sintamos todavía

con el viejo cariño que nos queda

[Img #123125]

 

aprovechemos el otoño

antes de que el futuro se congele

y no haya sitio para la belleza

porque el futuro se nos vuelve escarcha

[Img #123128]